En directo
    Economía
    URL corto
    6660
    Síguenos en

    A finales de 2018, el ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, aseguró que no hay razón para creer que el rublo ruso sufrirá inestabilidades en el próximo año. En general, su pronóstico se ha hecho realidad.

    Rusia llega a 2020 con más de 500.000 millones de dólares de reservas y una de las monedas de carry trade más lucrativas del mundo, asegura el medio estadounidense Bloomberg.

    Entre las causas de este fortalecimiento, Bloomberg señala la decisión del Gobierno ruso de abandonar las intervenciones monetarias, una política de tasas de interés prudente y normas presupuestarias más estrictas, entre otras.

    El rublo se convierte en un refugio seguro en medio de las preocupaciones por la guerra comercial entre EEUU y China, según un sondeo de Bloomberg entre 57 inversores, estrategas y comerciantes globales.

    Asimismo, el rublo puede ganar "hasta un 7% de los niveles actuales". Además, la moneda rusa se convertirá en un "faro de luz" entre los países emergentes de Europa, Oriente Medio y África, aseguran los analistas de HSBC Holdings Plc.

    En los últimos cinco años, "un alto diferencial de tipos de interés en relación con los costes de los préstamos en EEUU y la fortaleza del rublo se han combinado para producir los mejores rendimientos de las operaciones carry trade en los mercados emergentes", escribe el periódico.

    "Los inversores se beneficiaron de los activos en rublos más del doble que el segundo mejor rendimiento, la libra egipcia", subraya.

    Este crecimiento y fortalecimiento de la moneda rusa es más evidente en comparación con la situación con la que enfrentó el rublo a finales del 2014. Entonces la gobernadora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiúllina, decidió "dejar que el rublo se comerciara libremente después de que el colapso de los precios del petróleo y las sanciones internacionales pusieran a la moneda en una caída en picado que ni siquiera una subida de 650 puntos básicos de los tipos de interés pudo detener inmediatamente".

    En los últimos años, el rublo ha sido afectado por el impacto de las sanciones occidentales, así como por la caída de los precios del petróleo.

    Sin embargo, el Gobierno ruso ha creado una base para minimizar estas fluctuaciones. El Banco Central de Rusia adoptó una dura política monetaria y altas tasas de interés con un énfasis en la contención de la inflación.

    También existe una regla presupuestaria según la cual se aguardan ingresos inesperados de Rusia por el petróleo, lo que ha hecho que las reservas internacionales como el producto interno bruto de la nación vuelvan a su nivel más alto desde 2010.

    "El Gobierno disfruta de un doble superávit en su presupuesto y en sus cuentas corrientes, ambos están en los niveles más altos en al menos una década", concluye el medio.
    Etiquetas:
    economía, Rusia, rublo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook