En directo
    Economía
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja su estimación de crecimiento de América Latina y el Caribe en 2020 y 2021, según un informe de la institución.

    "La economía de América Latina avanzará, según las proyecciones, de 0,1% en 2019 a 1,6% en 2020 y 2,3% en 2021, [lo que supone un retroceso de 0,2 y 0,1 puntos porcentuales frente a las previsiones anteriores]", señaló el FMI.

    En cuanto a la situación de Brasil, indicó la entidad, se observa cierta estabilización.

    El FMI atribuyó la calma relativa a una mejora de las expectativas del mercado tras la aprobación de la reforma del sistema de pensiones y la recuperación gradual de los suministros de la industria extractiva. 

    "Mejora de actitud" de Brasil

    Asimismo, el FMI considera que la "mejora de actitud" de Brasil en los últimos meses contribuye a que el crecimiento económico en Latinoamérica no sea tan malo como se esperaba.

    Tras citar la debilidad de crecimiento de México y Chile, por ejemplo, el informe explica que las revisiones a la baja se han visto "compensadas por una revisión al alza del pronóstico de 2020 para Brasil, gracias a una mejora de la actitud tras la aprobación de la reforma de las pensiones y la disipación de las perturbaciones de la oferta en el sector minero".

    La reforma del sistema de pensiones fue la primera gran medida económica aprobada durante el primer año de Gobierno de Jair Bolsonaro, considerada clave para atajar el déficit público.

    La incertidumbre del sector minero que cita el FMI hacen referencia a los problemas en el sector a raíz del desastre de la mina de Brumadinho, hace justo un año, que provocó más de 300 muertos y desaparecidos.

    Para 2020, el informe del FMI subió la previsión del crecimiento del PIB brasileño hasta el 2,2%, 0,2 puntos porcentuales más que lo que pronosticó en el informe divulgado en octubre.

    Para 2021 espera un crecimiento del 2,3%, 0,1 puntos menos de lo que se preveía en el informe anterior.

    En proporción, la revisión más positiva se da para el balance final del año 2019: en octubre el FMI pronosticaba un crecimiento del 0,9%, pero ahora espera que sea del 1,2%.

    Esta previsión está por encima incluso de la que hace el Gobierno brasileño, que estima que la economía haya crecido un 1,12% en 2019 (el resultado final lo divulgará en marzo el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística).

    Reducción de expectativa de crecimiento en México

    El FMI redujo su proyección para el crecimiento de la economía mexicana a 1,0% en 2020, lo que significó un descenso de 0,3% de las previsiones hechas en octubre pasado, por una "debilidad en la inversión".

    Ese ajuste a las expectativas sobre la economía mexicana aparece en el marco de revisiones a la baja para el crecimiento regional de América Latina, incluido en el informe "Actualización de las perspectivas de la economía mundial".

    "Las revisiones se deben a un recorte de las perspectivas de crecimiento de México en 2020-21, entre otras razones por la continua debilidad de la inversión y a una importante revisión a la baja del pronóstico de crecimiento para Chile, que se ha visto afectado por la tensión social", indica el documento del organismo financiero.

    Para el siguiente año 2021, el FMI también recortó las previsiones para la economía mexicana a 1,6%, es decir, también 0,35% menos que la previsión de octubre.

    En América Latina "se proyecta que el crecimiento se recupere de un 0,1% estimado en 2019 a 1,6% en 2020 y 2,3% en 2021".

    Esa nueva previsión regional para 2020 y 2021 "es 0,2 y 0,1 puntos porcentuales menos", respectivamente, que lo señalado en el informe de octubre pasado.

    Los pronósticos del FMI para el crecimiento de la economía mexicana, se ubican en el rango de crecimiento previsto por el banco central de este país, de entre 0,8 y 1,8% en 2020, y entre 1,5 y 2,5% en 2021.

    Las revisiones para la región latinoamericana están en parte compensadas por una revisión al alza del pronóstico de 2020 para Brasil, indica el reporte.

    En el tercer trimestre de 2019, el crecimiento en las diferentes economías de mercados emergentes (entre ellas la India, México y Sudáfrica) "fue más lento de lo previsto en el informe de octubre en gran parte debido a shocks específicos en los países, que frenaron la demanda interna", añade el FMI.

    En otras economías de mercados emergentes "que comprenden Brasil, la India, México, Polonia, Rusia y Turquía" las condiciones económicas "continúan distendiéndose en términos agregados".

    "Esto obedece en gran medida a nuevas reducciones de las tasas de interés y de los costos de endeudamiento externo", puntualiza el informe del organismo.

    En efecto, el 19 de diciembre pasado el Banco de México acordó bajar las tasas de interés por cuarta ocasión consecutiva, y la estableció en 7,25%, gracias a que la inflación está alrededor de la meta de las autoridades monetarias, de 3,0% anual.

    Crecimiento de la eurozona

    El FMI también recortó su estimación de crecimiento de la zona euro en 2020 hasta 1,3%, una décima menos que en su proyección anterior.

    "En la eurozona se pronostica un aumento del crecimiento de 1,2% en 2019 a 1,3% en 2020 [una reducción de una décima frente a la estimación anterior]", indicó el organismo.

    El ente atribuyó ese avance a las expectativas del aumento de la demanda exterior.

    En cuanto a 2021, el FMI mantuvo en 1,4% su proyección del crecimiento para los países adscritos a la moneda única. 

    Las previsiones para España

    El FMI revisó también a la baja su estimación de crecimiento para España en 2020, rebajando dos décimas hasta un 1,6% las proyecciones del pasado mes de octubre debido a las consecuencias de la desaceleración económica.

    "Se han revisado a la baja las proyecciones de 2020 para España debido a las secuelas de una desaceleración más marcada de lo previsto de la demanda interna y de las exportaciones en 2019", señaló el FMI.

    El FMI constata así que la economía española sigue frenando y reduce dos décimas las expectativas del Gobierno de Pedro Sánchez, que prevé un 1,8% de crecimiento, en un pronóstico que se extiende a 2021.

    Entre las economías avanzadas, que incluyen a países de la zona euro y EEUU, Reino Unido, Japón o Canadá, la economía española presenta el mayor recorte en las estimaciones para este año por parte del FMI.

    Sin embargo, pese a esta rebaja en las proyecciones España mantiene su previsión de crecimiento por encima de la media de la eurozona, que se espera que se sitúe en un 1,3% en 2020 y un 1,4% en 2021.

    El organismo recomienda a las economías avanzadas "incrementar el gasto en iniciativas que fomenten el crecimiento de la productividad, en ámbitos como la investigación, la capacitación y la infraestructura física".

    También advierte que los países que deben vigilar su deuda, como es el caso de España, tendrán "menos margen de maniobra" para implementar este tipo de políticas, algo que contrasta con la intención del nuevo Gobierno español de elevar el gasto social.

    Crecimiento económico en China

    En cuanto a China, el FMI revisó al alza, en un 0,2 punto porcentual hasta el 6%, su previsión del crecimiento económico.

    "El repliegue parcial de los aranceles previos y la pausa en la aplicación de otras subidas arancelarias, que se prevén como parte de la primera fase del acuerdo comercial con Estados Unidos, probablemente aliviarán la debilidad cíclica a corto plazo, y el resultado será una mejora de 0,2 puntos porcentuales en el pronóstico de crecimiento de China con respecto al del informe Perspectivas de la Economía Mundial de octubre", dice el comunicado.

    Al mismo tiempo, el pronóstico del FMI para el aumento de la economía china en 2021 se revisó a la baja en el 0,1 punto porcentual hasta el 5,8%, frente a las estimaciones de octubre.

    "Sin embargo, se espera que el nivel de actividad continúe siendo afectado negativamente por disputas no resueltas sobre asuntos más amplios de las relaciones económicas entre EEUU y China, así como por la necesidad de fortalecer la regulación financiera interna del país", agrega el texto.

    La semana pasada EEUU y China firmaron la primera parte del acuerdo comercial bilateral lo que causó cambios positivos en el mercado global. Se espera que el acuerdo sea seguido por conversaciones adicionales para resolver las diferencias restantes.

    El PIB estadounidense

    Asimismo, el FMI revisó a la baja los pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto de EEUU en 2020.

    El FMI bajó las previsiones del PIB de EEUU hechas en octubre en 0,1 puntos porcentuales al 2% para 2020 pero las mantuvo en el 1,7% para 2021.

    En general, los expertos indican que la situación económica en EEUU es estable aunque existen  riesgos serios por los cuales los pronósticos podrían revisarse.

    También destacaron los riesgos para el crecimiento económico global como "la agudización de las tensiones geopolíticas, particularmente entre Estados Unidos e Irán, el aumento del malestar social, un nuevo empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y sus socios comerciales, y una profundización de las fricciones económicas entre otros países".

    Crecimiento del PIB global

    En general, el FMI revisó a la baja su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) global en 2020 y 2021, hasta el 3,3% y el 3,4%, respectivamente.

    "Se pronostica el aumento del crecimiento económico global del 2,9% [en 2019] hasta el 3,3% en 2020 y el 3,4% en 2021, lo que es en 0,1 puntos porcentuales menos [que en la previsión de octubre] para 2019 y 2020, y en 0,2 puntos porcentuales menos [que en la estimación anterior] para 2021", dice el documento.

    La actual proyección, según analistas, se debe a "los cambios negativos en la actividad económica en algunos países con el mercado emergente, en particular en la India".

    "En algunos casos esta reevaluación refleja también los efectos del aumento de la tensión social", señala.

    El informe de previsiones económicas del FMI se publica dos veces al año, en abril y octubre, y se actualiza en enero y julio.

    El documento ofrece el análisis de la economía mundial a corto y medio plazo, con proyecciones futuras de hasta cuatro años. 

    Precios del petróleo en 2020

    Asimismo, el Fondo Monetario Internacional revisó al alza la previsión de los precios mundiales del petróleo para 2020 en 0,09 dólares hasta los 58,03 dólares por barril, consta el informe World Economic Outlook (WEO).

    En cuanto a la previsión del precio medio del petróleo en 2021, alcanzará el nivel de 55,31 dólares por barril.

    "El precio medio del barril en 2019 fue de 60,62 dólares. La proyección del precio basado en los mercados de futuros [correspondiente al 12 de noviembre de 2019] es de 58,03 dólares por barril en 2020 y 55,31 dólares en 2021", indica el informe.

    El informe de previsiones económicas del FMI, el World Economic Outlook (WEO), se publica 2 veces al año, en abril y octubre, y se actualiza en enero y julio.

    El documento ofrece el análisis de la economía mundial a corto y medio plazo, con proyecciones futuras de hasta 4 años.

    Etiquetas:
    PIB, pronóstico, Fondo Monetario Internacional (FMI), economía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook