En directo
    Economía
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Según Goldman Sachs Group Inc., la posición del dólar estadounidense como la moneda de reserva mundial está en riesgo, y lo demuestra el reciente aumento en los precios del oro. El banco elevó su pronóstico de un año para los precios del metal amarillo.

    El dólar, según el banco, se enfrenta a varios riesgos, incluido un posible cambio de la Reserva Federal hacia un sesgo inflacionario, unas crecientes tensiones geopolíticas, acumulación de la deuda por la pandemia, y una amenaza del rebrote del COVID-19.

    Para los expertos de Goldman, el creciente nivel de la deuda en Estados Unidos, que actualmente supera el 80% del producto interno bruto de la nación, y en otros países, aumenta el riesgo de que los bancos centrales y los gobiernos permitan que la inflación se acelere.

    "Han empezado a surgir verdaderas preocupaciones en torno a la longevidad del dólar estadounidense como moneda de reserva", advierten los estrategas de Goldman, entre ellos Daniel Sharp. 

    "El oro es la moneda de último recurso, particularmente en un ambiente como el actual donde los Gobiernos están degradando sus monedas fiduciarias y empujando las tasas de interés reales a mínimos históricos".

    Goldman Sachs estima que el oro alcanzará los 2.300 dólares en los próximos 12 meses debido a la creciente preocupación por la posición global del dólar estadounidense como moneda de reserva. Anteriormente, el banco estimaba que el metal amarillo costaría 2.000 dólares la onza.

    El banco también elevó su pronóstico para el precio de la plata a 30 dólares la onza en un horizonte de un año frente a sus estimaciones anteriores de 22 dólares. 

    A principios de julio, el experto del mercado de oro alemán Dimitri Speck comentó a Sputnik que la plata es "quizás una alternativa de inversión aún más atractiva que el oro".

    Etiquetas:
    economía, pronóstico, Goldman Sachs, inversiones, riesgos, dólar, oro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook