En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    1143
    Síguenos en

    Muchas aerolíneas internacionales corren el riesgo de declararse en quiebra a finales de mayo del 2020 después de que un gran número de países decidiera cerrar sus fronteras con el objetivo de detener la expansión del coronavirus. Las empresas estadounidenses ya han solicitado una ayuda de 29.000 millones de dólares al Gobierno federal.

    ¿Cuáles son las tendencias globales?

    Cada vez es mayor el número de turistas que decide quedarse en casa y suspender sus viajes. Por ejemplo, el 80% de los mexicanos que habían planeado viajar a Europa en marzo del 2020 para celebrar la Semana Santa en el extranjero optó por posponer o cancelar sus viajes. El 70% de estas personas eligió finalmente destinos nacionales, como Cancún, Riviera Maya, Mazatlán y Huatulco, comunicó el presidente nacional de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), Eduardo Paniagua Morales, citado por el periódico mexicano El Economista.

    La expansión del brote de coronavirus amenaza con poner fin a una década de ganancias récord gracias al auge del flujo turístico. Mientras los países continúan cerrando sus fronteras, la compra de pasajes cae en todo el mundo, obligando a las empresas a cancelar sus vuelos.

    En la Asociación Internacional del Transporte Aéreo estimaron que los transportistas podrán perder este año unos 113.000 millones de dólares a raíz del brote de coronavirus. A su vez, el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo advirtió que el desplome de la demanda amenaza con acabar con hasta 50 millones de empleos en la industria turística global. En 2020 el número de viajes puede desplomarse un 25%, dejando sin trabajo a entre un 12% y un 14% de los trabajadores.

    El 15 de marzo United Airlines anunció que reduciría los vuelos entre abril y mayo a la mitad. La compañía sueca SAS ha ido más allá, despidiendo a la mayor parte de sus empleados. El destino de la aerolínea británica Flybe fue aún más triste, dado que acabó colapsando.

    ¿Qué destino depara el coronavirus a las aerolíneas?

    Es probable que muchas aerolíneas ya hayan sido arrastradas a la quiebra técnica por no haber pagado sus considerables deudas. El dinero se les agota rápidamente a los transportistas porque no pueden llevar a la práctica sus planes estratégicos a raíz de una brusca reducción de la demanda. Ahora, es necesario que los gobiernos y la industria se coordinen para tratar de evitar una catástrofe, advierten los analistas de la consultoría CAPA Centre for Aviation.

    "De lo contrario, la salida a la crisis será como entrar en un campo de batalla brutal, lleno de víctimas", escribieron los expertos australianos en su comunicado, citado por Bloomberg.

    Según la agencia estadounidense, las mayores aerolíneas de EEUU gastaron en la década pasada un 96% de su flujo de caja libre para recomprar sus propias acciones. El mayor transportista aéreo de EEUU, American Airlines, lideró esta tendencia tras haber adquirido sus propias acciones por valor de 12.500 millones de dólares, utilizando el 80% de su flujo de caja libre.

    Si bien el uso de esta táctica económica señala usualmente que la empresa dispone de recursos sobrantes, también puede servir como medida de emergencia que se adopta para evitar el desplome de su valor de mercado. Como resultado, aumenta el beneficio neto de una acción, se incrementa la confianza de los inversores y suben las cotizaciones bursátiles de la compañía.

    ¿Qué hacen las compañías de EEUU para sobrevivir a la crisis?

    A pesar de los pronósticos pesimistas sobre la industria, desde CAPA admiten que es probable que la mayor parte de las aerolíneas de EEUU, de China y de Oriente Medio logre sobrevivir a la crisis actual gracias a la ayuda de los gobiernos y al apoyo de sus propietarios.

    Las aerolíneas estadounidenses llevan la delantera a las demás a la hora de solicitar apoyo estatal. En particular, ya han empezado a negociar con el Gobierno federal de EEUU que les otorgue subsidios, préstamos y una exención fiscal. En suma, la ayuda podría superar fácilmente los 50.000 millones de dólares, informan los medios locales.

    Airlines for America, la asociación que representa a los transportistas de EEUU, solicitó subsidios federales por un valor de 29.000 millones de dólares, de los cuales unos 25.000 millones se destinarían a las aerolíneas de pasajeros y otros 4.000 millones a las compañías de carga.

    Esa suma superaría con creces los subsidios otorgados tras el atentado del 11 de septiembre del 2001, que paralizó temporalmente el trabajo de las aerolíneas y causó una bajada en los viajes nacionales. Entonces, el Congreso de EEUU otorgó a las compañías estadounidenses tan solo 5.000 millones de dólares en subsidios y 10.000 millones de dólares en garantías de crédito.

    Etiquetas:
    aerolínea, turismo, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook