En directo
    Economía
    URL corto
    14614
    Síguenos en

    Las amenazas a las rutas de transporte de petróleo no son nada nuevo para el mercado del petróleo. Ahora surgió una nueva amenaza: uno de los mayores consumidores de petróleo del mundo, la India, puede cortar la vía del petróleo hacia China, cuyas importaciones dan el apoyo a la débil recuperación del la industria petrolera.

    El reciente enfrentamiento que estalló entre dos de los mayores importadores de petróleo del mundo —China e India— podría aumentar las amenazas a la seguridad a lo largo del segundo punto de embotellamiento más importante del mundo, el estrecho de Malaca.

    Este vital estrecho conecta el océano Índico con el océano Pacífico a través del mar de China Meridional y es la ruta de transporte de petróleo más corta desde los proveedores de petróleo de Oriente Medio hasta los mercados asiáticos como China, Japón y Corea del Sur. El estrecho de Malaca es el principal punto de estrangulamiento en Asia. En los últimos años, entre el 85 y el 90% de los flujos totales de petróleo anuales de más de 16 millones de barriles por día (bpd) pasan a través de este punto de estrangulamiento, según la Administración de Información Energética de EEUU.

    La relación entre la India y China siempre ha sido inestable, pero un reciente estallido de tensiones en la frontera entre ambos países se convirtió en el más violento de los últimos 50 años, desde que China e India libraron una guerra para establecer por dónde pasaría precisamente esta frontera. Ambos países son potencias nucleares, lo que ha preocupado a la ONU, que ha pedido a Pekín y Nueva Delhi que "ejerzan la máxima contención". 

    En los últimos días, los dos países parecen avanzar hacia la desescalada, pero la tensión permanece. 

    ¿Podría la India cortar los envíos a través del estrecho de Malaca?

    La posición de la India en el océano Índico y la presencia de su Marina en las islas Andamán y Nicobar, que están muy cerca del estrecho de Malaca, podrían teóricamente permitir a la India bloquear el estrecho entre Indonesia y Malasia, escribe H I Sutton, un experto en marinas, en la revista Forbes. 

    Un potencial cierre del estrecho de Malaca en caso de una escalada de tensión, una crisis o una guerra, podría permitir a la India ahogar los envíos de petróleo a China, el mayor importador de petróleo del mundo, que importa mucho petróleo de Oriente Medio a través de esa ruta.

    No obstante, un bloqueo del estrecho de Malaca es, por ahora, una posibilidad lejana, cree Tsvetana Paraskova en su artículo para Oilprice. 

    Si se cortaran los envíos, la India ahogaría los flujos de petróleo a las potencias del norte de Asia aliadas de EEUU, como Corea del Sur, subraya. También perjudicaría gravemente el comercio en toda Asia, incluidas sus propias corrientes comerciales mientras que la crisis del coronavirus hace estragos en las economías de todo el mundo, agrega.

    Los planes de China para evitar el suministro vía estrecho de Malaca 

    China tiene dos proyectos para reducir su dependencia del estrecho de Malaca en el comercio, incluido el comercio de petróleo. 

    Uno es el puerto de Gwadar en Pakistán, en el marco de la iniciativa Un cinturón, una ruta. Este proyecto prevé planes para transportar el petróleo desde el puerto hasta el interior de China. 

    El otro es la ruta del mar del Norte en el Ártico. China pretende construir una ruta de la seda polar, y "facilitar la conectividad y el desarrollo económico y social sostenible del Ártico", según el Plan de la Política del Ártico de China a partir de 2018.

    No obstante, estos planes tardarán años en completarse, e incluso cuando se completen, no eliminarán la dependencia de China del estrecho de Malaca para su comercio de petróleo, indica Paraskova. 

    La importación del petróleo a China

    Mientras tanto, las importaciones de petróleo crudo han sido un factor clave de apoyo a los precios del petróleo durante la pandemia de COVID-19.

    Las importaciones chinas se mantuvieron relativamente estables en marzo y abril, sosteniendo la demanda mundial de petróleo cuando otros países estaban en la cuarentena

    En mayo, China importó un récord de 11,34 millones de barriles diarios de petróleo crudo. Si bien parte de las importaciones récord se debió al repunte de la actividad económica, el otro factor fue el precio ultrabajo en abril, que estimuló la acumulación de existencias estratégicas y comerciales de petróleo crudo en China.

    En este contexto, una interrupción del flujo de petróleo hacia China podría causar la demora de la recuperación de la industria. 

    En junio, las importaciones de petróleo crudo de China alcanzaron otro máximo histórico de 11,93 millones de barriles diarios, un aumento de 820.000 barriles diarios con respecto a los niveles de mayo, según un análisis de mercado realizado por OilX Research. 

    OilX atribuyó este aumento en junio a la reactivación de la economía de China, junto con los precios favorables del crudo y los diferenciales. 

    En este contexto, dado que la capacidad de almacenamiento de petróleo en China se está agotando, no está claro cuánto petróleo comprará el mayor importador de petróleo del mundo en los próximos meses, indica Oilprice, al precisar que ahora los precios son el doble de los bajos que se vieron en abril.

    El medio concluye que una posible interrupción de las corrientes de petróleo a través de estrecho de Malaca podría hacer que los precios del petróleo se dispararan. Asimismo distorsionaría los fundamentos de los precios del petróleo y retrasaría la recuperación de la demanda mundial de petróleo después de la crisis de COVID-19, finaliza. 

    Etiquetas:
    industria petrolera, petróleo, la India, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook