En directo
    Economía
    URL corto
    2171
    Síguenos en

    La pandemia del COVID-19 ha acelerado el paso a la digitalización y las criptomonedas, provocando un debate sobre si los medios de pago tradicionales y los mecanismos seguros pronto serán cosa del pasado.

    El analista de riesgos políticos independiente Eric Kraus evaluó si el bitcóin podría sustituir al oro y si el yuan digital podría derrocar al dólar.

    El 8 de junio, el Banco Mundial sugirió que la recesión global relacionada con el COVID-19 sería la más profunda desde la Segunda Guerra Mundial con la mayor cantidad de economías que han visto disminuciones en el producto interior bruto (PIB) anual per capita desde 1870.

    En estas circunstancias, los inversores buscan modos de proteger sus activos de la tormenta económica. Se podría esperar que optaran por el oro; sin embargo, el metal amarillo está creciendo lentamente y aún no ha alcanzado los precios que tenía en agosto de 2011.

    Mientras tanto, las criptodivisas parecen estar ganando fuerza con los macroinversores, como por ejemplo Paul Tudor Jones, que compran los bitcoines como "una cobertura contra la inflación". Incluso China, que anteriormente se había demorado en adoptar las criptomonedas, ha duplicado las pruebas y el desarrollo de una tecnología blockchain soberana.

    ¿Podría el bitcóin reemplazar al oro?

    El experto compara la actual política monetaria mundial con el capitalismo de casino y no piensa que en un futuro cercano el bitcóin pueda reemplazar al oro. 

    "Es un excelente ejemplo del actual capitalismo de casino impulsado por la creación monetaria sin precedentes y los suicidas déficits presupuestarios de los países del G7", afirmó Eric Kraus, analista de riesgos políticos y experto financiero independiente.

    Kraus sostuvo que "las criptomonedas actuales son puros activos de juego". 

    "No tienen ningún respaldo ni uso en el comercio o como almacén de valor —extremadamente volátil, para proporcionar un juego divertido para los pequeños traders— no tienen un mercado financiero significativo", enfatizó.

    A su juicio, el precio de las criptodivisas es artificial.

    "La relativa debilidad del oro y la fuerza de las criptodivisas recuerdan el alza de los precios de Hertz y de otras empresas estadounidenses en quiebra, cuyos precios son impulsados por una nueva generación de pequeños traders que, al ser cancelados los deportes profesionales, han optado por apostar en el mercado de valores", señala. 

    "Cuando se compran acciones estadounidenses, ya no se está apostando por las empresas, sino por lo que harán los demás inversores, y sobre todo, por cuánto tiempo la Reserva Federal puede seguir inundando el mercado con liquidez. De la misma manera se puede apostar al 'rojo' o al 'negro' en la ruleta. ¿Qué podría ir bien?", explicó. 

    El experto financiero denuncia que en la teoría monetaria moderna ya no existen reglas y "cientos de años de práctica económica son irrelevantes, y uno puede prestar el camino hacia riquezas infinitas".

    Sin embargo, este punto de vista representa el fracaso de la gobernanza occidental, ya que "un sistema político robusto debe ser capaz de aceptar una cierta cantidad de dolor", según él.

    El experto destacó el carácter natural de los periodos de la recesión que aseguran el desarrollo posterior.

    "Las economías son cíclicas", explicó Kraus. "Las recesiones son un hecho desafortunado de la vida, ya que eliminan la madera muerta acumulada y permiten un nuevo crecimiento, que es dolor a corto plazo para obtener ganancias a largo plazo".

    Sin embargo, el crecimiento económico puede ser inestable a causa de los políticos que no se preocupan de las estrategias a largo plazo. Cuando los gobiernos "se fijan desesperadamente en el próximo ciclo electoral y luchan solo para mantener a sus electores contentos hasta que puedan ser reelegidos" el crecimiento económico se vuelve precario, subrayó.

    El yuan se vuelve digital: China ha superado el sistema occidental

    Mientras tanto, China corre contra el reloj desarrollando su propia criptografía. Según algunos informes, el país está pensando en crear un stablecoin regional vinculado con el yen japonés, el yuan chino, el won coreano y el dólar de Hong Kong. 

    Sin embargo, el afán de Pekín por adoptar las monedas digitales soberanas está impulsado por una lógica diferente, señaló el analista.

    "Aunque China es ahora la mayor economía del mundo (en términos reales) y sigue superando a Occidente en un 7-8% anual, sigue estando obligada a trabajar dentro de un sistema financiero global diseñado en un momento cuando EEUU representaba el 48% del PIB mundial, con Asia como un error de redondeo", indicó Kraus al agregar que China ha superado ese sistema.

    Al mismo tiempo, EEUU se esfuerza por frenar el ascenso de China utilizando sus herramientas de guerra económica favoritas de todos los tiempos, como las sanciones y, en particular, el acceso al sistema del dólar.

    De esta manera China "debe encontrar la manera de hacer negocios con su propia moneda, pero sobre todo de liberarse de la amenaza constante del chantaje norteamericano", subrayó el experto financiero.

    Una de las formas son los pagos en su moneda digital protegidos de la interferencia de los reguladores occidentales, afirmó.

    "Por ahora, al crear una criptomoneda realmente respaldada por un activo duro —el yuan y posiblemente otras monedas asiáticas— se podría prescindir en última instancia de la SWIFT domiciliada en Bélgica y del sector bancario estadounidense", señaló.

    Al mismo tiempo el desarrollo del backend del yuan digital se terminó, anunció el 20 de junio, Wang Zhongmin, el exvicepresidente del Consejo Nacional del Fondo de Seguridad Social del Banco Popular de China durante el Foro en línea de Fintech 2020. 

    Según Wang, China se esfuerza por crear una infraestructura de pago en la que puedan coexistir varias monedas criptográficas con monedas digitales soberanas.

    Eric Kraus no descarta que una mezcla de monedas regionales competidoras pueda algún día reemplazar el sistema financiero mundial centrado en el dólar, subrayando que ni el yuan ni el euro podrían hacerlo solos.

    "Dado que China es ahora la mayor y más rápida economía del mundo y la única que crece, es probable que el bloque asiático se convierta en el predominante", prevé Kraus.

    Etiquetas:
    economía digital, bitcóin, oro, criptomonedas, China, yuan
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook