En directo
    Economía
    URL corto
    0 213
    Síguenos en

    La extracción y cotización de crudo no atraviesa su mejor momento. La peor parte, se la llevan las plataformas petrolíferas en alta mar de los diferentes países, cuyas condiciones provocan complicaciones adicionales en tiempos de pandemia.

    2020 está siendo todo un desafío para el sector del petróleo: una pandemia global que está lastrando los precios, instalaciones de almacenamiento de crudo llenas, y ahora, por si fuera poco, se ciernen cada vez más dudas sobre la demanda que tendrá este bien en el futuro.

    Si a esto le añadimos que se avecina la época de huracanes, tenemos una tormenta perfecta que está obligando a las grandes petroleras a buscar soluciones drásticas. Algunas de estas ya se han puesto manos a la obra para redirigir toda las extracciones de las plataformas a tierra, donde las instalaciones son más flexibles y los costes operacionales son menores, destaca el portal Oil Price.

    No hay más que fijarse en las limitaciones físicas que supone trabajar en estas plataformas en mitad del mar. En condiciones de pandemia mundial, esta situación hace más vulnerables a los trabajadores que se encuentran en ellas. De hecho, la compañía Royal Dutch Shell ya se ha visto obligada a evacuar a algunos de sus empleados infectados del virus de una de las plataformas.

    La propagación del virus en estas instalaciones, por desgracia, no es un hecho aislado. La misma situación se ha repetido en el golfo de México, en el mar del Norte y en Mozambique, Canadá y Kazajistán, donde cientos de operarios se han contagiado del temido virus en las últimas semanas.

    Las plataformas petrolíferas llevan años haciendo frente a grandes adversidades, y muchas compañías que operan utilizándolas todavía se tienen que recuperar de la última gran caída del precio del petróleo de 2014-2015, cuando los precios cayeron a mínimos de 40 dólares.

    Estas estructuras y su equipamiento asociado, por lo general, "no podrán pagar su deuda pendiente total de 2020 sobre la base de su flujo de caja de las actividades operativas, a menos que puedan hacer suficientes recortes de gastos de capital. De lo contrario, tendrán que recurrir a los mercados de capital para refinanciarse", dijo Rystad en abril a Forbes.

    Y con la economía global que se enfrenta a dificultades, es posible que la industria no pueda asegurar los fondos que necesita para mantenerse a flote, concluye el artículo.

    Etiquetas:
    crisis, coronavirus, mar, plataforma, petróleo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook