14:40 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    0 45
    Síguenos en

    Los beneficios de Iberdrola aumentan un 12,2% durante el primer semestre de 2020, situándose en 1.845 millones de euros. Una operación bursátil le reportó pingües beneficios, que añade a los de su negocio a modo de colchón. Su competidor Naturgy sólo ganó 334 millones, una caída del 43,6% respecto al mismo ejercicio del año anterior.

    No hay crisis en el sector energético español ni con una pandemia de por medio. El resultado contable de Iberdrola es ligeramente superior a las expectativas del mercado. La empresa también ha anunciado una mejora en su oferta por la energética australiana Ifigen Energy hasta los 0,57 euros por título en su competencia por absorberla frente a la filipina Ayala.

    De acuerdo con el informe de cuentas del primer semestre de 2020 remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Iberdrola subraya la imposibilidad de cifrar con precisión el impacto futuro de la pandemia de coronavirus en los resultados de la compañía durante los próximos meses, dado que la velocidad de recuperación de las economías de los países en los que está presente es todavía una incógnita, al igual que la vigencia de las medidas para paliar el golpe en los próximos meses.

    No obstante, la empresa dirigida por Ignacio Sánchez Galán prevé que el crecimiento de la compañía en 2020 rondará el 7%, por lo que se podrá mantener la retribución de las acciones en la misma proporción. Los beneficios al término del año podrían alcanzar los 1.670 millones de euros (un 7,5%). El sostén de estas cifras se produjo durante el primer trimestre, cuando Iberdrola se anotó beneficios del 30% fruto de la plusvalía de 485 millones de euros generada por la venta a Siemens de su participación (un 8%) en Gamesa. En cambio, en el segundo trimestre, ya en pleno estado de alarma en España, el resultado se contrajo un 13,6%, hasta los 588 millones.

    La reducción de negocio del segundo trimestre atiende a una caída de la demanda y a las provisiones por insolvencias debido a la pandemia (71 millones), entre otros factores. Reino Unido es el país donde la compañía registra las mayores pérdidas (70 millones), seguida de Brasil (58 millones). En España ascienden a 48 millones.

    El beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo ha ascendido a 4.918,2 millones de euros, un 1,4% inferior al registrado en los seis primeros meses del año anterior, con crecimiento en los negocios de renovables (+5,3%) y generación y clientes (+14,3%), y menor aportación del área de redes (-10,6%). El beneficio bruto de explotación ajustado (Ebitda ajustado), resultante de eliminar los impactos de la pandemia sobre este concepto (157 millones de euros), ha crecido un 4,2%, hasta los 5.075 millones de euros.

    "Avanzamos firmes en nuestro compromiso de invertir 10.000 millones de euros en 2020, demostrando que la vía para una recuperación rápida y sostenida es la economía verde", ha afirmado Ignacio Sánchez Galán, quien cifra la cartera renovable de Iberdrola en 58.000 MW de potencia, de los que un 60% se sitúa en EEUU y España. 

    Naturgy no gana tanto

    El otro gran grupo energético español, Naturgy, obtiene peores resultados, pues sus beneficios netos del primer semestre solo ascendieron a 334 millones de euros, un 43,6% menos respecto al mismo periodo de 2019.

    La compañía ha anunciado que actualizará su plan estratégico el próximo otoño de cara a 2022. El impacto de la pandemia de COVID-19 causó una acusada caída de la demanda energética (un -8,5% en el suministro eléctrico y un -9,7% en el de gas) en España en comparación al primer semestre del año anterior.

    Los precios se deterioraron y las divisas en Latinoamérica se depreciaron. El resultado bruto de explotación de Naturgy ascendía a finales de junio a 1.870 millones de euros, un 14,1% menos. En todo caso, la liquidez de Naturgy, líder de la distribución de energía eléctrica en Latinoamérica y de gas en España, asciende a más de 10.000 millones de euros, frente a los 8.037 millones al cierre del ejercicio de 2019. A ello ha contribuido la firma y reciente renovación de un crédito sindicado (entre Caixabank, BBVA y Santander) sostenible por importe de 1.000 millones de euros ligado a criterios medioambientales (objetivos de reducción de emisiones directas de gases de efecto invernadero) y que vencerá en julio de 2023.

    Etiquetas:
    Ignacio Sánchez Galán, Siemens, pandemia de coronavirus, demanda, caída, beneficios, energética, Iberdrola
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook