Widgets Magazine
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

    El origen ruso del término 'economía moral' que usó AMLO para definir su política económica

    © REUTERS / Carlos Jasso
    Economía
    URL corto
    4411

    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, definió como 'economía moral' la política económica de su Administración. Durante una conferencia de prensa en el Palacio Nacional, el líder del país afirmó que este modelo está basado en la honestidad y representa una alternativa al proyecto neoliberal implementado en el país.

    El mandatario anunció que si le da tiempo podría escribir un libro para explicar más detalladamente en qué consiste su política.

    "Economía moral, si me tocara definir lo diría de esa forma", refirió.

    Sin embargo no fue el presidente mexicano quien inventó este término. El concepto tiene origen ruso.

    Quién usó por primera vez el término

    En varias investigaciones científicas se indica que el concepto economía moral lo acuñó el historiador inglés Edward Palmer Thompson. Lo utilizó en su escrito La economía moral del campesino, que vio la luz en 1979. Sin embargo, el término fue formulado a principios del siglo XX por el economista y sociólogo ruso Alexandr Chayánov (1888-1937).

    En qué consiste el concepto de economía moral

    Chayánov centró sus investigaciones científicas en la gestión económica del sector agrícola. Durante años estudió los ejemplos de Rusia, Alemania, Italia y Suiza y llegó a la conclusión de que históricamente en su país este sector se ha formado por las familias campesinas que lo administran de manera natural. Por eso, la unidad básica de su investigación no fue un individuo, sino la agricultura campesina.

    De acuerdo con el economista, el trabajo y el modus vivendi de los campesinos es un modo de vida socioeconómico y cultural especial, diferente de la producción socialista y capitalista. La agricultura familiar tiene por objeto satisfacer las necesidades de los miembros de la familia campesina y no sacar máximas ganancias, como lo hacen los capitalistas. También confían en que las autoridades, otros familiares o vecinos ayudarán en caso necesario.

    Chayánov demostró que los objetivos de la economía campesina van más allá de los motivos del mercado y se expresan en un equilibrio de ahorro de labor, que establece un balance entre la carga del trabajo y el consumo familiar. Dado que la mayoría de las economías del sector agrícola no trabajan para el mercado, sino que cultivan productos para su propio consumo, su comportamiento no está sujeto a las leyes económicas básicas.

    Además, Chayánov realizó un análisis comparativo de la mentalidad rusa con la de Europa Occidental. Resultó que un trabajador, por ejemplo, de Hamburgo, comienza a disminuir el consumo una vez se aumente el número de consumidores, miembros de su familia.  A su vez, el ruso comienza a trabajar más dado que basa su comportamiento económico en las necesidades reales de su familia y amigos.

    "En igualdad de condiciones, un trabajador campesino animado a trabajar por las necesidades de su familia desarrolla más energía cuanto mayor es la presión de estas necesidades. Cuantas más bocas tenga la economía (familia), mayor será el volumen de producción del trabajador", dijo.

    También el término revela el potencial moral y el valor del trabajo agrícola basado en los principios de ecología, creatividad, ahorro, diligencia, asistencia mutua, lo que lo hace atractivo.

    Según el economista, la intención de hacer llegar la vida rural al modelo económico de producción industrial es destructiva para el sector agrícola. 

    Desarrollo del concepto

    A su vez, el historiador Edward Tompson desarrolló el tema y describió el concepto en el libro La economía moral del campesino donde explicó el comportamiento popular en los motines de subsistencias del siglo XVIII.

    En su opinión, la economía moral incluye percepciones populares de lo que es legal e ilegal. Acumula las normas sociales tradicionales, funciones económicas, deberes especiales de algunos miembros de la sociedad.  El antropólogo James Scott popularizó el concepto en su libro La economía moral del campesino: rebelión y subsistencia del Sureste asiático.

    En 1993 el académico del Colegio de México, Julio Boltvinik, se apropió del término para nombrar su columna. Al pasar seis años, en 1999 en algunos de sus artículos describió el concepto como "conjunto de creencias, usos y formas asociadas con la comercialización de alimentos en tiempos de escasez".

    Hoy en día este término sirve para referirse a la política económica que proclama "la inmoralidad de lucrarse con base a las necesidades de las personas", según Scott, y busca el bienestar colectivo y no el lucro personal. Este sistema consta de mecanismos redistributivos y de ayuda recíproca, comunitarios y familiares, que forman una cierta red de seguridad social:

    • intercambios no comerciales de alimentos
    • acuerdos de compartir alimentos a cambio de compartir trabajos
    • préstamos de alimentos
    • donaciones a los necesitados
    • regalos recíprocos
    • campos y graneros comunitarios

    A qué se refiere concretamente López Obrador al hablar de economía moral y cuáles serán los pasos para implementar esta política todavía no está claro. Lo que sí se puede decir ahora es que ya tiene un nombre que puede que no sea original, sin embargo, es muy prometedor y no menos apremiante.

    Etiquetas:
    Rusia, economía, México, Andrés Manuel López Obrador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik