Widgets Magazine
09:22 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Mapa de América Latina

    Los créditos en América Latina, la medicina y el veneno a la vez

    CC0 / Pixabay
    Economía
    URL corto
    Por
    292
    Síguenos en

    Las ganancias del sector bancario en América Latina crecieron un 2% hasta situarse en 54.000 millones de dólares en el 2018. Hoy en día los créditos son la principal fuente de ingresos de los bancos y distintas instituciones financieras.

    Sputnik conversó con varios expertos que revelaron todas las ventajas y peligros que podrían asociarse con en el mayor endeudamiento de empresas y personas físicas.

    Un poco de cifras 

    En total, el crédito en América Latina aumentó un 4,7% en 2018, frente al 2017 cuando creció un 4,2%, reza el Informe Económico Bancario Regional que fue publicado en mayo del 2019 por la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

    En particular, el crédito aumentó en México, Colombia y Brasil entre el 4,2%, 3%, y el 1,6% respectivamente  mientras que la mayor dinámica de crecimiento pudo observarse en Perú: el 10%. Este liderazgo de Lima, según los expertos de la Felaban, se debió a la coincidencia de varios factores:

    • el dinamismo de la inversión privada;
    • el aumento de consumo;
    • la inflación controlada.

    Argentina fue uno de los países de América Latina donde el crédito se desplomó un 8%. Las causas de esta caída están claras, consideran los expertos de la Felaban dado que en el momento de la preparación de este informe, este país latinoamericano tuvo la inflación que estaba a punto de acercarse al 50% en términos anuales. Por ello, las tasas de interés subieron al 60%, provocando la reducción de créditos.

    Ventajas y relación optima crédito-ingreso por familia

    En su conversación con Sputnik, el subdirector de la CELAG, Guillermo Oglietti, subrayó que los créditos desempeñan un rol importante en las economías nacionales ya que estimulan el consumo de las familias y sostienen el crecimiento económico y el empleo.

    Sin embargo, frecuentemente los hogares tienen poca capacidad para identificar cual es el límite razonable para su endeudamiento. A este respeto el experto recordó como en el 2007 incluso las familias de EEUU —uno de los países con la mayor cultura financiera— no pudieron parar a tiempo su endeudamiento que alcanzó niveles críticos. Los bancos estadounidenses tampoco pudieron evitar la crisis financiera que se produjo hace más de 10 años.

    "En los países desarrollados que tienen tasas de interés muy bajas el nivel del crédito total para las familias previo a la crisis de 2007/8 rondaba el 110% del ingreso familiar disponible, y a pesar de los bajos costos financieros, los servicios de la deuda se acercaban al 20% del ingreso familiar", dijo el experto a Sputnik.

    Según el subdirector de la CELAG, los servicios de la deuda total —que puede sumar crédito hipotecario y prendario—no deben superar el 15% del ingreso familiar. A su vez, Raymundo Tenorio Aguilar, profesor emérito del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, considera que la combinación óptima de distintos créditos no debería rebasar el 50-55% del ingreso mensual o anual.

    "Desafortunadamente considero que seguirá al alza hasta el límite en el que las familias tuvieran que enfrentar embargo de bienes patrimoniales y ello les cierre futuras oportunidades de crédito, además de no enfrentar las realidades que ameritan tiempos de austeridad", subrayó.

    Esta tendencia ya puede observarse en los países como Chile. En particular, el informe de Cuentas Nacionales del Banco Central de Chile reveló que el endeudamiento de los hogares sobre el ingreso disponible se ubicó en el 73,3%  en el cuarto trimestre del 2018, marcando un alza de 3,2 puntos porcentuales respecto al 2017.

    ¿Qué riesgos podría representar la sobrecarga de créditos?

    Oglietti considera que la sobrecarga de créditos puede representar dos tipos de peligros: de carácter micro y macroeconómicos. Los riesgos microeconómicos suponen que las familias sobrendeudadas serán incapaces de pagar intereses que suelen venir acompañando cada crédito

    "Como es baja la cultura financiera, es fácil para muchas familias caer en el problema de exceso de financiamiento, sobre todo, del tipo más caro, a través de las tarjetas de crédito que tienen costos demasiado altos en la región", expuso el experto.

    Como resultado, muchas familias no logran reestructurar sus deudas, por lo que caen en la marginalidad. Es una situación de la que es difícil o imposible salir para las familias de menores recursos. En este caso los bancos y otras empresas financieras suelen actuar con poca responsabilidad social, porque se desprenden de los créditos en mora y venden los derechos de cobro a bufetes de abogados que actúan como fondos buitre a escala nacional.

    "Hay una asimetría en el acceso a la justicia que se inclina a favor del sector financiero", resaltó.

    El riesgo macroeconómico está relacionado con los créditos en mora. Su carga aumenta presión  sobre la balanza comercial vía importaciones de bienes y, sobre todo, surgen la desigualdad social y la angustia en las familias más endeudadas.  

    ¿Cómo influyen las actividades de la Reserva Federal de EEUU en los créditos en América Latina?

    A finales de julio del 2019  la Reserva Federal de EEUU decidió reducir la tasa de interés un 0,25% por primera vez en más de 10 años. En general, este paso tiene efectos positivos para la economía mundial dado que reduce el costo de los créditos, no solo en EEUU sino en los mercados externos.

    Oglietti explicó a Sputnik que este paso también puede tener otra cara de la moneda. La tasa de interés baja  es capaz de contribuir al derrame de créditos de bajo costo en América Latina. En estas circunstancias los bancos centrales tienen que observar que su invasión "no afecte los equilibrios financieros y no sobrendeude a las familias".

    Asimismo, las instituciones financieras deben manipular con mayor responsabilidad el dinero obtenido para no generar burbujas financieras y déficits de la cuenta corriente. Además, tienen que priorizar dirigir el crédito a la producción que es, según el experto, "el destino al que la banca tiene menos predisposición de otorgarlos". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik