En directo
    Economía
    URL corto
    1521
    Síguenos en

    Al tener el mayor número de ciudades más contaminadas del planeta, el país asiático trata de impulsar la producción de vehículos eléctricos, pero la ambición de convertirse en una plataforma global de autos ecológicos se enfrenta a un gran desafío.

    La falta de litio es el mayor obstáculo al que actualmente se enfrentan las autoridades de la India en su intento por convertir al país en un hub global de la producción de autos eléctricos. El metal es esencial para fabricar este tipo de vehículos, y escasea.

    Esta es la causa por la que la India tendrá que importar el litio. Lo traerá sobre todo desde China, país en el que abunda, precisó Jasmeet Singh Kalsi, el director de Manikaran Power, empresa que estudia ahora la posibilidad de fundar la primera refinería de litio en la India.

    "China posee una floreciente cadena de suministros de litio, cátodos, celdas electroquímicas y vehículos eléctricos. India no tiene ninguna", aseveró Kalsi citado por Bloomberg.

    China se atribuye al menos tres cuartas partes de la producción mundial de celdas electroquímicas. Además, el control sobre las materias primas del gigante asiático es incomparable al de otros países, opinan los analistas de Bloomberg NEF. 

    Actualmente en la India opera una empresa conjunta que fue formada por tres compañías estatales (National Aluminium, Hindustan Copper y Mineral Exploration) para adquirir minas de litio y de cobalto en otros países.

    Teniendo en cuenta este desafío, el Gobierno del primer ministro Narendra Modi adoptó una serie de medidas en 2019 para impulsar la expansión de vehículos con energía limpia dentro del país. Estas medidas incluyen un plan por valor de 1.400 millones de dólares y recortes fiscales ofrecidos para incentivar la compra de autos eléctricos.

    Ahora, el mercado de autos eléctricos en la India sigue siendo muy pequeño. En 2018 sus ventas alcanzaron las 3.000 unidades, frente a los 3,4 millones de coches con motor de combustión que fueron vendidos el mismo año en la India.  A pesar de eso, se espera que esta nación asiática se convierta en el cuarto mayor mercado de autos eléctricos en 2040 y que este segmento de la industria se atribuya casi la tercera parte de las ventas de vehículos ecológicos en el mundo, según los analistas de Bloomberg NEF.

    La India ya está llevando a la práctica sus planes de construir fábricas especializadas en la producción de baterías de iones de litio. En particular, la empresa Amara Raja Batteries construirá una planta para ensamblar estos acumuladores de energía.

    A su vez, Manikaran Power llegó en junio del 2019 a un acuerdo con la compañía australiana Neometals para estudiar juntos la posibilidad de construir una refinería de litio en la India con capacidad para entre 10.000 y 15.000 toneladas. No obstante, incluso esas cifras no serán suficientes para satisfacer todas las necesidades del país asiático, que en 2030 alcanzarán las 200.000 toneladas, según Kalsi.

    Etiquetas:
    la India, autos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook