En directo
    Economía
    URL corto
    2761
    Síguenos en

    En el primer trimestre de este año, la inversión en la deuda soberana de China aumentó un 28% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según Bond Connect Company. Los bonos chinos parecen cada vez más atractivos para los inversores pese a la epidemia que golpeó el país.

    El mercado de deuda soberana de China es uno de los más grandes del mundo, con 14 billones de dólares. La participación de los inversores extranjeros no es todavía muy alta: 319.000 millones de dólares.

    Sin embargo, comenzó a crecer rápidamente después del lanzamiento de Bond Connect, que permite a los inversores extranjeros invertir en los mercados de bonos de China continental a través de Hong Kong sin tener que abrir una cuenta comercial en China continental. Bond Connect liberó a los inversores extranjeros de una gran cantidad de trámites administrativos y facilitó el acceso al mercado de deuda soberana de China.

    Otro factor que atrajo a los inversores extranjeros fue la inclusión de los bonos denominados en yuanes en el índice Bloomberg Barclays Global Aggregate en abril del año pasado. Después de eso, 69.000 millones de dólares de capital extranjero se invirtió en los títulos chinos. El interés de los inversores creció aún más cuando JPMorgan Chase también incluyó los bonos chinos en sus índices, al seguir el ejemplo de Bloomberg.

    Es lógico invertir en la economía durante la fase de crecimiento, cuando el rendimiento de la inversión está casi garantizado. Pero ahora la situación es diferente.

    La economía de China se redujo en un 6,8% en el primer trimestre del año, por primera vez en varias décadas. La mayoría de los analistas consideraron que el declive de la economía china era inevitable debido a la epidemia de coronavirus, que paralizó la producción y la actividad comercial. Al mismo tiempo, las ventas al por menor y la inversión en activos fijos en China cayeron casi un 20% en el primer trimestre.

    Sin embargo, las economías de otros países también están experimentando graves dificultades a medida que la pandemia se va extendiendo por todo el mundo. Y la incertidumbre sobre la escala de la inminente crisis trae inestabilidad a los mercados mundiales. En este contexto, el mercado chino parece ser un "refugio seguro" para los inversores, comentó a Sputnik el experto del Centro de economía mundial y desarrollo del Instituto chino de asuntos internacionales Xu Xuemei. 

    Según el analista, el interés de los inversores extranjeros en el mercado de la deuda china está creciendo por varias razones:

    • En primer lugar, debido a la propagación de la epidemia de coronavirus y a las fluctuaciones del mercado petrolero, la volatilidad de los mercados bursátiles mundiales ha aumentado y la gente ha tomado conciencia de los riesgos.
    • En segundo lugar, debido a la política monetaria blanda de muchos países, la Reserva Federal y los Bancos Centrales de otros países han reducido drásticamente los tipos de interés. Así pues, la diferencia entre las tasas de los títulos de deuda estadounidenses y chinos está aumentando.

    "El mercado chino ha demostrado ser atractivo para los inversores extranjeros porque, a pesar de la epidemia, los fundamentos económicos de China han permanecido inalterados y nada impide la recuperación y el crecimiento a largo plazo de China. China está aumentando la apertura de sus mercados financieros. Los inversores extranjeros son optimistas sobre las perspectivas de crecimiento en China. Esto es lo más importante", aseguró Xu Xuemei.

    Para apoyar la economía, los países desarrollados han decidido reducir los tipos de interés. Así, los bonos del Tesoro de EEUU a 10 años solo pueden ofrecer un poco más del 0,5% de rendimiento. Para los inversores, la elección de los bonos chinos con un rendimiento del 2,55% parece cada vez más atractiva.

    Dado que la cartera se centra principalmente en los bonos soberanos, la fiabilidad de esas inversiones es prácticamente incuestionable. Con indicadores de fiabilidad relativamente iguales, el capital irá allí donde se ofrezcan mayores rendimientos.

    Para China, la entrada de inversores extranjeros en la deuda pública puede ser ahora también muy conveniente. Las autoridades del país están utilizando activamente las medidas de estímulo fiscal. Por lo tanto, en marzo, los ingresos fiscales disminuyeron en un 26,1%. Para llenar el déficit de recursos, el Ministerio de Finanzas chino anunció su intención de colocar bonos adicionales para fines especiales por valor de un billón de yuanes (140.000 millones de dólares). Los fondos deben utilizarse para proyectos de infraestructura para apoyar el empleo y restablecer el crecimiento económico.

    Etiquetas:
    extranjeros, inversiones, bonos, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook