18:06 GMT +305 Diciembre 2019
En directo
    Presidente de China, Xi Jinping, y presidente de Rusia, Vladímir Putin

    Xi y Putin ponen en marcha el suministro de gas ruso a China por el gasoducto Fuerza de Siberia

    © Sputnik / Alexey Nikolsky
    Economía
    URL corto
    1701
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los presidentes de Rusia y China, Vladímir Putin y Xi Jinping, pusieron en marcha los suministros de gas ruso al país asiático por el gasoducto Fuerza de Siberia.

    "Doy permiso" para abrir el grifo, dijo Putin durante una vídeoconferencia.

    El líder chino, por su parte, afirmó: "¡Vámonos!".

    El presidente ruso recordó después que este año se celebra el 70 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Rusia y China.

    "Y este mismo año empezamos a suministrar gas ruso a China, este paso lleva la cooperación estratégica ruso-china en el sector energético a un nuevo nivel cualitativo, acercándonos al cumplimiento de nuestra tarea conjunta con el presidente de China, Xi Jinping, de hacer que el comercio bilateral aumente hasta 200.000 millones de dólares en 2024", puntualizó.

    Xi, a su vez, señaló que el gasoducto Fuerza de Siberia "es un proyecto simbólico para la colaboración energética bilateral y sirve como modelo de una integración profunda de cooperación mutuamente beneficiosa" para los dos países.

    "La explotación del gasoducto marca el inicio de una nueva etapa para nuestra colaboración", enfatizó.

    Además, el presidente chino destacó la importancia de la seguridad y la fiabilidad de la explotación del gasoducto, así como de su impacto sobre la ecología.

    "Es importante prestar una atención especial a la protección del medio ambiente, cuidar debidamente de la explotación de los recursos en beneficio de un desarrollo verde, ecológico, de alto rendimiento energético y con bajas emisiones de carbono", indicó.

    Reducción de las emisiones de CO2 en China

    El proyecto de gasoducto Fuerza de Siberia es ecológico y permitirá a China reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), declaró Alexéi Kokorin, director del programa Clima y Energía de la sucursal rusa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

    "El gas es un combustible intermedio entre el carbón y las energías renovables. Desde el punto de vista de la protección medioambiental será muy bueno si llega a sustituir el carbón en China porque permitirá reducir las emisiones de CO2 a la mitad", dijo Kokorin a Sputnik.

    Indicó que la combustión del metano y la combustión del carbono son procesos físicos distintos.

    "El quemar carbón de alto rendimiento es más complicado y más caro que quemar gas con las mismas características; y también tiene que ver la pureza del aire, algo muy importante para China y para Rusia", explicó el representante del WWF.

    En mayo de 2014 el consorcio energético ruso Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) firmaron un acuerdo para el suministro de gas ruso al gigante asiático a través de la ruta oriental.

    El contrato fue suscrito por 30 años y prevé el suministro anual de 38.000 millones de metros cúbicos de gas ruso a China a través del gasoducto Fuerza de Siberia.

    Para minimizar el impacto ambiental, la tubería fue tendida principalmente por zonas de bosques ralos y quemados por incendios. También se utilizaron puentes móviles para cruzar ríos, arroyos y barrancos sin la necesidad de instalar pilares intermedios, lo que también tuvo una gran importancia para la conservación del ecosistema.

    Etiquetas:
    Fuerza de Siberia, gasoducto, China, Rusia, Xi Jinping, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik