En directo
    Economía
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El monto del endeudamiento de los países emergentes y en desarrollo llegó en 2018 a 55 billones de dólares, marcando un crecimiento de ocho años que es el mayor, el más repentino y extendido de las últimas cinco décadas, advirtió un estudio del Banco Mundial.

    "La deuda de las economías emergentes y en desarrollo alcanzó la cifra récord de 55 billones de dólares en 2018, lo que marcó un período de ocho años de incremento, el más grande, rápido y generalizado en casi cinco décadas", dice el estudio Oleadas mundiales de deuda.

    El informe de 304 páginas analiza cuatro episodios mayores de acumulación de endeudamiento en más de 100 países desde 1970, y concluye que "la relación entre deuda y PIB (Producto Interno Bruto) de los países en desarrollo ha aumentado 54 puntos porcentuales hasta llegar al 168% desde que la deuda comenzó a acumularse en 2010".

    China carga con una porción importante de ese aumento: la relación entre su deuda y su PIB creció desde 2010 "en 72 puntos porcentuales y se ubica ahora en 255%", señala el informe.

    Pero, excluyendo a China, la deuda es mucho mayor en los demás países en desarrollo y emergentes, donde "duplica el valor nominal registrado en 2007", advierte el Banco Mundial.

    Esto representa un aumento promedio de siete puntos al año, una rapidez casi tres veces mayor que la registrada en la crisis de deuda latinoamericana de la década de 1970.

    El caso de Argentina, cuyo nuevo Gobierno acaba de anunciar que el país carece de recursos para pagar el abultado endeudamiento contraído en los últimos tres años, ocupa un lugar importante en el análisis.

    El informe del Banco Mundial recuerda que Argentina fue el único país de América Latina y el Caribe que no pudo sortear el default en 2001-2002, cuando la región soportaba los efectos de la crisis monetaria, bancaria y de deuda soberana de 1998 en Rusia, considerada la tercera ola de endeudamiento de las últimas cinco décadas.

    Argentina sufrió crisis bancarias sistémicas en 1980, 1989, 1995 y 2001, crisis monetarias en 1975, 1981, 1987, 2002 y 2013 y crisis de deuda soberana en 1982, 2001 y 2014, sostiene el Banco Mundial.

    Respecto de la ola actual, el estudio observa que "en 2018, los riesgos asociados al elevado endeudamiento fueron ilustrados por las experiencias de Argentina y Turquía, que sufrieron aumentos drásticos de los costos de contraer deuda y caídas o estancamiento del crecimiento".

    El informe advierte que desde 1970 hasta la actualidad, cada década trajo una crisis de deuda para las economías emergentes y en desarrollo, "frecuentemente combinada con una crisis bancaria y monetaria".

    El proceso actual es especialmente amplio, porque se produce tanto en la deuda pública como en la privada y "prácticamente en todas las regiones del mundo" y no en una o dos como en las olas anteriores.

    El Banco Mundial recomienda a los países "fortalecer" sin demora sus políticas y "reducir la vulnerabilidad" ante "perturbaciones financieras".

    "La dimensión, la velocidad y la amplitud de la última ola de deuda deberían despertar preocupación en todos nosotros", dijo el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass, en un comunicado distribuido junto con el informe, lanzado este 19 de diciembre en Washington a las 10:00 hora local (15:00 GMT).

    Malpass recomendó dar prioridad a la "transparencia" en el manejo de la deuda para que esta contribuya a "mejores resultados de desarrollo para la población".

    Otra diferencia respecto de procesos anteriores se encuentra en los nuevos tipos de acreedores: "50 por de la deuda pública de las economías emergentes y en desarrollo está en manos de inversionistas no residentes, porcentaje considerablemente mayor que en 2010", dice el informe.

    El único aspecto positivo que señala el Banco Mundial en la actual ola de endeudamiento se refiere a las tasas de interés históricamente bajas que, de momento, alejan el peligro de una nueva crisis.

    Etiquetas:
    endeudamiento, economía, Banco Mundial, deuda
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook