En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    1120
    Síguenos en

    China recibe el 75% de las exportaciones de carne vacuna del país austral, que se ha transformado en el principal proveedor de este producto en tierras orientales. Ahora se busca deslumbrar con los cortes de lujo, destinados a los consumidores con mayor riqueza del gigante asiático.

    Mientras la pandemia de COVID-19 sacude el mundo, el mercado internacional de la carne también ajusta sus expectativas. En 2020, los envíos a China se vieron afectados por el impacto del coronavirus y el gigante asiático obligó a muchos exportadores a renegociar los contratos, con precios a la baja.

    Argentina, sexto productor y cuarto exportador de carne vacuna del mundo, viene de un 2019 en el que aumentaron 50% las exportaciones de este producto y donde se destaca un giro importante en el destino, con miras a satisfacer las necesidades de las crecientes clases consumidoras en China, cada vez más exigentes en cuanto a calidad.

    "Hoy estamos en un momento interesante porque ya nos conocen y ya tenemos una base, estamos esperando que termine la pandemia de COVID-19 para lanzarnos y salir fuerte", dijo a Sputnik Jorge Romero, gerente de Exportaciones del Grupo Urien Loza, dedicado a la venta internacional de cortes premium desde hace más de 25 años, y desde 2013 a China.

    Romero comentó que recientemente encontraron un nuevo cliente para venta de carne Angus certificada argentina. Se trata de Jerui Industry, una empresa hispano-china dedicada a la introducción de alimentos y vino de la más alta calidad mediante una cadena de restaurantes y tiendas de lujo.

    "Va a ser un año complicado. Dentro del contexto, alimentos y carnes estamos muchísimo mejor que muchos otros rubros, pero es muy errático en cuanto a cantidades a vender y precios. No me asusta en el mediano y largo plazo, sí en el corto. Mañana aparece un brote en un frigorífico o un puerto, lo cierran. Es todo un tema pero lo vamos llevando, somos optimistas", comentó.

    Por culpa de la pandemia, de diciembre de 2019 a enero de 2020, las exportaciones de carne bovina desde Argentina cayeron 30%, aunque todavía estaban 36% por encima de enero de 2019. Pasados los primeros meses, las importaciones de carne vacuna en el país asiático se reanudaron en marzo, permitiendo a los mercados exportadores recuperarse.

    Oportunidades pospandemia

    En 2019, Argentina duplicó sus exportaciones de carne vacuna a China, comparado con 2018, con lo que el gigante asiático se transformó en el principal destino de la carne austral, que representa el 75% de este mercado.

    A su vez, Argentina se convirtió en el principal proveedor de carne bovina de la potencia oriental, llegando en algunos meses a representar más de 30% del total de las importaciones de este segmento, de acuerdo a datos de la aduana china.

    "Tenemos algún otro nicho más chico al que enviamos algún aéreo o contenedor y seguimos investigando en el mercado, que es a lo que nos especializamos. Lo que tiene de bueno China, a diferencia de otros mercados, es que estás hablando de mucha gente: un pequeño nicho pueden ser miles o hasta millones de consumidores", mencionó Romero.

    El ingeniero en Producción Agropecuaria comentó que se ha avanzado mucho en siete años, cuando comenzaron a promover los productos argentinos en China. Explicó que en aquel entonces había que mostrarles dónde estaba el país ubicado en el mapa y desde entonces los "volúmenes fueron creciendo a pasos agigantados".

    Urien Loza se especializa en diferentes cortes premium de la especie Angus: lomo sin cordón, bife angosto, bife ancho sin costillas, corazón de cuadril, colita de cuadril, tapa de cuadril y entraña, los más exclusivos del mercado rioplatense.

    "La recepción de nuestros productos en China es muy buena. Entramos por precio, porque ellos ya compraban a Australia, con quienes tienen un enorme intercambio comercial, y con quienes ahora estamos compitiendo. Nosotros tenemos una marca país que en el resto del mundo es reconocido, en China seguimos trabajando para demostrar quiénes somos", contó.

    Romero advirtió que volver a la situación previa a la pandemia va a demorar un tiempo ya que la recuperación será paulatina, a la par de la reapertura de los comercios, restaurantes y hoteles, así como de la confianza del comprador particular, que dependerá de las autoridades chinas, y la normalización del comercio internacional.

    "Hoy, Europa es el principal comprador de carne premium argentina, pero la población va envejeciendo y van cambiando los gustos. Apareció un nuevo gigante que puede valorar en el largo plazo nuestro producto premium en todo Asia, arrancando por China, pero esperando abrirnos a Corea y Japón. Hablamos de 20 o 30 millones de ricos, o de gente que quiere tener un producto original, distinto", señaló.

    Etiquetas:
    economía, mercados, China, Argentina, exportaciones, carne, carne
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook