En directo
    Economía
    URL corto
    1649
    Síguenos en

    Despidos, quiebras e interrupciones en la cadena del suministro de mercancías serán solo algunas de las consecuencias del coronavirus en nuestras vidas. Desde la perspectiva del economista alemán Marc Friedrich, la caída mundial de las acciones y de los precios del petróleo puede ser el anuncio de una crisis económica aún mayor.

    "Estamos solo al principio de nuestro viaje, delante de nosotros hay una gran ola de infección. En cuanto a los infectados, habrá cifras completamente diferentes, creo, cientos de miles o incluso millones. No debemos olvidar: el período de incubación es de hasta 27 días. Mucha gente recién regresa de las vacaciones en las estaciones de esquí en Italia o Austria. También podemos ver que el virus se está desarrollando y propagando exponencialmente, lo que significa que, de hecho, todavía no hemos visto nada", opinó Friedrich en una entrevista a Sputnik.

    Según el analista, enfrentamos a un "virus invisible" que puede sacudir a todo el sistema financiero y que también es un indicador de la fragilidad de todo el sistema.

    "Aún tenemos que sobrevivir al clímax, este es solo el comienzo", destaca Friedrich.

    Perspectivas para Alemania

    En su opinión, de ser introducida en Alemania la cuarentena, todo el sector económico entrará en un profundo sueño. Las cadenas de suministro comenzarán a interrumpirse o dejarán de funcionar en absoluto, lo que llevará a enormes pérdidas económicas, para las cuales Alemania no está preparada. El daño colateral no solo será político, sino también social.

    "Teniendo en cuenta todo esto, tenemos mucho para lo que estar preparados: la caída del mercado desde el nivel actual podría ser de entre el 50% y el 80%", agrega.

    En su libro predice que en Estados Unidos los tipos de interés serán recortados aún más aunque sea considerada la mayor potencia económica del mundo y tenga un excelente desempeño en el mercado laboral. Aún así, la Reserva Federal no tiene más opciones que rebajar los tipos de interés.

    "Mi pronóstico sigue siendo el mismo: cero interés este año y luego tasas de interés negativas como en la Eurozona", aclara.

    Los precios del crudo

    Los precios del petróleo han caído un 30%. El declive del mercado del petróleo es incluso peor que el de los índices DAX o Dow Jones.

    De acuerdo a Friedrich, varios factores influyen en esta situación. Primero, la desglobalización; segundo, la deflación. Como el mercado y la industria no necesitan tanto petróleo durante la recesión, la demanda está cayendo bruscamente.

    Ahora, además, hay una disputa entre Rusia y Arabia Saudí "que está comenzando una pequeña guerra por el petróleo" y el coronavirus tampoco deja de afectar. Todos estos son los ingredientes de una "receta ideal" para las actuales fluctuaciones de precios. Más tarde, podemos esperar una hiperinflación.

    Consejos por parte del analista

    "Yo invertiría en activos reales, por ejemplo, en el oro, que siempre funciona bien para las crisis y cuyo precio está volviendo a subir. A principios de año, su valor subió un 10%, mientras que Dow Jones, SNP, DAX bajaron. El año pasado observamos un aumento del 20%", argumenta Friedrich.

    También recomienda no olvidar que los bancos centrales y las grandes casas de inversión manipulan el precio del oro. Así, al mercado han lanzado contratos de futuros de oro por valor de 3.000 millones de euros, lo que corresponde a 55 toneladas de oro y equivale a una semana de minería en todo el mundo.

    Las consecuencias de la crisis que nos espera

    Las empresas tendrán que apretarse más el cinturón, habrá menos horas de trabajo, por lo que los empleados serán despedidos para ahorrar dinero. Habrá quiebras, los bancos tendrán grandes problemas y pueden ser nacionalizados, según el pronóstico del economista.

    "Hemos tratado de burlar las matemáticas durante años, pero no funciona", destaca.

    En Alemania, durante 11 años hubo un crecimiento de la economía y fue larguísimo. A juicio del experto, cuanto más largo y fuerte el crecimiento, más dura será la caída.

    "Si mañana el mundo se despierta y ve que el coronavirus se ha detenido y que se ha inventado una vacuna, entonces será posible vivir en paz de nuevo. Sin embargo, la situación en la que nos encontramos es en general muy complicada, ya que los mercados se están deshaciendo de toda la tensión que se ha acumulado", agrega.

    "Nos enfrentaremos a trastornos políticos sin precedentes que el mundo nunca ha visto antes. Nos enfrentaremos a ciclos, cambios de época, cambios de paradigma. Nuestros políticos en todas partes están fallando debido a la incompetencia y la falta de experiencia en crisis. Solo podemos esperar que todo sea lo suficientemente pacífico y que la humanidad aprenda de esta crisis. Cada período así es también una oportunidad y una especie de catalizador para algo mejor. En el 2008, durante la crisis financiera, tuvimos miedo de escoger nuevos caminos. Fuimos por el camino trillado y aquí nos encontramos ahora", concluye.
    Etiquetas:
    coronavirus, crisis económica, economía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook