En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    2108
    Síguenos en

    La demanda de petróleo a nivel mundial se ha visto disminuida a consecuencia de la pandemia de COVID-19. Una estimación de la Agencia Internacional de Energía afirma que las compras del combustible disminuirán 9% en 2020, mientras que la OPEP prevé que el consumo disminuirá en 6,85 millones de barriles diarios en el mismo periodo.

    A su vez, esta caída ha representado que en México la demanda de gasolina se redujera ostensiblemente. Datos de la Secretaría de Energía afirman que en la semana del 21 al 27 de marzo la demanda de gasolina fue de 701 mil barriles diarios, 110 mil barriles menos en comparación con el mismo periodo de 2019.

    No obstante, un informe publicado por la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) afirma que la venta de gasolinas disminuyó un promedio de 60% a nivel nacional durante la última semana de marzo. Entre tanto, durante la primera quincena de abril las ventas se redujeron hasta 70% en varias ciudades de México.

    Esta situación, aunada a los precios de la mezcla mexicana (-2,37 dólares por barril en la jornada del 20 de abril) llevaría a pensar que en los próximos meses se observe una reducción en los costos de la gasolina. Sin embargo, esta reducción tarda mucho tiempo en verse reflejada en el costo de los derivados del petróleo, advirtió Héctor Magaña Rodríguez, investigador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey.

    "Me parece que los precios se van a mantener en lo que estamos viendo actualmente. Pensar en una baja adicional me parece complicado, ya que los precios del petróleo tenderán a aumentar, si no a los niveles que habíamos visto antes de la crisis, van a tener un nivel más alto al que vimos ayer [20 de abril]. La tendencia negativa incluso se está corrigiendo el día de hoy y, debido a esto, me parece que no se va a ver una caída adicional en el precio de las gasolinas", explicó en entrevista con Sputnik.

    Al respecto, Magaña Rodríguez consideró que la caída en el precio del petróleo es un factor circunstancial, ya que es previsible esperar que, a partir de la recuperación económica de los principales consumidores de combustible, los precios vuelvan a subir. Sin embargo, indicó que este aumento no será acelerado, sino gradual.

    "El consumo del petróleo disminuirá porque ya se tienen inventarios, todo lo que no se ha consumido se tiene almacenado. Sin embargo, conforme estos inventarios tiendan a irse vaciando y consumiendo, el uso de gasolina irá al alza. Si bien eso no va a ser de manera inmediata, para finales del año, o principios del que sigue, la demanda del petróleo podría comenzar a recuperarse y, con ello ver un incremento importante en el precio de la gasolina", destacó.

    Otro factor para tener en cuenta es que México importa 76% de la gasolina que consume, en su mayor parte de Estados Unidos. La compra de este combustible, además, podría verse afectada por el tipo de cambio del peso mexicano (24.70 pesos por dólar al 21 de abril).

    "Sin duda el tipo de cambio va a afectar las condiciones del precio final de la gasolina. Una vez que se logre estabilizar las condiciones para que la economía pueda recuperarse, esta condición de un tipo de cambio más caro va a impactar directamente en la adquisición de la gasolina y, como tal, los afectados van a ser los usuarios finales. Esto va a tardar un tiempo, hasta que empiece a notarse una recuperación efectiva. En el largo plazo, se tendría que enfrentar o esperar encontrar la gasolina más cara, incluso más que a los niveles que ya estábamos acostumbrados", aseveró Magaña Rodríguez.

    Como tal, el investigador del CIEN del Tecnológico de Monterrey estimó que, con base en la recuperación económica tras el fin de la emergencia sanitaria, es posible prever un aumento en los precios de la gasolina. Como estimado, señaló que este podrá observarse desde finales de 2020, o bien, durante el primer semestre de 2021.

    Etiquetas:
    México, gasolina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook