En directo
    Economía
    URL corto
    1281
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La estadounidense Chesapeake Energy, una de las pioneras de la industria del fracking, se acogió a la ley de bancarrota y solicitó protección para reestructurar su deuda, según se desprende de un comunicado de la empresa.

    "La compañía ha solicitado voluntariamente la protección del Capítulo 11 (de la ley de bancarrota) en el Tribunal de Bancarrotas de Estados Unidos para el Distrito Sur de Texas para facilitar una reestructuración integral del balance", dice la nota.

    Chesapeake implementará un plan de reorganización para "eliminar aproximadamente 7.000 millones de dólares de deuda", se explica.

    La compañía llegó a un acuerdo con los acreedores para obtener una financiación de 925 millones de dólares. Además, los acreedores y titulares de pagarés garantizados concederán a Chesapeake 600 millones de dólares.

    A finales de mayo, la Agencia Internacional de la Energía advirtió en su informe de que las inversiones en la industria estadounidense del esquisto caerían un 50% en 2020 frente al año pasado debido a la pandemia del COVID-19.

    Según la AIE, Estados Unidos registra este año el mayor recorte de la inversión en el sector energético de la historia, más del 25% en comparación con 2019, principalmente debido a la caída del gasto en la industria petrogasística.

    Etiquetas:
    bancarrota, EEUU, gas esquisto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook