En directo
    Economía
    URL corto
    2885
    Síguenos en

    En 2019, la inversión directa china en EEUU cayó a su nivel más bajo desde la recesión de 2008. Ello se debió al cambio de política de Washington, que pasó a ver a Pekín como su competidor estratégico. Sin embargo, esta separación afectará más al país norteamericano que a su rival asiático, comentó a Sputnik el politólogo chino Jiang Yuechun.

    A modo de comparación, en 2017 la inversión directa china en EEUU fue de 29.000 millones de dólares, pero con el comienzo de la guerra comercial entre los dos países en 2018 esta suma se redujo hasta tan solo 5.400 millones de dólares.

    De esta suma, 4.800 millones de dólares fueron destinados a las inversiones de alto riesgo. Mientras tanto, en el primer cuatrimestre de 2020, tan solo 400 millones de dólares en inversiones de riesgo provinieron desde China.  

    El experto del Centro de Economía Mundial y Desarrollo del Instituto Chino para Estudio de Problemas Internacionales, Jiang Yuechun, atribuye estos cambios al hecho de que en diciembre de 2017 Estados Unidos publicó una nueva estrategia de seguridad nacional en la que reconoció a China como un rival estratégico. 

    Como resultado, las relaciones bilaterales pasaron a basarse en la competencia y empeoraron aún más en 2018, tras el inicio de la guerra comercial entre ambos Estados. El Departamento de Comercio introdujo en la lista negra a varias empresas chinas que de repente se vieron aisladas de la cooperación con sus socios estadounidenses. 

    A su vez, el Comité de Inversión Extranjera de los Estados Unidos intentó cerrar el acceso del capital chino a varias industrias con el pretexto de preservar la seguridad nacional o pasó a investigar los acuerdos ya concluidos, como fue el caso de la china ByteDance y la empresa emergente estadounidense musical.ly. La cooperación de estos socios posteriormente culminó con el lanzamiento de la red social TikTok, que sigue ganando popularidad en todo el mundo.

    La política de Estados Unidos aplicada respecto a China ha cambiado drásticamente. Por ello, Pekín y Washington podrán continuar intensificando su divorcio en el futuro, señaló a Sputnik Jiang Yuechun.

     "En estas circunstancias, la estrategia de Washington respecto a China ha cambiado en el plano económico, científico y técnico. (...) Observamos que esta situación está totalmente asociada al cambio de la política estadounidense con respecto a China".

    A la luz de estos hechos, Washington está revisando todas sus inversiones que se inyectan hoy en día en China. 

    Un ejemplo de ello fue el llamado de la Administración Trump a los fondos de pensiones estadounidenses, en el cual pidió a estos que dejasen de invertir en los índices bursátiles que incluyen a las acciones emitidas por las compañías chinas. Presuntamente, esto se pidió para que estos fondos no acaben financiando el negocio chino a expensas de los contribuyentes estadounidenses.

    No obstante, ya en 2017 la Junta Federal de Inversiones de Ahorro para la Jubilación de EEUU decidió que los fondos de pensión deberían optar por invertir sus capitales en el índice MSCI ACWI que engloba a las empresas de 47 países, incluidas las de China, que se atribuyen con el 7,5% de su capitalización bursátil.

    ¿Quién pierde más China o EEUU?

    A pesar de la epidemia de coronavirus, el índice chino CSI 3000 muestra los mejores resultados del mundo. Durante el 2020 el CSI 300 ha crecido un 3% mientras que otros índices se han hundido en las bolsas, incluido el S&P 500, que perdió el 3% de su valor 

    Visto el crecimiento económico en China se corre el riesgo de sufrir pérdidas al renunciar a la inversión en las empresas chinas. Por lo tanto, en el divorcio actual entre Pekín y Washington, el último puede verse en una situación peor que su rival asiático, destacó el experto.

    "En el contexto de la globalización, cualquier cooperación económica entre países puede ser mutuamente beneficiosa o, por el contrario, puede traducirse en una pérdida para todos. (...) En una situación caracterizada por la disminución de la inversión mutua, parece que EEUU sufrirá más daños que China", enfatizó.

    En caso de que Washington deje de invertir sus recursos en el país asiático, Pekín también sufrirá daños, pero ello no afectará al desarrollo de la economía china en términos generales, puesto que el país asiático continuará desarrollando la cooperación con otros Estados, concluyó Jiang Yuechun. 

    De hecho, China ya está buscando otros mercados para sus inversiones, incluida África. Los fondos chinos Qingliu Capital, Jiuhe Venture Capital y Shaka Ventures han invertido en la empresa nigeriana GONA, con sede en Lagos, que ofrece un servicio de pago sin efectivo en el transporte público. El fabricante chino de teléfonos inteligentes Transsion, que ocupa más del 58% del mercado africano, ha invertido 40 millones de dólares en la compañía de pago nigeriana PalmPay.

    Etiquetas:
    inversiones, guerra comercial, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook