En directo
    Economía
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BRUSELAS (Sputnik) — La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé que el PIB de la zona euro se contraiga un 9,1% en 2020 si no se produce un rebrote del nuevo coronavirus.

    En caso de una segunda ola que podría ocurrir para finales del año, la economía del bloque monetario podría caer un 11,5%, según las previsiones del ente.

    La OCDE señala que dado el elevado grado de incertidumbre, ambos escenarios son igualmente probables.

    La economía alemana podría retroceder entre un 6,6% y un 8,8% en estos dos escenarios.

    Para el año 2021 la OCDE augura un crecimiento del PIB de la eurozona del 6,5%, bajo el escenario favorable, y solo del 3,5% en el caso de rebrote de coronavirus.

    En las previsiones del 2 de marzo la OCDE pronosticó el aumento del 0,8% del PIB de la eurozona en 2020.

    En cuanto al 2021, la organización auguraba un crecimiento económico del 1,2%.

    Consumo privado y desempleo

    El consumo privado en la zona euro puede reducirse un 12,7% al cierre del año, mientras que el desempleo puede aumentar un 10,3% si llega una segunda ola de coronavirus.

    Si no hay una segunda ola, el consumo privado de los países de la eurozona puede reducirse un 9,9% en 2020, y el desempleo puede crecer hasta un 9,8%.

    Según la OCDE, en 2019 el desempleo en la eurozona se situó en un 7,6%, y el consumo privado creció un 1,3%.

    Además, la organización considera que en 2021 el consumo privado crecerá incluso ante el escenario desfavorable, un 5,5%; y si no hay una segunda ola del virus, aumentará un 8,6%.

    Mientras tanto, el desempleo en 2021 ante ambos escenarios no disminuirá hasta los niveles de antes de la crisis. De acuerdo con el el peor escenario, puede alcanzar un 11%, y en el escenario más favorable se situará en un 9,5%. 

    PIB global 

    Al mismo tiempo, el PIB mundial caerá este año un 6% si no hay una segunda ola de coronavirus, y un 7,6% en caso de rebrote, pronosticó la OCDE.

    "En caso de un 'doble golpe' el PIB global, según pronósticos, disminuirá un 7,6% este año y estará muy por debajo del nivel registrado antes de la crisis para finales de 2021. En caso de un 'único golpe', según pronósticos, el PIB mundial caerá un 6% este año, pero casi alcanzará el nivel registrado antes de la crisis para finales de 2021", informó el organismo internacional.

    Según la previsión de la OCDE, la economía mundial crecerá un 5,2% en 2021 si no hay una segunda ola de coronavirus.

    En lo referente al PIB global, este podría aumentar solo un 2,8% el año que viene en caso de rebrote.

    El 8 de junio, el Banco Mundial declaró que la economía global registraría una contracción de un 5,2% este año, lo que significará la recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) debido a la pandemia de coronavirus y a las medidas de cierre de actividades para luchar contra su propagación.

    Al mismo tiempo, la institución financiera espera que el PIB global crezca un 4,2% en 2021.

    Economía española

    La OCDE augura que España podría sufrir una contracción de su producto interior bruto (PIB) de hasta el 14,4% si hay un nuevo brote de coronavirus en la segunda mitad de 2020.

    "Se proyecta que la economía se contraiga en un 14,4% en 2020 en un escenario con un segundo brote de virus, y en un 11,1% en un escenario en que la pandemia disminuye en verano", indica el último informe económico del organismo.

    Según las previsiones económicas publicadas por la OCDE, la economía española será la más afectada entre todos los países que componen el organismo si se produce un nuevo brote de COVID-19.

    El organismo contempla este como uno de los escenarios posibles durante el transcurso de la segunda parte del año, con contracciones similares en Francia, Italia y el Reino Unido.

    Sin embargo, la OCDE plantea un contexto alternativo en el cual el COVID-19 no vuelve a propagarse por Europa y el PIB de España se reduce en un 11,1%.

    En este escenario, el país más afectado sería Reino Unido, con una caída del 11,5% y efectos parecidos en Francia e Italia.

    "En ambos escenarios, la caída de la demanda interna, debido a la destrucción del empleo y el cierre de la actividad son factores clave de esta contracción", sostiene el informe con respecto a los datos de España.

    La caída de la demanda externa, especialmente en el sector turístico, será uno de los factores que más perjudicará a la economía española en 2020.

    También fueron perjudiciales para la economía las medidas de contención de la pandemia desplegadas por el Gobierno, que incluyeron el cierre de escuelas, el confinamiento de la población y un bloqueo nacional de la actividad económica.

    Sin embargo, la OCDE reconoce las "medidas significativas" activadas por el Gobierno español para apoyar el empleo y proporcionar liquidez a la economía durante la crisis.

    También indica que el confinamiento, junto a la expansión de las capacidades de los hospitales y de las pruebas de diagnóstico del COVID-19, serán clave frente a futuros brotes.

    "Independientemente de que se produzca o no un rebrote de la enfermedad, las consecuencias serán graves y duraderas", apunta el informe.

    Economía de Italia

    El PIB de Italia podría contraerse en un 14%, si se produce una nueva oleada del coronavirus, según estimado de la OCDE.

    "Se estima que el PIB se reducirá en un 14% en 2020 para recuperarse en 5,3% en 2021, si hay un nuevo brote del virus este año", advierte la OCDE en su informe "Perspectivas económicas".

    En cambio, "si se logra evitar otros brotes, el PIB disminuirá en 11,3% en 2020 y volverá a crecer en 7,7% en 2021".

    La OCDE prevé que "la producción industrial se reanudará rápidamente después del levantamiento de las medidas de confinamiento, mientras el turismo y muchos servicios, que están vinculados al consumo y dependen de la demanda, se recuperarán de manera más gradual".

    Según la Organización, en ambos escenarios, a finales de 2021 el PIB italiano no logrará alcanzar el nivel anterior a la crisis.

    Las medidas tomadas por el Gobierno italiano para apoyar la economía nacional son adecuadas, pero tendrán como consecuencia el aumento de la deuda pública que ya estaba a un nivel muy alto antes de la crisis, destaca la OCDE. 

    PIB de Rusia

    El producto interno bruto (PIB) de Rusia disminuirá este año un 8% si se evita una segunda ola del coronavirus, y si habrá un nuevo brote, la economía rusa retrocederá un 10%.

    "Considerando una incertidumbre extraordinaria, en esta previsión económica se ofrecen dos escenarios igualmente probables para cada país y economía: un guión en que se producirá un segundo brote en todas las economías hacia finales de este año, y un guión alternativo en que se consigue evitar un segundo brote", dice el nuevo informe de la OCDE. 

    La organización prevé que en 2021 la economía rusa empezará a recuperarse: en caso de evitarse la segunda ola aumentará un 6%, y si se produce, crecerá un 4,9%.

    El 8 de junio el Banco Mundial anunció que empeora su pronóstico de caída del PIB ruso este año, al 6% en lugar del 1% proyectado en abril. Para 2021 la institución internacional prevé una recuperación económica en Rusia del 2,7%.

    Por su parte, las previsiones del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia apuntan a una reducción del PIB del 5% en 2020, y un crecimiento del 2,8% en 2021.

    PIB de China

    El PIB de China caerá un 3,7% en 2020 si llega una segunda ola de coronavirus, según el informe de la OCDE.

    "Después del mayor colapso trimestral registrado en el primer trimestre, el PIB disminuirá aproximadamente un 3,7% en 2020 si hay un rebrote del virus este año, y un punto porcentual menos si se previene el nuevo brote", dice el documento.

    En 2021, la OCDE pronostica que la economía china se recupere: si no hay una segunda ola de la propagación del coronavirus, el PIB de China crecerá un 6,8% y si el virus regresa, solo un 4,5%.

    En abril, la Oficina Nacional de Estadística de China comunicó que el PIB del país disminuyó un 6,8% en el primer trimestre de 2020 en términos anuales debido a la pandemia de coronavirus.

    De este modo, el PIB de China mostró un crecimiento negativo por primera vez desde 1992, cuando Pekín empezó a publicar la estadística.

    El principal indicador macroeconómico defraudó las expectativas de los expertos que habían pronosticado una disminución del 6,5%.

    PIB de México

    La OCDE pronostica que la economía mexicana sufrirá este año 2020 "una grave recesión" con una caída histórica del PIB de 7,5% por el impacto de la pandemia del COVID-19.

    "El principal riesgo a la baja es que se produzca una contracción más profunda y una recuperación más lenta de lo previsto en EEUU", indica el organismo que reúne a las principales economías del mundo.

    Un rebrote de la pandemia que obligue a un nuevo confinamiento, podría derrumbar aún más el PIB a una contracción de 8,6%, indica el capítulo mexicano del Panorama Económico del G-20.

    Dada la magnitud de la recesión, se justificaría poner en marcha nuevas medidas monetarias "como transferencias a trabajadores tanto del sector informal como el formal, que hayan perdido su empleo o sufrido pérdidas importantes de ingresos y reformar el programa de seguro de desempleo", recomienda la OCDE, que encabeza el extitular de Hacienda y excanciller mexicano José Ángel Gurría.

    La recuperación de 2021 sería del 2%.

    El pronóstico previo de la OCDE del 2 de marzo, estimó que el PIB de la segunda economía mexicana crecería 0,7% este año.

    La OCDE estima una caída del PIB similar a la calculada por el Banco Mundial (BM) para la segunda economía latinoamericana en su informe difundido el 8 de junio.

    El BM indica que la economía de México será afectada por la caída de los precios del petróleo, la interrupción del turismo que la pone "en camino de contraerse en un 7,5%", similar a la caída de Argentina de 7,3%.
    El comercio global

    Además, la OCDE prevé que este año el comercio global se desplome un 9,5% a causa de la pandemia de coronavirus, y hasta un 11,4% en caso de una segunda ola para fines de año.

    El organismo internacional destaca que se trata de un pronóstico aproximado, pues en el primer caso se logra evitar que el virus se siga propagando hasta fines de años, y en el segundo hay un rebrote de la pandemia a nivel mundial que repercute en la economía.

    Ya para 2021 la OCDE espera un crecimiento del 6% en caso de un desarrollo favorable de la situación, y de un 2,5% en caso de que aparezca una segunda ola de coronavirus. 

    El informe asegura que en 2019 el comercio aumento en un 1,1% a nivel global, mientras un año antes, en 2018, ese índice alcanzó un 3,9%. 

    Etiquetas:
    comercio, Rusia, economía, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook