En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (214)
    0 62
    Síguenos en

    La nueva realidad que está moldeando el virus SARS-CoV-2 llega al mundo del empleo. Primero destruyéndolo y luego modificándolo, profesiones como controlador de temperatura corporal ya no suenan a chiste. Los profesionales de la salud, la logística y las nuevas tecnologías copan la oferta, una mezcla de servicios esenciales y sofisticados.

    El efecto demoledor en el mercado laboral provocado por la crisis económica a cuenta de la pandemia de coronavirus ofrece datos que subrayan la excepcionalidad de esta contingencia global.

    En España, según se acomete progresivamente la desescalada de las medidas de confinamiento, se observa un aumento moderado de la demanda de empleo. Es evidente que las empresas mejor dotadas tecnológicamente para desempeñar su labor mediante el teletrabajo, han aguantado mejor el envite. Pero también lo han hecho los llamados sectores esenciales de la economía. De esta manera, según un estudio del portal de empleo Infojobs, los sectores que han liderado la generación de empleo durante el paulatino levantamiento de las medidas de restricción son los de informática y telecomunicaciones, compras, logística y almacén.  

    Caída y repunte

    Con 3,9 millones de trabajadores afectados de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) ―el 16% de la población activa―  la vuelta a la actividad económica en algunos territorios empieza a dejar entrever nuevos comportamientos en el mercado laboral, aunque de forma muy moderada. Las ofertas de empleo publicadas por Infojobs experimentaron un descenso del 71% entre el 14 de marzo y el 17 de mayo con relación al mismo período del año anterior.

    Sin embargo, los datos de las dos primeras semanas de desescalada (del 4 al 17 de mayo) indican un aumento del 20% en la demanda de empleo respecto a las semanas anteriores (del 20 de abril al 3 de mayo). "Mientras la demanda de profesionales sanitarios se ha ido estabilizando durante las últimas semanas, otras profesiones emergen para dar respuesta a las nuevas necesidades y formas de consumir de los españoles", explica Mónica Pérez, directora de Comunicación de InfoJobs.

    ¿Quién genera empleo durante el confinamiento y la desescalada?

    Durante el periodo de cuarentena entre el 16 de marzo al 17 de mayo, y en comparación con las nueve semanas previas, la demanda de profesionales sanitarios creció un 92%, una cifra casi inversamente proporcional al descenso experimentado en puestos del sector del turismo y la restauración, un 94%.

    Los sectores esenciales son los que menos han sufrido las consecuencias del periodo de confinamiento. En el ámbito de la logística, compras y almacén, la caída del volumen de vacantes fue de solo un 20%. En el primer mes de cuarentena, el pico de la demanda de trabajo lo ocupó el sector de la salud (Infojobs ofertó 15.573 puestos de trabajo entre el 16 de marzo y el 19 de abril). Pero durante el segundo mes de confinamiento (entre el 20 de abril y el 17 de mayo) y con una presión asistencial menor en los hospitales, las ofertas para comerciales y agentes de ventas pasaron a liderar la estadística, con 12.805 vacantes ofertadas (Infojobs solo ofertó en este periodo 5.888 vacantes para profesionales de la salud)

    Los perfiles más demandados

    En principio, el sector de la limpieza ha experimentado un repunte en la solicitud de sus servicios durante la pandemia. La demanda creció supuestamente un 10% durante la misma, habida cuenta de la necesidad de limpiar y desinfectar todo tipo de establecimientos, edificios y lugares públicos, tales como colegios, hospitales, oficinas o supermercados.

    Pero es un dato engañoso. "Ese 10% se refiere a los servicios adicionales que se contratan para reforzar la limpieza. Porque en realidad la crisis ha reducido la facturación en torno a un 40%, según nuestras proyecciones", explica a Sputnik Jesús Martín, presidente de la Asociación de Empresarios de Limpieza de Madrid (AELMA), quien afirma que el sector se está recuperando muy levemente con la reapertura de establecimientos y centros.

    "Es cierto que algunos clientes solicitan ahora un refuerzo de los servicios de limpieza, de ahí viene ese aumento del 10%, pero no compensa con la caída de la actividad producida por el cierre de negocios durante el periodo de paralización total a excepción de los servicios esenciales", matiza.

    Se ofertan puestos de trabajo relacionados con la desinfección de espacios cerrados con diversos preparados químicos, pues la demanda de tal servicio a las empresas especializadas es altísimo; en la reapertura de oficinas y establecimientos hay que evitar al máximo el riesgo de contagio. "Pero también estamos notando una reducción de servicios por la crisis que se avecina", abunda en su explicación el presidente de AELMA. "Es decir, ya hay plantas que están produciendo menos y reduciendo la actividad. Los que continúan trabajando quieren reforzar la limpieza por motivos de seguridad, pero otros han reducido o liquidado la actividad y ya no necesitan la limpieza. Es un desastre. Y esto ya no es por el COVID-19, sino por la crisis económica", zanja.

    Cambio radical

    Podría decirse que la sintomatología de la COVID-19 en el mercado laboral está introduciendo fuertes cambios en la estructura de los trabajos temporales en España. Si los empleos en el sector de la hostelería siempre han marcado la temporalidad del mercado laboral español, ahora la naturaleza de los puestos ofertados es distinta.

    Operarios y técnicos de desinfección e incluso encargados de controlar la temperatura, son dos de los inusitados perfiles que las empresas de trabajo temporal empiezan a ofertar. Pero está por ver que puedan compensar la pérdida de casi un millón de empleos desde que se decretó el estado de alarma. Antes de la pandemia, este sector operaba casi exclusivamente en recintos industriales o sanitarios, y piscinas. Ahora tiene ante sí el desafío de satisfacer una demanda brutal para desinfectar comercios, oficinas, viviendas y espacios comunes en urbanizaciones y comunidades de vecinos. Y no todas las empresas obran con esmero, habida cuenta de que algunas utilizan substancias no incluidas en la lista de productos homologados por el Ministerio de Sanidad, como el potencialmente peligroso ozono. Los controladores de temperatura remiten a empresas que habrán de diseñar los protocolos de seguridad sanitaria en todos los ámbitos de la actividad económica.

    Los puestos de teleoperador se han revelado importantísimos durante el confinamiento estricto y de cara a la "nueva normalidad" es muy posible que su oferta siga en alza. Por ejemplo, ya a finales de marzo la compañía tecnológica Indra seleccionó a través de la empresa de contratación temporal Manpower a cientos de teleoperadores "para atender y dar asesoramiento a pacientes" durante la peor fase de incidencia de la pandemia de COVID-19 en España. Los servicios de atención telefónica o call center pueden ayudar a resolver distintas situaciones a sus usuarios, pero también han sido frecuentes las quejas de sus propios trabajadores, al no cumplirse estrictamente los requisitos profilácticos, como la distancia de seguridad entre los pupitres.

    Según Infojobs, los puestos más demandados en tiempos de coronavirus son los de representante comercial, teleoperador, conductor de reparto, desarrollador de software, mozo de almacén y auxiliar de enfermería. Es decir una amalgama entre trabajos esenciales y aquellos definidos por la tecnología. No en vano, el gigante de la venta por Internet, Amazon, reforzó su plantilla en España incorporando en las últimas semanas a 1.500 nuevos trabajadores para intentar satisfacer el aumento de la demanda online.

    Reestructuración y teletrabajo

    Las soluciones de las empresas para afrontar la llamada "nueva normalidad" atienden a criterios económicos, sanitarios y tecnológicos. Los ERTE han sido la solución más extendida; la han tomado el 42 % de las empresas y la mayoría de ellas (68 %) la han aplicado a más del 60 % de su plantilla.

    Pero la medida estelar para reestructurar el trabajo en aras de su conservación es el teletrabajo, sobre todo en grandes compañías y sectores cuya actividad se preste a la digitalización. Un estudio realizado en España por la empresa de colocación temporal Randstad, señala que hasta el 62 % de las empresas lo han adoptado totalmente, y la mitad de ellas a más del 60 % de sus trabajadores.

    Los empleos perdidos

    Pero hay trabajos que no pueden digitalizarse ni resolverse a distancia. De acuerdo con la caída de afiliaciones a la Seguridad Social, el sector más afectado por la crisis es el del turismo y hostelería, pues entre febrero y abril ha sufrido un retroceso del 10,5% (ha perdido 136.000 afiliados). La construcción acumula una pérdida de 130.000 puestos (un 16,5% menos de afiliación) y el comercio al por menor pierde también 63.000 afiliados. El sector educativo se ha contraído un 5,1% (56.000 puestos menos).

    El impacto es mayor sobre asalariados con contrato temporal y a tiempo parcial, según un informe de la multinacional Manpower Group en España, el impacto es mayor sobre asalariados con contrato temporal y a tiempo parcial. Es decir, la temporalidad que caracteriza a buena parte del mercado laboral español ha sido especial pasto de los efectos secundarios de la pandemia. La afiliación con contrato temporal se ha reducido en 602.000 personas, una caída elevadísima (un 14,7%) en comparación con la de los contratos indefinidos (unos 100.000 menos, el 1,1%). Y los trabajos con jornadas laborales parciales se han derrumbado (373.000 afiliados menos, una bajada del  10,1%). Se han destruido 379.000 puestos a tiempo completo, pero en términos relativos el porcentaje es menor (3,8%).

    Las mayores pérdidas de empleo se registran en Canarias (la hostelería representa un tercio del empleo perdido), Andalucía (la construcción registra una disminución del 23% y la hostelería el 20%), Castilla-León, Comunidad Valencia y Comunidad de Madrid, todas con datos similares.

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (214)
    Etiquetas:
    mercado de trabajo, trabajo online, teletrabajo, trabajo, empleo, mercado laboral, pandemia de coronavirus, coronavirus en España, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook