En directo
    Economía
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    A pesar de la difícil situación epidemiológica y las crecientes contradicciones entre China y su principal socio comercial, EEUU, hay cada vez más inversores extranjeros que prefieren la deuda pública del gigante asiático. Sputnik averiguó por qué los bonos chinos son tan atractivos.

    Los inversores de todo el mundo comenzaron a invertir activamente en el mercado de la deuda pública de China, uno de los más grandes del mundo. Como escribe el diario The Wall Street Journal, la participación del capital extranjero en los bonos chinos ha superado el récord de 4,3 billones de yuanes frente a los 2,26 billones del pasado mes de marzo.

    Lo curioso es que las inversiones extranjeras empezaran a crecer significativamente cuando la economía de China quedó afectada por el brote del COVID-19.

    Es que la pandemia afectó a todo el mundo, y los inversores ven que la economía de China dio una mejor respuesta a las consecuencias de la epidemia. Y esto refuerza su confianza en los bonos chinos, explicó Liu Dongmin, jefe del Centro de finanzas mundiales de la Academia China de Ciencias Sociales. 

    "Creo que la razón principal es que China logra hacer frente a la epidemia. En la actualidad, la fuerza económica de China ha aumentado. Por lo tanto, los productos financieros son cada vez más estables", comentó Liu Dongmin a Sputnik. 

    Al mismo tiempo, los rendimientos de los bonos chinos son mucho más altos que los de los países occidentales.

    "Por un lado, han sido más gravemente afectados por la epidemia. Y por otro, las economías de esos países se han desarrollado a un ritmo mucho más lento que la de China durante muchos años. Como resultado, vemos tasas de interés ultrabajas, cero e incluso negativas. Por lo tanto, la deuda de China se vuelve más atractiva para la inversión", explicó el analista.

    Los bonos de China a 10 años ofrecen ahora un rendimiento de más del 3%, mientras que los bonos estadounidenses, solo un 0,6%, y los japoneses, un 0,04%.

    Según Liu Dunming, también es beneficioso para las autoridades chinas que haya más extranjeros en la deuda pública china porque aumenta la eficiencia de la gestión.

    "Sin duda es muy ventajoso para nosotros que la proporción de inversores extranjeros entre los titulares de bonos chinos aumente. Porque, por un lado, esto desempeña un papel positivo en la internacionalización del yuan, y por otro lado, muestra la calidad de la gestión", comentó. 

    El experto también opinó que además de la deuda pública, China también puede empezar a ofrecer bonos del gobierno local a los inversores extranjeros. 

    "Damos la bienvenida a los inversores extranjeros que compran bonos del gobierno local en el mercado interbancario para que la deuda pública china y la deuda del gobierno local se conviertan en activos cada vez más seguros a los ojos de los inversores internacionales". 

    Los bonos de gobiernos locales juegan ahora un papel importante en la recuperación económica después de la crisis. En la primera mitad de 2020, los gobiernos locales emitieron bonos por valor de 3,49 billones de yuanes. 

    Este dinero debe ser usado para construir nueva infraestructura: redes 5G, centros de datos, industrias inteligentes, etc.

    Sin embargo, en general, la participación de los inversores extranjeros en China es todavía bastante baja: poco más del 4%. Esto se debe a que fue extremadamente difícil entrar al mercado chino hasta que a mediados de 2017 se puso en marcha el programa Bond Connect, que permitió a los extranjeros invertir en los mercados de bonos de la China continental a través del mercado de Hong Kong. 

    El año pasado, los bonos del gobierno así como los valores de algunos bancos estatales chinos se incluyeron en el índice agregado Bloomberg Barclays, y más tarde, en el JPMorgan. 

    Todos estos pasos condujeron a un aumento de la participación de los titulares extranjeros en la deuda pública china denominada en yuanes.

    Etiquetas:
    inversiones, China, deuda pública, yuan
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook