En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    El acuerdo entre la UE y el Mercosur (34)
    0 14
    Síguenos en

    Sputnik consultó con el economista argentino, Francisco Cantamutto, sobre cuáles son las implicaciones económicas y geopolíticas que están detrás de este histórico tratado de libre comercio y cuáles se esperan que sean los principales beneficiados y afectados de un mercado intercontinental liberado.

    Existen algunos indicios notorios como para matizar qué hay detrás de este pacto en este preciso momento y bajo qué condiciones. Las negociaciones entre el bloque de la Unión Europea (UE) y los países del Mercosur están en curso desde hace más de 20 años, han atravesado diferentes fases y diversas fueron las trabas que hicieron que no se firmara antes. 

    Por un lado, desde el lado de la Unión Europea hubo y hay mucha reticencia, sobre todo de Francia, donde se esperan fuertes quejas del sector ganadero, a desmontar la protección y promoción del sector agropecuario. También, al mismo tiempo, hay una importante exigencia para que los países del Mercosur realicen distintas concesiones, explicó Cantamutto, miembro de la Sociedad de Economía Crítica de Argentina.

    Fue casi un cuarto de siglo de negociaciones principalmente porque en algún momento el tratado buscó tener tres patas, no solo limitarse al comercio sino también trabajar en la integración política y la cooperación internacional. La gestión Cambiemos, que asumió en 2015, se enfocó en lo económico y bajo una lógica de libre comercio, lo que allanó el camino desde el lado argentino, enfocándose exclusivamente en unos pocos negocios, explicó el economista.

    "El Gobierno de Mauricio Macri está buscando desde que asumió cerrar este acuerdo. Recordemos que no logró hacerlo en 2017, en el marco de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y eso tiene que ver no solo con las resistencias locales sino incluso por parte de la UE. Tanto Macri como ahora Bolsonaro en Brasil pusieron por delante el tinte ideológico libremercadista y buscaron mostrar una señal política de anuencia de los poderes centrales respecto de sus gobiernos. No tiene que ver siquiera con lograr negocios para el empresariado local", opinó Cantamutto.

    Según el economista, la ganancia y los beneficios posibles para la Argentina serán casi nulos. La lógica fue geopolítica, en el sentido de buscar ofrecer apoyo a los Gobiernos de tendencia de derecha que ahora dirigen los países de América del Sur.

    Además, se lograron "para que la UE retenga mercados que está perdiendo frente a China y EEUU, buscando garantizarse el acceso privilegiado a los países del Mercosur en el medio de una guerra comercial por el poder global donde está quedando muy por detrás y enfrentado a la posibilidad de una disgregación interna".

    Mientras la UE tiene un crecimiento en su PBI 2019 estimado de 1,3% y Brasil de 1,5%, el de Argentina es 1,5% pero negativo. La inflación en la UE es promedio de 1,6% y en Brasil de 4%, pero el de Argentina es de alrededor de 50% anual. Mientras que el Euro se apreció frente al dólar un 1,75% en el último año y Brasil tuvo una devaluación de 16%, en Argentina la depreciación fue de casi 120%. 

    Además: Acuerdo con UE es el más importante de la historia del Mercosur, según Macri

    En un país donde todos los indicadores económicos están al borde del colapso, son hoy día nulas las posibilidades de estar a la altura para poder competir en un mercado desregulado,  tanto para las empresas argentinas con poder de exportación en Europa como de las empresas locales ante la llegada de los productos europeos, además de enfrentadas al poder de Brasil, un país que busca negociar como país en ventaja y no como bloque Mercosur.

    Cantamutto dijo que, por el lado de la producción industrial, la desgravación significará una creciente desindustrialización, especialmente en los sectores automotriz y farmacéutico. En la producción primaria también habrá problemas ya que muchas están protegidas por denominaciones de origen bastante laxas y por derechos de propiedad que hacen que puedan ingresar a nuestros países y desplazar producción local. 

    En ese sentido, el agro tampoco sería un ganador excepto en algunos pocos productos como puede ser la exportación de carnes.

    "Quienes perdemos vamos a ser todos nosotros en calidad de trabajadores. La desindustrialización va a causar pérdida de puestos de trabajo, la extensión de las patentes va a dificultar el uso de genéricos que va a encarecer la medicina, vamos a perder acceso a algunos productos locales y se estaba negociando la libre navegación de ríos, lo cual podría significar una pérdida de soberanía", profundizó.

    Tema:
    El acuerdo entre la UE y el Mercosur (34)
    Etiquetas:
    Argentina, UE, Mercosur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook