En directo
    Economía
    URL corto
    170
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El conflicto desatado en el último mes en Bolivia entre el Gobierno nacional y el departamento sureño de Potosí por la industrialización del litio, tiene que ver en gran parte con el reparto de la renta generada por la actividad extractiva, dijo a Sputnik el experto Héctor Córdova.

    "En Bolivia, desde hace más de 100 años, nos hemos acostumbrado a vivir de las rentas que produce la venta de los recursos naturales no renovables. Lo malo es que, cuando no avanzamos más de un eslabón en la cadena de valor del sector minero, la renta es mínima", dijo Córdova.

    El docente universitario, ex viceministro de Minería y expresidente de la estatal Corporación Minera de Bolivia bajo el actual Gobierno, hizo el comentario en referencia a la huelga declarada por el comité cívico de Potosí en demanda de anulación de un contrato de asociación del Estado con el grupo alemán ACI para industrializar el litio del salar de Uyuni.

    Córdova señaló que, aunque la demanda de Potosí cuestiona la presencia extranjera en el proyecto de litio, podría revelar una insatisfacción con la renta que genera la extracción minera en ese departamento y con el uso dado a los recursos obtenidos.

    Actualmente, señaló, la renta que deja la minería es de apenas el 9% del valor de los minerales extraídos del territorio nacional.

    "Potosí [una región tradicionalmente minera, desde los tiempos de la Colonia española] ha recibido, como compensación por la extracción de minerales de su territorio, más de 1.000 millones de dólares en el período de Evo Morales, pero este monto no se ha transformado en el desarrollo que espera la región", sostuvo.

    Córdova recordó que la Constitución vigente en Bolivia manda agregar valor agregado a todas las materias primas explotadas, pero en la minería sólo el sector estatal desarrolló proyectos metalúrgicos, "las cooperativas y empresas privadas prefieren exportar mineral, transfiriendo al extranjero nuestra riqueza y generando empleo en otros países".

    La huelga en Potosí cumplía este 11 de octubre su quinto día, cuando el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, anunció que el presidente Evo Morales recibirá el 14 de octubre a los dirigentes de ese departamento en procura de solucionar el conflicto.

    El cuestionado contrato de asociación entre la alemana ACI y la estatal Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB) prevé el desarrollo de una cadena industrial que culminaría en la fabricación de baterías de ion litio de uso automotor, con una inversión de hasta 1.300 millones de dólares.

    Según la ley minera vigente, que el movimiento potosino plantea también modificar, las regiones productoras se benefician con regalías variables, de hasta 10% del valor bruto del producto.

    El Gobierno explicó que YLB tiene el 51% de la sociedad con ACI y que las industrias a desarrollarse con la firma alemana utilizarán como materia prima las salmueras residuales procedentes de fábricas estatales de sulfato de potasio y carbonato de litio ya instaladas en el salar de Uyuni.

    Uyuni es el lago seco de sal más grande del mundo, de más de 10.000 kilómetros cuadrados de extensión y a una altura de 3.650 metros sobre el nivel del mar, que según el Gobierno boliviano posee la mayor reserva mundial de litio.

    Etiquetas:
    litio, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook