23:44 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    El banco central de Argentina en Buenos Aires

    Los números rojos de la economía argentina en cinco puntos

    © AP Photo / Victor R. Caivano
    Economía
    URL corto
    Por
    0 50
    Síguenos en

    Menos de un mes antes de las elecciones generales del 27 de octubre, el foco de todos los actores locales y extranjeros está puesto en la situación financiera que heredará quien gane la Presidencia. El nuevo Gobierno recibirá un país en crisis, con sectores productivos muy golpeados.

    La crisis en Argentina ya era un tema candente y preocupante antes de las elecciones primarias del 11 de agosto, pero los resultados –que dejaron al presidente, Mauricio Macri, 16 puntos porcentuales debajo del candidato opositor, el peronista Alberto Fernández– transformaron una gestión que afrontaba una tormenta, en un barco que se hunde en picada.

    Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) anunció que la pobreza en Argentina alcanzó al 34,5% de la población en la primera mitad del 2019, pero estos números todavía no registran el impacto en el acceso (o la limitación) a la canasta básica de bienes y servicios que vive la sociedad desde aquellos comicios.

    Ante un escenario de incertidumbre política y con el arrastre de una recesión galopante, estos son cinco de los más alarmantes números rojos de la macroeconomía argentina que pasarán a ser la pesadilla de quien festeje –si es que hay algo para festejar– la noche del último domingo de octubre.

    Inflación

    Actualmente, la inflación en Argentina es más alta que la de los otros 19 principales países del continente juntos. Esa enfermedad crónica y sin control que tiene el país desde hace más de una década fue de 48,7% en 2018, y la interanual de agosto fue de 54,5%, más de lo que suman la mayor parte de las economías del continente, con excepción de Haití y Venezuela.

    Riesgo País

    El viernes anterior a las elecciones primarias, el índice de riesgo país que realiza a diario el banco financiero J.P. Morgan estaba en 876 puntos; se catapultó 86% el día siguiente, 12 de agosto, a 1631 puntos y llegó a un pico de 2.471 puntos hacia fines de ese mismo mes. Actualmente se encuentra cerca de los 2190 puntos, el segundo más alto del mundo. Comparado con los países de la región, el de Argentina es altísimo: Perú (116), Uruguay (179), Colombia (188), México (221) y Brasil (252).

    "Por la incertidumbre, todo tipo de inversión en Argentina ahora está frenada hasta que se defina no solamente quién va a estar en el Gobierno sino las políticas que ese Gobierno lleve adelante", dijo a Sputnik el economista Nicolás Litvinoff, director del sitio de educación financiera Estudinero.net.

    Peso/dólar

    El día después de las primarias, el peso argentino perdió en un día 25% de su valor al pasar de cotizar con el dólar alrededor de $45 a más de $60 pesos, donde se mantiene. Desde entonces, el Banco Central realizó inyecciones de sus reservas para frenar las corridas pero finalmente el Gobierno decidió intervenir de una manera inesperada a través de controles cambiarios y la obligación de liquidar en el mercado local de divisas las exportaciones.

    "Me parece difícil que el dólar haya encontrado una estabilidad, si bien el cepo de alguna manera frena la fuga de divisas, la situación sigue siendo muy delicada. El tema de la restricción externa hace que los dólares escaseen y la proyección es que siga al alza, aún más teniendo en cuenta los compromisos que tiene que afrontar Argentina en materia de pago de deuda en divisa extranjera", evaluó Litvinoff.

    Reservas 

    El Banco Central perdió más de 15.000 millones de dólares de sus reservas desde los comicios, no solo en las subastas para contener el tipo de cambio sino en pagos de letras, bonos, préstamos obligatorios, retiros de inversionistas y en intereses de deuda del Tesoro.

    Acciones

    Durante las semanas posteriores al "lunes negro" del 12 de agosto, el valor de las acciones de las empresas argentinas, calculado en dólares, cayó un 60%, según el índice S&P Merval, que representa el mercado de valores de Buenos Aires. Los bancos locales y las empresas de energía, que son a su vez las principales y más numerosas, fueron las más golpeadas. 

    "Fue la mayor caída bursátil en un solo día, cuando cayeron un 48% y lo que sucedió fue que el mercado se anticipó a lo que fue el reperfilamiento de las deudas con el FMI, entre otras, y que el país quedaba en una especie de 'limbo' político hasta las elecciones de octubre", explicó el economista.

    Etiquetas:
    elecciones generales, economía, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik