En directo
    Economía
    URL corto
    7510
    Síguenos en

    La asociación de tierras raras de China (ACREI) expresó su definitivo apoyo a las contramedidas del país respecto a EEUU. Junto con este anuncio se avivan los temores en Estados Unidos a que el gigante asiático use su posición casi monopólica en el mercado de tierras raras para presionar al país norteamericano en la guerra comercial.

    "No hay ganadores en la guerra comercial, y la práctica de imponer aranceles y aumentar las tensiones comerciales por parte de Estados Unidos no solo perjudica los intereses de China, sino que también perjudica gravemente los intereses de las empresas y los consumidores estadounidenses. Expresamos nuestra firme oposición", reza el comunicado de la empresa tras una reunión especial celebrada el 7 de agosto.

    Las declaraciones de la Asociación vienen  pocos días después de que Washington anunciara un arancel adicional a los productos chinos.

    Según la ACREI, con su "comportamiento de intimidación comercial" y "habitual pensamiento hegemónico" EEUU busca contener el desarrollo de China.

    "Apoyaremos las contramedidas adoptadas por el Estado contra el aumento de los aranceles sobre los productos chinos exportados a Estados Unidos".

    Las tierras raras son recursos estratégicos importantes, que se utilizan en la producción de dispositivos electrónicos, computadoras y hasta en el ámbito militar.

    China suministra aproximadamente el 80% de las tierras raras utilizadas por Estados Unidos para la manufactura de diversos productos, por lo que su escasez podría significar un problema potencialmente costoso para el país norteamericano. Varios expertos habían advertido que las tierras raras de China son una potente arma en la guerra comercial.

    En junio, China había informado que el país busca crear un mecanismo que controle las exportaciones de tierras raras y coordine los suministros de estas materias primas al exterior.

    Etiquetas:
    guerra comercial, EEUU, China, tierras raras
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik