En directo
    Economía
    URL corto
    292
    Síguenos en

    La actitud de Arabia Saudí en el mercado del petróleo es un camino equivocado, opina el economista mexicano Guillermo Barba. Según el experto, "un largo período de precios castigados en la industria petrolera" afectará al mundo, y México no es excepción.

    El fracaso del acuerdo de la OPEP+, el anuncio de descuentos y el aumento de la producción por Arabia Saudí, hundieron los precios del crudo.

    "La era del petróleo está en sus últimas etapas, y no entenderlo, tomando Arabia Saudí medidas desesperadas como atacar el precio del barril, al final, solo le inflige más daño a su propia industria nacional del que le provoca a sus competidores", comentó a Sputnik al respecto Guillermo Barba.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, había señalado recientemente que, de esta manera, probablemente Arabia Saudí está intentando deshacerse de sus competidores que producen el petróleo de esquisto.

    El rápido desarrollo de la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos en el pasado había llevado a que Arabia Saudí perdiera del 40 al 60% del mercado estadounidense, el mayor del mundo.

    Ahora, los saudíes podrían aprovecharse de la complicada posición de las empresas petroleras de esquisto de EEUU que están al borde de la quiebra tras el desplome de los precios del crudo, para comprarlas o al menos hacer introducir el dinero saudí en las acciones de las norteamericanas.

    Según Guillermo Barba, los saudíes "quieren recuperar algo irrecuperable".

    "Por otro lado, que un país 'aliado' tome acciones para apoderarse de o para causar daño a una industria (la de petróleo de esquisto) de Estados Unidos, podría tener repercusiones negativas en las relaciones políticas. Nadie quiere como amigo a alguien que quiere intencionalmente provocarte un daño. Para los árabes, lo que están haciendo es un juego de perder-perder".

    Buscar beneficios unilaterales, para el economista, es un camino equivocado.

    "El camino correcto es el de la competencia abierta sin intención de infligir daño (que se revierte), aunque implique en efecto también bajar los precios para buscar con ello ganar más compradores". 

    Al mismo tiempo, "en el marco de esa competencia, lo mejor para los países productores es sentarse a la mesa y llegar a un acuerdo para reducir la oferta global y así suavizar el desplome de precios. Esto último suena fácil, pero es justo lo que ha fracasado hasta ahora, y no parece que vaya a haber acuerdos creíbles pronto", agregó Barba.

    En este contexto, el analista pronosticó "un largo período de precios castigados en la industria petrolera".

    "Seguirá causando estragos en economías y presupuestos públicos y divisas dependientes en mayor o menor medida del 'oro negro'. Entre ellos, cuente a México y al peso", concluyó.

    Por su parte, Carlos Mendoza Potellá, economista y analista petrolero, asesor de la Presidencia en el Banco Central de Venezuela, señaló a Sputnik que en la situación actual "no hay beneficio unilateral para nadie, aunque Trump pretende que los suyos sean los que menos disminuyan su producción".

    Potellá también consideró "muy difícil" que haya un acuerdo con todo el mundo.

    "El mercado petrolero va a disminuir, los precios petroleros van a mantenerse bajos. Todos van a sufrir. La carga del sufrimiento dependerá de la capacidad de cada quien para vender su producción a los precios más bajos. (…) Estados Unidos parece ser el que estaría en peores condiciones", analizó.

    En ese escenario, otros productores, como Canadá y Venezuela, también "están en un serio aprieto de paralización prácticamente total", agregó el analista.

    Mientas tanto, la teleconferencia de los ministros de la OPEP y los productores fuera del bloque está programada para el próximo 9 de abril. Rusia expresó su disposición a cooperar con los socios dentro de la OPEP+ y a colaborar con EEUU.

    Etiquetas:
    petróleo de esquisto, mercado, precio del petróleo, petróleo, acuerdo, EEUU, OPEP, Rusia, Arabia Saudí
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook