En directo
    Economía
    URL corto
    2230
    Síguenos en

    La Administración Trump anunció que planea pagar unos 1.000 dólares a cada estadounidense a corto plazo después de varias semanas de presión ejercida por los inversores, los economistas, los think tanks y los senadores republicanos como Mitt Romney. Distintos expertos advierten que este estímulo económico no funcionará.

    Se espera que el monto total de la ayuda financiera pueda ascender a 1,2 billones de dólares. El plan todavía debe ser aprobado por el Congreso. Este estímulo, según las autoridades estadounidenses, ayudará a desagraviar las cuentas bancarias de los ciudadanos después de que en el país aumentasen los despidos y el cierre de tiendas. Además, se cree que la medida ayudará a impulsar la recuperación económica.

    No obstante, varios analistas entrevistados por Bloomberg no comparten este optimismo. Con esta ayuda la mayor economía del mundo no podrá evitar una contracción económica.

    "Encontrar un paquete capaz de prevenir la recesión será difícil para nosotros dado el tamaño del shock al que la economía de EEUU se está enfrentando", advirtió el economista estadounidense Matthew Luzzetti de Deutsche Bank.

    Hasta la fecha al menos media docena de empresas analíticas, incluida Oxford Economics, han pronosticado que la contracción económica en EEUU alcance un 10% en el segundo trimestre del 2020 y sea la más profunda en la historia. Otros economistas advierten de que la recesión empezó después de que las ventas minoristas cayesen en febrero y las empresas pasasen a despedir a su personal, escribe la agencia Bloomberg.

    El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, ha relevado, con los senadores republicanos, la posibilidad de que el paro pueda subir hasta un 20% a raíz del impacto del coronavirus si el Gobierno no interviene, comunicaron varias fuentes a la agencia. Josh Bivens, director de investigación del Instituto de Policía Económica, señaló que el estímulo fiscal es un buen inicio, pero que debería ser mayor.

    "No creo que 1.000 dólares sean suficiente. Es probable que necesitemos una o dos veces más esa cantidad durante la recesión", destacó.

    De acuerdo con Bivens, las contracciones en el producto interior bruto de EEUU son inevitables a raíz de la necesidad de controlar la expansión de la epidemia mediante el distanciamiento social y el cierre temporal de los lugares públicos. Aparte de eso, obtener este dinero no garantiza que los estadounidenses vayan a gastarlo inmediatamente.

    Etiquetas:
    EEUU, economía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook