En directo
    Economía
    URL corto
    3552
    Síguenos en

    China corre el riesgo de quedar desconectada del sistema financiero del dólar de EEUU, advierte el vicedirector de la Comisión Reguladora de Valores de China, Fang Xinghai. Dada la experiencia de Rusia, el gigante asiático debe prepararse para una guerra financiera contra Estados Unidos, agrega. ¿Serán justificadas estas advertencias?

    Según Fang Xinghai, el hecho de que China dependa principalmente del sistema de pagos en dólares estadounidenses en los acuerdos internacionales la hace vulnerable a posibles sanciones por parte de Estados Unidos. 

    "Tales cosas ya han sucedido a muchas empresas e instituciones financieras rusas. Tenemos que hacer preparativos tempranos, preparativos reales, no solo psicológicos", dijo Fang en un foro organizado por el medio de comunicación chino Caixin.

    En particular, Fang llamó a iniciar una labor específica para diversificar el sistema de transacciones internacionales y no centrar toda la actividad económica extranjera en el dólar.

    Los expertos chinos y occidentales advierten de una posible guerra financiera entre China y EEUU tras la firma por parte de Trump de una ley de sanciones contra Pekín por la supuesta violación de los derechos de la etnia uigur. La ley prevé la imposición de sanciones financieras a los funcionarios y organizaciones que, desde el punto de vista de Estados Unidos, violen los derechos de los uigures. 

    Además, una reacción negativa de EEUU y varios otros países occidentales a la ley de seguridad nacional de Hong Kong y las acusaciones de la supuesta desinformación sobre el COVID-19 por parte de China, echaron más leña al fuego.

    Todo esto sugiere que EEUU podría aplicar contra China el mismo esquema de sanciones que usó contra Rusia. 

    Las sanciones de Estados Unidos contra Rusia comenzaron en 2013 con la ley Magnitski y continuaron con la reincorporación de Crimea a Rusia. Más tarde, EEUU impuso otras restricciones bajo el pretexto del incidente de Salisbury, la presunta intervención de Rusia en las elecciones de EEUU o los supuestos ataques de hackers rusos.

    Las acusaciones contra China son similares a las rusas en cuanto a la ausencia de pruebas. Sin embargo, Washington todavía no ha tomado ninguna medida real. Trump todavía no ha impuesto las sanciones por los uigures y por la presunta desinformación relacionada con el coronavirus, que apareció en China.

    Por lo tanto, es más probable que EEUU aplique sanciones específicas sin ejercer una presión financiera a gran escala sobre China, opinó Jia Jinjing, director adjunto del Centro de Investigación Financiera Chungyang de la Universidad Popular de China.  

    "Es imposible imponer sanciones financieras sistémicas a China debido a su enorme tamaño y a la situación financiera relativamente turbulenta de Estados Unidos. No obstante, no cabe duda de que se pueden imponer algunas sanciones financieras parciales a China, como las sanciones a las cuentas personales o a las cuentas empresariales", señaló el experto consultado por Sputnik.

    El analista observó que las sanciones estadounidenses impuestas a Rusia también se dirigen a empresas e individuos y no pueden aplicarse a toda Rusia. 

    A finales de abril, el presidente de la Bolsa de Oro de Shanghái, Wang Zheying, advirtió que el mundo necesitará una alternativa al dólar tras la pandemia. Según Wang, el dólar, como arma de presión de Estados Unidos y fuente de vulnerabilidad para otros países, ya no puede funcionar como una moneda mundial.

    Etiquetas:
    finanzas, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook