03:28 GMT +308 Diciembre 2019
En directo
    Un naipe (imagen referencial)

    China se abstiene de jugar su carta de tierras raras contra EEUU, ¿pero por qué?

    CC0 / Pixabay
    Economía
    URL corto
    4581
    Síguenos en

    China está ampliando su cuota para la extracción de metales de tierras raras. Este año ha crecido un 10% hasta alcanzar la cifra récord de 132.000 toneladas. De esta manera, China refuta los pronósticos de los analistas que creían que el país utilizaría los metales de tierras raras como baza en la guerra comercial contra Estados Unidos.

    China controla actualmente más del 90% del mercado de las tierras raras, elementos necesarios para producir smartphones, pantallas, acumuladores, láseres, radares y otros productos de origen militar y civil.

    Este hecho despertó la preocupación de Washington de que China restringiera o dejara de exportar metales de tierras raras. ¿Cómo produciría entonces EEUU el equipo militar? La Administración Trump anunció que buscaría proveedores alternativos de metales de tierras raras en otros países, como Australia y Malasia, y que desarrollaría su propia producción y procesamiento de esta materia prima, al menos para satisfacer las necesidades militares.

    Sin embargo, contrariamente a estas preocupaciones, China no redujo la producción de metales de tierras raras, sino que amplió sus cuotas. El uso de metales de tierras raras para ejercer presión sobre otros países golpearía la imagen de China y transformaría las cadenas de suministro globales, lo que no beneficia en absoluto a Pekín, opinó el experto del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Popular de China Wang Yiwei en declaraciones a Sputnik.

    "La mayor parte de equipo electrónico con metales de tierras raras se fabrica en China. El país apenas se negaría a participar en las cadenas de suministro globales solo para utilizar las tierras raras como baza en una guerra comercial", comentó el analista.

    Aunque muchos analistas argumentaron que China podría jugar esta carta, el experto señaló que servía más bien de una advertencia para Estados Unidos.

    "Espero que EEUU tenga un enfoque razonable respecto a este problema y no inicie una guerra de la cadena de suministros globales que podría sumir al mundo en un caos total", dijo Wang Yiwei.

    Según el analista, las reservas de metales de tierras raras no se limitan a China. Australia, Mongolia, Japón y también Estados Unidos cuentan con depósitos de estos recursos. Por lo tanto, las restricciones a su producción y exportación solo llevarían a que China perdiera su posición de líder en este mercado, y unos proveedores alternativos ocuparan su lugar. EEUU y Japón ya han comenzado a desarrollar yacimientos de tierras raras en Australia, agregó el experto chino.

    Por el contrario, expandir la producción es mucho más beneficioso para China. Con el aumento de la oferta, los precios en el mercado disminuyen. Por lo tanto, resulta menos rentable invertir en nuevas instalaciones de producción. Es decir, este paso fortalece la posición de China en el mercado de metales de tierras raras. Además, una mayor extracción de este recurso satisface las necesidades internas de China, comentó Wang Yiwei.

    "China está aumentando la producción de estos recursos porque ya ha superado la etapa de confrontación con EEUU y tiene en cuenta los problemas de las cadenas de suministro globales. Por lo tanto, China está reforzando el desarrollo de esta industria para que pueda satisfacer sus propias necesidades, incluidas las del proyecto Industria 4.0".

    Industria 4.0 es un programa de desarrollo tecnológico de China durante tres décadas. Según este proyecto, para 2045 China debería convertirse en una gran potencia industrial. El programa prevé el desarrollo de telecomunicaciones, redes de información, circuitos integrados, chips, motores de aeronaves, nuevos materiales y nuevas fuentes de energía. Es obvio que los metales de tierras raras son la materia prima clave para el desarrollo de todas estas industrias. Por lo tanto, es muy natural que China siga esforzándose por mantener su liderazgo mundial en la extracción y procesamiento de este valioso recurso. 

    Etiquetas:
    guerra comercial, cuotas, mercado, producción, industria, comercio, tierras raras, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik