En directo
    Economía
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    Los índices de los mercados bursátiles sufren sin excepción las consecuencias de la incipiente extensión por el mundo del virus. El Ibex 35 desciende a niveles que no marcaba desde 2010, en plena crisis económica. Aerolíneas y cadenas hoteleras, las empresas que registran las mayores pérdidas en bolsa.

    Si el pánico en la sociedad es un factor que el coronavirus todavía no ha terminado de desatar, no se puede decir lo mismo de su incidencia en los mercados financieros mundiales, pues todos acumulan sesiones muy negativas durante la última semana. Y la situación no tiene visos de cambiar en el corto plazo.

    En el caso español, el índice bursátil Ibex 35, que engloba a las principales empresas, bancos y sociedades del país, cierra la semana con pérdidas que sitúan la cotización por debajo de los 8.700 puntos, valores que no se marcaban desde el pasado mes de agosto. Es más, el 27 de febrero la bolsa española vivió una jornada con resultados no experimentados desde el 24 de junio de 2016, el día posterior a la votación en Reino Unido que dio origen al Brexit, y perdió un 3,6%.

    Pero en la mañana del 28 de febrero ya cifra pérdidas en torno al 4%, contingencia similar a la de otras plazas europeas, pues Fráncfort, Londres, París o Milán han abierto sus puertas con pérdidas superiores al 3%. Al otro lado del charco, los índices Dow Jones y S/P 500 cerraron su actividad con valores negativos (pérdidas superiores al 4%), al igual que los parqués asiáticos en Shangai y Tokio (el índice Nikkei perdió más del 3%)

    Al margen de la coyuntura internacional y en aras de su justa calibración, cabe resaltar que hace tan solo una semana el Ibex 35 superaba por primera vez en dos años la barrera de los 10.000 puntos, luego de agregar un 20% de ganancias en los seis meses precedentes. Pero la dicha ha sido efímera.

    Aerolíneas y hoteles, en números rojos rojísimos

    En España el grupo IAG, donde se encuadran las aerolíneas Iberia, British Airways y Vueling, lideró las pérdidas el 27 de febrero con un descenso del 8,6%. También destacó la cadena hotelera Meliá con un desplome del 7,82%. Y no puede ser de otra forma, dada la cancelación de vuelos e incluso de rutas aéreas a destinos en Asia y también a Italia.

    La IATA, organización que engloba a las aerolíneas de todo el mundo para la gestión del transporte aéreo, calcula un impacto económico para el sector a nivel mundial de unos 30.000 millones de dólares. El grupo Lufthansa ya ha interrumpido sus rutas asiáticas y ha empezado a conceder permisos sin salario con carácter inmediato.

    El negocio bursátil busca una perspectiva haciéndose eco de la experiencia de la pasada epidemia del SARS en 2003, cuando las bolsas se estabilizaron tras alcanzar esta dolencia su punto álgido sin aguardar a su completa erradicación. La lógica aquí se gobierna con el hecho de que los inversores pueden llegar a obtener los máximos beneficios durante un plazo de uno a tres meses con posterioridad al pico de la enfermedad. 

    Etiquetas:
    Ibex, pérdida, índice Dow Jones, mercados, bolsa, COVID-19, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook