07:26 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Agencia Internacional de la Energía (AIE) proyecta una caída récord de la demanda global de petróleo, en 9,3 millones de barriles diarios, en 2020.

    "Se estima que la demanda mundial de petróleo caiga en un récord de 9,3 millones de barriles diarios en 2020 en términos interanuales", dice el informe de la agencia al mencionar el impacto de las medidas anticoronavirus en 187 países y territorios.

    Según las estimaciones de la AIE, en abril la demanda de petróleo bajará en 29 mb/d en comparación con el mismo periodo del año pasado y alcanzará el nivel de 1995.

    En cuanto al segundo trimestre de 2020, se estima que la demanda caiga en 23,1 mb/d respecto al mismo periodo de 2019.

    "La recuperación en la segunda mitad de 2020 será gradual; en diciembre, la demanda permanecerá inferior en 2,7 mb/d en términos interanuales", precisa el informe.

    El organismo señaló que las medidas que prevén adoptar los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios independientes y los países del Grupo de los Veinte (G20) no serán capaces de estabilizar enseguida el mercado del crudo.

    No obstante, según la AIE, las iniciativas de la OPEP+ y el G20 tendrán un impacto positivo en el mercado.

    "Primero, el recorte de producción por la OPEP+ en mayo (...) en realidad será de 10,7 millones de barriles diarios y no de 9,7, ya que la producción en abril fue alta. Esto aliviará inmediatamente la oferta excedentaria en las próximas semanas, reduciendo el pico de acumulación de existencias", indica el documento.

    De esta manera, la oferta mundial de petróleo caerá en un récord de 12 mb/d en mayo, dice la agencia.

    Se estima que otros países también contribuyan al recorte de la oferta global, entre ellos, Estados Unidos y Canadá que van a experimentar la mayor reducción de su producción petrolera.

    "La caída total de la oferta no relacionada con la OPEP puede alcanzar los 5,2 mb/d en el cuarto trimestre de 2020, y en cuanto al conjunto del año, en general la oferta puede ser inferior en 2,3 mb/d a la del año pasado", estima la agencia.

    Además, China, la India, Corea del Sur y EEUU han ofrecido sus capacidades de almacenamiento estratégico para acumular temporalmente "barriles no deseados" o están considerando aumentar sus reservas estratégicas para aprovechar los precios bajos.

    "Eso creará un margen adicional para la acumulación inminente de existencias, ayudando al mercado a superar el obstáculo", subrayó el organismo.

    Todas estas iniciativas provocarán un déficit en el mercado del crudo en la segunda mitad de 2020, asegurando el fin de acumulación de existencias y el retorno a unas condiciones de mercado más adecuadas, indicó la AIE.

    ​Si los traslados a reservas estratégicas que pueden ser de hasta 200 mb se producen en los "próximos tres meses más o menos", podrán dan como resultado alrededor de 2 mb/d retirados del mercado, revela el informe.

    "Obviamente hay un largo camino por recorrer antes de que podamos dejar atrás la crisis del COVID-19. Sin embargo, nos alienta la solidaridad mostrada por los que formulan las políticas en los países productores y consumidores y trabajan juntos para enfrentar este desafío histórico y estabilizar el mercado petrolero", expresó la agencia.

    Sin embargo, nos alienta la solidaridad mostrada por los responsables políticos de los países productores y consumidores que trabajan juntos para enfrentar este desafío histórico de llevar la estabilidad al mercado petrolero."

    Los precios de petróleo sufrieron un desplome de un 30% luego que el 6 de marzo las partes del pacto petrolero de la OPEP+ no lograron llegar a un consenso sobre el recorte petrolero, al aumento del cual se opusieron Rusia y otros productores independientes, y Arabia Saudí anunció un aumento de la producción.

    El pasado 12 de abril, después de varios días de arduas negociaciones, la OPEP+ aprobó en una reunión telemática un plan de ajustes a la baja, que consta de tres etapas: en 9,7 mb/d entre el 1 de mayo y el 30 de junio próximo; en 7,7 mb/d entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de este año; y en 5,8 mb/d en el período del 1 de enero de 2021 al 30 de abril de 2022.

    Los miembros de la OPEP+ harán estos recortes con respecto a la producción de octubre de 2018, a excepción de Arabia Saudí y Rusia, que usarán como referencia el nivel de 11,0 mb/d.

    En un principio, el acuerdo será válido hasta el 30 de abril de 2022, pero la alianza se propone revisar la prórroga en diciembre de 2021. 

    Disminución de emisiones de CO2

    Por su parte, el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, declaró que las emisiones de CO2 podrían reducirse drásticamente este año debido a la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus.

    "Esperamos que (...) este año haya una enorme disminución de las emisiones mundiales de CO2, pero, desde mi punto de vista, eso no es un motivo para celebrar, porque esa disminución se debe a una crisis económica, la industria de la energía en muchos ámbitos está a punto de colapsar, muchas personas están perdiendo la vida", dijo Birol ante la prensa.

    En opinión del jefe de la AIE, sería mejor que "esa disminución se produjera como resultado de las políticas gubernamentales".

    Birol advirtió sobre el incremento de las emisiones de CO2 una vez contenido el brote del coronavirus y recuperada la actividad económica mundial.

    "En este sentido, estoy más interesado en el año próximo y los años posteriores", en cuál será la respuesta económica de los gobiernos en materia de energía, en particular la transición hacia la energía limpia, indicó.

    El jefe de la AIE destacó la importancia de que los gobiernos elaboren baterías de medidas de estímulo eficaces para apoyar la transición hacia la energía limpia. 

    Etiquetas:
    petróleo, OPEP
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook