En directo
    Economía
    URL corto
    51062
    Síguenos en

    El Banco Central de Venezuela presentó una demanda ante el tribunal comercial de Londres contra el Banco de Inglaterra en un intento de obligarlo a entregar a Caracas sus reservas de oro, con las que el Gobierno venezolano planea financiar su programa contra el coronavirus.

    "Venezuela demanda en tribunal británico al Banco de Inglaterra por robarse 31 toneladas de oro venezolano en su resguardo. El saqueo es un crimen de exterminio al negar al pueblo medios vitales para enfrentar la peor pandemia en un siglo. ¡Es la guerra colonial contra Venezuela!", escribió Moncada en su cuenta de la red social Twitter.

    El embajador aseguró que no es la primera vez que el Banco de Inglaterra actúa como "agente de pillaje contra los pueblos", y que ahora "viola contratos y estafa naciones aprovechando la pandemia", hecho que calificó como un crimen de lesa humanidad.​

    Las reservas están estimadas en más de 1.018 millones de dólares, según un documento legal presentado ante el tribunal y citado por Reuters. Se trata de la mayor parte de los lingotes valorados en 1.200 millones de dólares que el Banco Central de Venezuela almacenó en su día en el Reino Unido. 

    En abril Venezuela envió una solicitud al Banco de Inglaterra en la que solicitó al principal regulador financiero del Reino Unido que vendiese parte de sus reservas y enviase las ganancias a la ONU para que pudiese ayudar al país caribeño en su lucha contra el coronavirus.

    El Banco de Inglaterra, que ofrece sus servicios a muchas naciones para almacenar oro, ha estado aplazando desde el 2018 la transferencia de 31 toneladas de este metal a Nicolás Maduro. El Reino Unido es uno de los países que no reconoce al mandatario venezolano como presidente legítimo del país. 

    La demanda presentada ante el tribunal comercial, fechada el 14 de mayo, apunta a que el banco central venezolano "busca una orden que requiera que el Banco de Inglaterra cumpla con las instrucciones propuestas".

    Los fondos, una vez transferidos al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se utilizarían para comprar equipos médicos, medicamentos y alimentos para afrontar la "emergencia del COVID-19" en Venezuela.

    Debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos y el desplome de los precios de petróleo, vender ese oro se ha convertido en una de las pocas opciones que puede utilizar la Administración de Maduro para recaudar los fondos necesarios.

    "El arrastre del Banco de Inglaterra está obstaculizando críticamente a Venezuela y los esfuerzos de la ONU para combatir el COVID-19 en el país", advirtió en un comunicado Sarosh Zaiwalla, un abogado de Londres que representa al banco central.
    Etiquetas:
    Banco de Inglaterra, oro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook