En directo
    Economía
    URL corto
    0 211
    Síguenos en

    La postura de España, Francia, Reino Unido e Italia se mantiene invariable. Pese a las amenazas de EEUU, no cejan en su empeño de fiscalizar las ganancias de sus gigantes tecnológicos en Europa. El Gobierno español prevé recaudar hasta 968 millones de euros con este impuesto, una cantidad apenas superior al importe de los aranceles.

    La rotura unilateral por parte de EEUU de las negociaciones en el marco de la OCDE sobre la instauración de un impuesto que grave la actividad de empresas como Google, Amazon o Facebook en varios países de Europa, empieza a arrojar los primeros datos.

    Se estima que los aranceles que podría promover el país norteamericano frente a las importaciones españolas causen pérdidas cifradas entre 700 y 900 millones de euros. Es una cifra similar a lo que el Ministerio de Hacienda de España espera recaudar con el gravamen a las transnacionales estadounidenses: 968 millones. Los expertos calculan el monto económico al que podrían ascender las represalias de Washington atendiendo al caso de Francia y a la naturaleza de las exportaciones de este país y también de España. Perfilado numéricamente el volumen de las represalias, el problema de fondo radica en que al no existir ningún tratado de comercio entre EEUU y la Unión Europea, los países miembros que están decididos a aplicar la denominada tasa Google se enfrentan a unos potenciales aranceles unilaterales en cada caso. En otras palabras, la mediación de Bruselas para negociarlos o suavizarlos tendría muy poco margen de maniobra, más allá de la diplomacia.

    España sigue decidida a aprobar esta nueva fiscalidad, que ya superó su primer trámite parlamentario en forma de proyecto de ley, tras esquivar las enmiendas a la totalidad promovidas por los partidos opositores PP, Vox y Ciudadanos. El Gobierno español confía en poder cobrar la primera cuota trimestral a finales de este año.

    Sectores afectados

    Las empresas españolas que tendrían que enfrentarse al nuevo horizonte arancelario en EEUU pertenecen a los sectores agroalimentario, energético y de maquinaria eléctrica. Sin embargo, la situación no les pilla de improviso, habida cuenta de que la problemática arancelaria viene de atrás.

    Fue en octubre de 2019 cuando, amparado en una resolución de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Estados Unidos obtuvo vía libre para sancionar a Francia, España, Alemania y Reino Unido con aranceles a sus bienes exportados por valor de 7.500 millones de dólares, en represalia por los subsidios comunitarios que recibía el consorcio aeronáutico Airbus. EEUU estimó que Boeing, su competidor estadounidense, no podía desenvolverse en igualdad de condiciones. Se calcula que el fallo afectó a España en unos 790 millones de euros, dada la introducción de aranceles en EEUU a las exportaciones europeas.

    Productos como el aceite de oliva, cárnicos, aceitunas o vino han experimentado desde finales de 2019 caídas dispares en su comercialización debido a un arancel del 25%. Si las ventas de vino español en EEUU se han reducido un 5,8% según el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), el aceite de oliva se ha desplomado, al experimentar una reducción del 83% (sólo 830 toneladas, su volumen más bajo desde 1996), mientras sus competidores portugueses y tunecinos crecían exponencialmente.  

    La respuesta española

    Ante la imposibilidad de acordar con EEUU una solución global a la problemática del gravamen a sus empresas tecnológicas, por iniciativa norteamericana se decidió entablar la negociación a nivel europeo en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

    Y este ha sido el escenario del que precisamente se han marchado de manera unilateral los estadounidenses. A principios de junio, la ministra de Hacienda española, María Jesús Montero, defendió la conveniencia de la aplicación de la tasa Google, pues gravará a empresas sometidas a nula tributación en España. "Son grandes empresas multinacionales que apenas contribuyen en los países donde generan beneficios", manifestó en sede parlamentaria. Monteró subrayó que la norma tendrá "carácter transitorio hasta que se apruebe una normativa a nivel mundial o al menos europeo".

    Tras la comunicación por parte de su homólogo estadounidense, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, de que EEUU contestará con una "respuesta proporcional", Montero afirmó que "España no va aceptar ningún tipo de amenaza", reiterando que la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez continúa firme.

    Etiquetas:
    EEUU, amenazas, UE, Steven Mnuchin, María Jesús Montero, Ministerio de Hacienda, Amazon, Facebook, Google, impuestos, tasas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook