Widgets Magazine
En directo
    Unos plátanos, referencial

    Qué se sabe de la plaga que ha puesto a Colombia en emergencia nacional

    CC0 / Pexels
    Economía
    URL corto
    6333

    Colombia ha declarado la emergencia nacional después de encontrar un hongo que puede devastar todos los cultivos de plátano, uno de sus principales productos de exportación.

    El organismo Fusarium tipo 4 (TR4) fue detectado en casi 180 hectáreas (1,8 km cuadrados) de la provincia nororiental de La Guajira. Ya se han erradicado 168 hectáreas (1,68 km cuadrados) del cultivo infectado.

    Además, se han introducido medidas de control adicionales en todos los puertos, aeropuertos y pasos fronterizos.

    Qué es el TR4

    Los bananos son la tercera exportación agrícola más grande de Colombia, pero su falta de diversidad genética los hace vulnerables para organismos nocivos.

    Gran parte del problema proviene del hecho de que el mundo está dominado por una sola variedad, conocida como Cavendish. Desde la década de los 50, se ha propagado como una respuesta a otra enfermedad micótica, y durante más de medio siglo ha sido resistente al TR4 —la enfermedad de Panamá—. Sin embargo, una nueva cepa agresiva del hongo TR4 venció a todos los obstáculos.

    El TR4 ataca las raíces de los plátanos y no representa un riesgo para los seres humanos. Sin embargo, es mortal para las plantas.

    El patógeno penetra a través de las raíces en la propia planta, después de lo que se seca y ya no da frutos. El TR4 es resistente a los fungicidas y no tiene antídotos. La única manera de controlar el contagio agresivo es dejar de plantar plátanos en el área afectada.

    Qué tipos de plátanos hay

    Antes de los 50, otra variedad llamada Gros Michel prevaleció en el mundo. Era más grande, más dulce y más sabrosa que Cavendish. Pero a principios del siglo pasado, las plantaciones comenzaron a sufrir de la enfermedad de Panamá.

    A principios de los 60 surgió una escasez mundial de bananos, y los principales exportadores quebraron.  Fue entonces cuando Cavendish salió adelante, siendo inferior en muchos aspectos a la antigua variedad, pero resistente a los peligrosos hongos. Los consumidores tuvieron que acostumbrarse al nuevo sabor.

    No obstante, en 1992 una nueva cepa del hongo empezó a devorar en Asia la variedad Cavendish. Desde entonces, esta cepa, a la que se le asignó el número 4, ha devastado plantaciones de esta fruta en Indonesia, Malasia, Australia y Taiwán, llegando ahora a América Latina.

    Para combatir el problema, los científicos están intentando seleccionar una nueva variedad que sea de un gusto parecido a la Cavendish, pero resistente a las enfermedades.

    Etiquetas:
    plaga, fruta
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik