En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    El coronavirus en México (93)
    2180
    Síguenos en

    El mapa de las exportaciones chinas muestra que las ventas a EEUU han caído desde el año pasado. La cuota del país asiático descendió del 20,3% registrado en 2019 al 16,9%, cifra correspondiente al mes de enero de 2020.

    Esta situación contrastó con la situación de México, cuyas exportaciones desde el país asiático aumentaron de 13,5% a 14,4% en el mismo periodo, informó El Economista.

    La caída en los registros de China se atribuye a la guerra comercial que protagonizaron Washington y Pekín durante 2019, pero llama la atención el caso mexicano, el cual ha logrado mantener tasas de crecimiento positivas en sus exportaciones, a pesar de la baja en la inversión fija bruta —de 4,9% en 2019 en forma desestacionalizada— o el Producto Interno Bruto (PIB) nacionales —el cual se contrajo 0,1% en 2019—.

    Sin embargo, otro factor, la crisis sanitaria asociada al COVID-19 ha afectado las cadenas de suministro de varias empresas exportadoras de origen chino. Esto llevó a que, por ejemplo, la industria automotriz optó por trasladar su producción a México, en particular por el cierre de plantas en Asia y Estados Unidos. Mazda fue una de las empresas que comenzó a localizar más órdenes de autopartes de México para hacer frente a la escasez de producción de componentes provenientes de sus plantas asiáticas.

    Para José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, estos fenómenos muestran que algunas empresas podrán iniciar la búsqueda de nuevas áreas para diversificar su producción.

    "Un proceso derivado de la crisis sanitaria es que varios sectores tratarán de evitar que en el futuro una situación de este tipo disloque su producción. El proceso de diversificación puede beneficiar a México, pero a fin de competir con China se requiere una estrategia de industrialización más ambiciosa, así como acuerdos con otros Gobiernos para atraer la inversión extranjera de empresas transnacionales", comentó en su comentario para Sputnik

    Ante esta perspectiva, el economista Federico Rubli Kaiser apunta a la importancia de hacer crecer el mercado de exportaciones, por lo que propone apoyar a las industrias que se puedan recuperar más rápidamente de esta crisis.

    "Una de ellas debe ser la industria de autopartes, que, a pesar de ser golpeada el año pasado, debe recobrar pronto su fortaleza para competirle al mercado chino", añadió.

    En entrevista con Sputnik, de la Cruz Gallegos agregó a la cadena industrial de metales como hierro, acero y aluminio, algunos plásticos, químicos y textiles, junto con los insumos para el sector automotriz y maquinaria como los principales sectores que pueden comenzar a ser fabricados en mayor volumen en México.

    Por su parte, Rubli Kaiser resaltó que la crisis de la pandemia también puede ser aprovechada por México para introducir nuevos productos al mercado del país asiático.

    "China es un importante destino para las exportaciones mexicanas, no en balde México es el principal socio comercial de China en América Latina. Para exportar más insumos se deben identificar las líneas de producción más afectadas por la crisis sanitaria —como las autopartes— para tratar de suplir la demanda de esos productos", dijo.

    En febrero, la consultora Gavekal Dragonomics con sede en Pekín consideró que, en un escenario optimista, el impacto económico por la pandemia en China afectaría de manera localizada a servicios como la construcción y transporte, así como a industrias como la manufactura durante los primeros meses de 2020.

    Rubli Kaiser recuerda que la presencia en China de empresas mexicanas como Bimbo, Gruma, Interceramic y Villacero puede incentivar el crecimiento en la exportación de insumos a ese país, así como a Japón, Malasia y Singapur.

    "También se abre oportunidad para dos nuevas áreas de exportación: hortalizas, ya que China es un gran consumidor de verduras, y el descubrimiento en Sonora de la mina de litio más grande del mundo. Esta oportunidad es inmejorable, porque la demanda de este producto es clave para la industria china", consideró.

    De la Cruz Gallegos apuntó que el aprovechamiento de esta coyuntura requiere la definición de las reglas comerciales en América del Norte. "Un factor que puede indicar la fuerza que tendrá este proceso es la definición de las reglas comerciales del T-MEC, ya que, al conocerlas, algunos sectores productivos tendrán mayores certezas para elegir a México como sustituto de la producción en China", finalizó.

    Tema:
    El coronavirus en México (93)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook