En directo
    Economía
    URL corto
    1131
    Síguenos en

    Los mayores importadores chinos de GNL están declarando fuerza mayor y están suspendiendo las compras debido a la caída de la demanda causada por la epidemia de coronavirus. Esto podría arruinar el acuerdo comercial entre EEUU y China, puesto que los suministros adicionales del GNL estadounidense son un elemento clave del acuerdo de enero.

    El consumo diario de petróleo en China ha disminuido en un 20% ante el brote del 2019-nCoV, informó la agencia Bloomberg a principios de febrero. Los precios mundiales del oro negro están cayendo. Así, la marca Brent cayó unos 14 dólares en un mes hasta los 54,5 dólares por barril.

    Las importaciones de gas licuado están viviendo un momento aún peor. El 6 de febrero, China National Offshore Oil Corporation (CNOOC) declaró fuerza mayor y se negó a comprar el gas natural licuado (GNL) de tres proveedores, según Reuters. También se espera una decisión similar de Sinopec y de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC).

    La reducción afectó principalmente al GNL estadounidense, el más caro para los chinos debido a los altos costos de transporte, señala Alexandr Lesnij, analista de la edición en ruso de Sputnik. Esto amenaza con socavar la primera fase del acuerdo comercial entre Washington y Pekín firmada a mediados de enero. Una de las principales condiciones es la compra adicional de bienes por valor de 200.000 millones de dólares de EEUU durante los próximos dos años. Y una cuarta parte de estos productos son recursos energéticos.

    Al mismo tiempo, las empresas estadounidenses tienen un exceso de producción, observa Lesnij.

    "Como resultado de una política miope de aumento constante de la producción, las empresas no ganan nada y sus deudas crecen constantemente", comenta.

    Mientras tanto, los problemas del mercado energético chino aún no han afectado a las importaciones de gas ruso. Los representantes de Novatek, el mayor exportador ruso del GNL afirman que no se han producido cambios.

    "Los productos del proyecto Yamal LNG se envían según lo previsto en los contratos, incluidos los suministros a destinos asiáticos. Todas las partes cumplen sus obligaciones de buena fe", dijo Novatek a Sputnik.

    Los suministros de gas de los gasoductos también se mantienen al mismo nivel. Según los informes de los medios, la CNPC china no se ha dirigido a Gazprom con ninguna propuesta para cambiar el horario de bombeo de combustible a través del nuevo gasoducto Fuerza de Siberia.

    Etiquetas:
    acuerdo, guerra comercial, GNL, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook