En directo
    Economía
    URL corto
    Turbulencias en los mercados tras el derrumbe de los precios del petróleo (86)
    0 430
    Síguenos en

    A pesar de que fue Arabia Saudí quien desató la llamada guerra de precios del petróleo, el derrumbe hizo al propio reino recortar su presupuesto anual. Ninguno de los países preveía una caída tan drástica de los precios del crudo, opina Maxim Chirkov, profesor titular de economía política de la Universidad Lomonósov de Moscú.

    "Cualquier país productor de petróleo está interesado en obtener tantos ingresos de este petróleo cuanto sea posible. Y a Arabia Saudí le interesan los precios altos", señaló el experto en declaraciones a Sputnik.

    Los saudíes reciben ingresos no solo del propio petróleo, sino también de las herramientas financieras derivadas, observó el analista. En particular, se preparan para lanzar una IPO (Oferta Pública Inicial, en inglés) de Saudi Aramco y están interesados en venderla lo más caro posible. Se estima que la empresa petrolera podría llegar a costar dos billones de dólares.

    Según Chirkov, el reino es capaz de soportar los bajos precios del crudo, "pero nadie lo necesita".

    "El presupuesto de Arabia Saudí se basa en unos precios del petróleo más altos que en Rusia. Pero pueden ajustarlo, entonces el nivel de vida y los sectores de la economía que intentan desarrollar con el petróleo caerán", explicó.

    Las estimaciones de un precio óptimo del petróleo para Arabia Saudí varían entre 65 y 82 dólares. Sin embargo, Chirkov opinó que "un precio óptimo para un país productor es el más alto posible".

    El profesor consideró posible que se produjeran unas caídas de precios ultrabajos locales pero no a largo plazo.

    "Con los bajos precios actuales, el desarrollo se detendrá en muchos países. Muchas empresas dejarán el mercado", señaló.

    De acuerdo con el analista, el mercado del petróleo encontrará su equilibrio que definitivamente será mayor que los precios de hoy.

    Otro sector afectado por los bajos precios del petróleo, según Chirkov, serán las industrias ecológicas que dejarán de ser rentables porque no podrán competir con las fuentes tradicionales más baratas. Y este es otro factor que hará crecer los precios del petróleo.

    "Las empresas que se dedican a la tecnología eólica, solar y de vehículos eléctricos dejarán de ser rentables y empezarán a cerrar", constató.

    En este contexto, el experto aseguró que los bajos precios del petróleo son imposibles a medio o largo plazo.

    Los precios actuales del petróleo, según el analista, son causados por el pánico en torno a la propagación del nuevo coronavirus. "El pánico excede el impacto en la economía que el propio virus podría haber tenido", observó.

    Para Chirkov, el pánico ante el COVID-19 es injustificado. El experto notó que China ya se está recuperando y prevé compensar sus pérdidas durante la epidemia.

    "Cuando baje la presión de los medios de información sobre el coronavirus, veremos cambios, los precios del petróleo y otros indicadores económicos subirán", aseguró Maxim Chirkov quien estima que la situación empezará a normalizarse en unas semanas o meses.

    El precio del petróleo se derrumbó, afectado por una serie de factores. La pandemia de COVID-19 está reduciendo la demanda de materias primas en todo el mundo, y el fracaso del acuerdo de la OPEP con Rusia ha llevado a una guerra de precios en el mercado del crudo. Arabia Saudí, Irak, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos anunciaron descuentos récord en el suministro de petróleo a Europa. De esta manera, buscan quitarle la cuota de mercado a Rusia.

    Sin embargo, la empresa analítica británica Energy Aspects estima que el déficit presupuestario de Arabia Saudí podría alcanzar el 15-20% del PIB en 2020 a causa de la guerra de precios en el mercado petrolero.

    Tema:
    Turbulencias en los mercados tras el derrumbe de los precios del petróleo (86)
    Etiquetas:
    energías alternativas, rentabilidad, precio del petróleo, Rusia, Arabia Saudí, petróleo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook