En directo
    Economía
    URL corto
    0 245
    Síguenos en

    Mientras que EEUU utiliza una política monetaria agresiva para mitigar el daño causado por la pandemia, existe un alto riesgo de que los inversores pierdan finalmente su confianza en los activos denominados en dólares, advirtió el ex director general adjunto del Fondo Monetario Internacional, Zhu Min.

    En el futuro próximo se espera que EEUU duplique su estímulo fiscal para las empresas afectadas por la crisis sanitaria. La Cámara de Representantes ya ha aprobado un paquete de tres billones de dólares, mientras que el Senado considera un proyecto de ley que prevé ofrecer ayuda financiera por un valor de un billón de dólares. 

    A su vez la Reserva Federal de EEUU aplicó una política monetaria agresiva, bajando las tasas de interés, que le ayudó a detener el declive de la economía estadounidense. Sin embargo, aun así esta actitud puede salirle por la culata, considera Zhu que actualmente dirige el Instituto Nacional de Investigación Financiera de la Universidad Tsinghua en Pekín. 

    ¿Por qué la amenaza aún persiste?

    Ahora, según el experto, las empresas son más vulnerables en comparación con la posición que han ocupado a nivel mundial durante la época de la crisis financiera de 2008. Su vulnerabilidad se debe al hecho que los tipos de interés bajos han impulsado el crecimiento de su endeudamiento. Por ello, la principal preocupación es si se produce "una explosión que provoque una pérdida de confianza repentina en el dólar estadounidense", señaló Zhu, citado por el periódico chino South China Morning Post.

    Incluso contando con esta ayuda, las empresas de EEUU podrían seguir quebrándose mientras que intentan adaptarse a la nueva realidad en la que la reanudación de sus operaciones deberá coexistir con las medidas de protección como el distanciamiento social. 

    A su vez, el estratega de Rabobank, Michael Every, destacó que una vez superado "el umbral crítico desconocido" por parte de la Reserva Federal —que aplica activamente la política monetaria de flexibilización cuantitativa— la hegemonía del dólar podría colapsar a medida que la gente pierde la fe en el dólar

    "Todos los sistemas [financieros] solo pueden ser empujados hasta cierto punto. ¿Quiere el mundo todavía uno centrado en la moneda estadounidense si sus billetes se imprimen abiertamente para financiar el gasto público que hace acrecentar el déficit externo?", se pregunta el analista.

    Cómo Washington utiliza el estatus privilegiado del dólar 

    Durante mucho tiempo los países han estado dispuestos a comprar los bonos del Tesoro de EEUU. Su gusto por estos activos proporcionó a Washington lo que se ha denominado un "privilegio exorbitante"

    Con su ayuda las autoridades estadounidenses pudieron afrontar los crecientes déficits e incrementar su deuda pública mientras que los fondos internacionales buscaron refugios en tiempos convulsos. Por ello no era sorprendente que la demanda de los activos denominados en dólares aumentara a comienzos de 2020 tras la expansión de la pandemia. 

    Durante décadas EEUU ha utilizado el estatus del dólar de ser una moneda de reserva para sancionar a sus oponentes. Esta política comenzó durante la presidencia de Bill Clinton (1993-2001) y se expandió bajo el gobierno de las Administraciones posteriores. La amenaza de sanciones probablemente entró en conflicto con el papel que desempeña el dólar, considera Steven Englander, uno de los directivos del banco Standard Chartered.

    ¿Es un rival el yuan chino para el dólar?

    Las ventas del dólar han continuado realizándose desde marzo y el 23 de julio el dólar alcanzó su nivel más bajo no registrado desde septiembre del 2018 en la canasta de las mayores monedas de reserva. Según Englander, este desliz, que realmente comenzó hace dos décadas, se debió a una combinación de factores: 

    • la menor participación del dólar en las reservas de China;
    • la venta por parte de los inversores.

    A su vez, el analista Li Liuyang del banco China Merchants destacó en una conferencia de prensa celebrada por la empresa Refinitiv que los esfuerzos de China para internacionalizar el yuan, especialmente en el comercio con los países asiáticos, pueden resultar exitosos si su moneda pasa a desempeñar un mayor papel como la de reserva y consigue igualar su cuota en 10 años con la del yen o de la libra esterlina.

    Las cifras más recientes del sistema internacional de pago SWIFT muestran que el dólar estadounidense sigue siendo en gran medida la divisa más utilizada en las transacciones internacionales, representando el 40,33% del tráfico comercial. Mientras tanto la participación en el comercio global del yuan es del 1,76%, y en las reservas mundiales de divisas es del 2%. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook