En directo
    Economía
    URL corto
    2360
    Síguenos en

    Ante la pandemia del coronavirus, muchos países están tratando de aumentar las importaciones de trigo mientras sea posible. Hasta hace poco, los proveedores rusos han estado satisfaciendo esta demanda, pero "esta ventana se ha cerrado rápidamente", escribe la agencia Bloomberg.

    Para frenar el aumento de los precios del grano, el Ministerio de Agricultura de Rusia propuso a finales de marzo establecer una cuota temporal para sus exportaciones: no se pueden exportar más de siete millones de toneladas hasta finales de junio. Pero para el 26 de abril, el país había cubierto toda la cuota y dejó de exportar grano al extranjero.

    Rusia prohibió exportar algunos de los cultivos de granos más importantes para el país, como trigo y centeno, por cuestiones de seguridad alimentaria.

    Según el ministro ruso de Agricultura, Dmitri Pátrushev, esta medida "garantizará el volumen necesario de grano en el mercado interno, evitará el aumento de los precios de los principales cultivos, así como de los precios al consumidor de los productos finales de harina, cereales, pan e industrias cárnicas y lácteas".

    Mientras tanto, la situación en el mundo se complica por el hecho de que algunos otros países vecinos también han restringido las exportaciones de cereales, lo que "amenaza los cambios en el comercio mundial y suscita preocupación por la escasez de alimentos y el aumento de los precios", señala Bloomberg.

    Actualmente, muchos países, incluidos Egipto y Turquía, están tratando de aumentar las importaciones mientras sea posible. Hasta hace poco, los proveedores rusos han estado satisfaciendo esta demanda, pero "esta ventana se ha cerrado rápidamente", escribe la agencia.

    Recientemente, hubo un "aumento de la actividad", comentó el director del centro analítico de Moscú SovEkon, Andréi Sizov, al medio.

    "Los compradores quieren abastecerse, porque entienden que tal vez no tengan la oportunidad de hacerlo más tarde", explicó.

    Por otra parte, la prohibición de las exportaciones rusas puede resultar beneficiosa para sus competidores, como Estados Unidos y los países de la Unión Europea, señala la agencia.

    No obstante, Rusia había expresado a mediados de este mes su intención de mantener su estatus de mayor exportador de trigo al mercado mundial. Al mismo tiempo, el país espera tener una cosecha récord de grano este año 2020 que pueda batir el récord de 2017.

    Etiquetas:
    restricciones, cuotas, demanda, trigo, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook