Widgets Magazine
En directo
    El edificio del Departamento de Tesoro de EEUU

    Deuda pública, G20 y aranceles: "No le veo el fin a esta guerra comercial"

    © AFP 2019 / Paul J. Richards
    Economía
    URL corto
    La cumbre del G20 en Osaka (118)
    4411

    ¿Resulta verosímil que Pekín acabe utilizando la deuda pública de EEUU de titularidad propia como medio para contrarrestar sus aranceles? China es la nación que posee más deuda pública de Estados Unidos: cerca de 1,2 billones de dólares.

    Claude Barfield, antiguo consultor de la oficina del Representante de Comercio de EEUU, durante una entrevista a Sputnik señala que a veces el vender deuda pública estadounidense se ve como una forma de golpear con fuerza a Estados Unidos y como si su venta fuese a crear cierto caos, pero que en realidad "los chinos también sufrirán" si lo hacen.

    "¿Dónde pondrán ese dinero? Se desharán de algo que era una inversión segura. Las obligaciones del Estado de EEUU son bastante seguras, ¿así que qué piensan hacer? [De venderlas], ellos y el resto del mundo se encontrarán con problemas a corto plazo ", explica a Sputnik.

    Si finalmente China utiliza la deuda pública estadounidense que tiene en su poder, prosigue, habrá problemas, primero, en cuanto a las finanzas mundiales se refiere. Pero las obligaciones del Estado de EEUU "son fuertes" y hay muchos que están dispuestos a invertir en ellas. "Por eso creo que esos problemas serán a corto plazo", señala, pero no cree que sea demoledor para la economía de Estados Unidos.

    "Las instituciones multilaterales como son el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional harán, sin duda, todo lo que sea necesario para estabilizar la economía y los mercados mundiales", asegura.

    ¿Quién puede estar interesado, de llegar el momento, en conservar parte de la descomunal deuda pública de EEUU a corto plazo? Claude lo tiene claro: los países que ya la poseen. Se puede tratar de un país desarrollado, de cualquier país europeo. También de cualquier país en vías de desarrollo que dese invertir su dinero en bonos estatales seguros. "Estos encontrarán en los bonos estadounidenses unos de los más seguros del mundo", dice.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que el aumentar las tarifas sobre las importaciones chinas permitirá a Washington reducir su deuda. Pero Barfield cree que la parte recaudada a raíz de las tarifas representaría una diminuta parte de la deuda. Apunta a que Trump no dijo toda la verdad: que el dinero recaudado no viene de los chinos, sino de las propias empresas y contribuyentes estadounidenses.

    "Eso se reflejará negativamente en la economía de Estados Unidos".

    Barfield no ve luz al final del túnel de la actual guerra comercial entre las dos superpotencias. Cree que, a estas alturas, esta no hará más que agravarse. Apunta a que había esperanzas de que, de cara al G20 de junio, ambos países acabarían entendiéndose y llegando a algún acuerdo, pero que ahora esa opción se ha descartado casi por completo.

    "Ahora mismo no veo el final de este enfrentamiento. Creo que es poco probable que EEUU y China alcancen una decisión de consenso durante la cumbre. No hay señales de que los chinos y los estadounidenses estén esperando al G20".

    Te puede interesar: La intrépida China tiene varias opciones para responder a EEUU en la guerra comercial

    Tendrían que estar negociando ahora y el G20 está a la vuelta a de la esquina, concluye.

    Tema:
    La cumbre del G20 en Osaka (118)
    Etiquetas:
    guerra comercial, deuda pública, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik