En directo
    Economía
    URL corto
    1240
    Síguenos en

    Los crecientes riesgos globales asociados al nuevo coronavirus y las tensiones en Oriente Medio han causado una fiebre del oro en los mercados del mundo. ¿Por qué los inversores buscan refugio en el metal?

    Desde principios de este año, el precio del oro ha venido creciendo activamente. Las cotizaciones han superado los máximos de 2013 y han alcanzado la marca de 1.600 dólares y siguen creciendo rápidamente, acercándose al siguiente hito importante de 1.700 dólares.

    "Los riesgos globales, los tipos de interés más bajos hacen que el oro brille como una herramienta de protección", comentó a Sputnik el experto Andréi Lobázov, analista principal del sector metalúrgico de la empresa Aton.

    Los expertos mencionan una serie de factores que aumentan el precio del oro. Algunos lo atribuyen a la difícil situación en Oriente Medio y otros, a los crecientes temores de la propagación del nuevo coronavirus y a la ralentización de la economía mundial.

    Según los analistas del banco AK Bars, la política de estímulo de los mayores bancos centrales del mundo también juega un importante papel en el crecimiento del precio del oro.

    "El principal factor que impulsa el aumento de los precios sigue siendo la política monetaria blanda de los bancos centrales. En particular, el mercado espera una reducción de la tasa de la Reserva Federal de EEUU", también considera Oksana Lukícheva, analista de mercados de productos básicos de Otkritie Broker.

    Actualmente, el motor principal del precio del oro es la dinámica de los tipos de interés, opina Mijaíl Poddubski, analista principal de la empresa Region Investitsii.

    "El coronavirus ha dado lugar a un aumento de las medidas de estímulo por parte de los principales bancos centrales, lo que a su vez contribuyó a una disminución del nivel general de las tasas en el mercado mundial de la deuda. Desde principios de año, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó del 1,8-2% al 1,4-1,5%, y los precios del oro aumentaron alrededor del 10% en este contexto", señala.

    Al mismo tiempo, los riesgos globales asociados al coronavirus están aumentando y pueden hacer disminuir las importaciones a los países desarrollados y depreciar incluso las monedas fiables, comenta a su vez, el director de desarrollo y planificación estratégica de NFK-Sberezheniya, Alexéi Kuzmín.

    Aunque el oro ya ha actualizado los precios máximos de varios años, los expertos todavía no ven razones globales para una inversión de esta tendencia y hablan del próximo hito: los 1.800 dólares por onza.

    En particular, el principal estratega de inversiones de ITI Capital, Iskander Lutskó, pronostica que el oro alcanzará los 1.800 dólares por onza al final de la semana y hace pronósticos aún más altos para finales de este año.

    "Ante unos bajos tipos de cambio en el mundo y la alta volatilidad de este año, para finales de año, el oro puede llegar a costar unos 2.000 dólares por onza", predice.

    Sin embargo, es probable que los precios caigan unos puntos. Lutskó sugiere que esto podría suceder en el segundo trimestre de 2020. En el cuarto trimestre, antes de las elecciones presidenciales de noviembre, el analista predice un nuevo aumento de la demanda.

    Por su parte, Lukícheva señala que la rápida propagación del coronavirus ha aumentado los riesgos de recesión en la economía mundial. El brote de la enfermedad en Europa es particularmente aterradora para los inversores.

    En este contexto, si las cotizaciones del oro pueden superar los fuertes niveles de resistencia de 1.720-1.740-1.780 dólares por onza troy, el precio del metal alcanzará los 1.800 dólares por onza troy, opina. "Pero definitivamente debería haber una corrección a la baja", comenta la experta.

    Este 24 de febrero, la propagación del nuevo coronavirus provocó la mayor caída diaria de las acciones estadounidenses en más de seis meses.

    Etiquetas:
    coronavirus de Wuhan, coronavirus, precio del oro, oro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook