Widgets Magazine
En directo
    Un lingote de oro (archivo)

    El Banco Central de Estonia tiene solo un lingote de oro y no puede venderlo

    © Sputnik / Pavel Lisicin
    Economía
    URL corto
    2141

    En el Banco Central de Estonia queda solo un lingote de oro de 11 kilos valorado en 500.000 euros. Sin embargo, es más bien una pieza de museo, porque debido a su impureza, no sirve para las operaciones financieras.

    El 3 de mayo, el Banco Central estonio celebró su 100 aniversario. El único lingote de oro que está guardado en esta institución tiene 97 años.

    Según Fabio Filipozzi, jefe del Departamento de Mercados Financieros del Banco Central de Estonia, el resto de las reservas de oro del país es de 256 kilos, pero se almacena en los bancos extranjeros, y en Estados Unidos, en particular. La tradición se remonta a la primera mitad del siglo XX, antes de que comenzara la Segunda Guerra Mundial, cuando el país decidió transferir el metal precioso para mantenerlo a salvo.

    Tallin vendió la mayor parte de sus reservas de oro en la década de los 90 e invirtió el dinero en otros activos líquidos, como bonos y acciones, comentó el funcionario bancario durante el programa televisivo Terevisioon del canal ERR.

    Mientras tanto, Rusia sigue una línea totalmente contraria y aumenta sus tenencias del metal precioso. En 2019, llegó a ser líder mundial en la compra del oro. En el primer trimestre del año, el país compró 55,3 toneladas, seguido por China con 33 toneladas. En total, los bancos centrales ya han adquirido 145,5 toneladas del metal este año, un 68% más que durante el mismo periodo del año pasado.

    Además: Un rechazo razonable del dólar: cada vez más países siguen el ejemplo de Rusia

    Según los expertos, se trata de un proceso de desdolarización, por el que optan varios países del mundo con el fin de proteger sus activos de las sanciones estadounidenses.

    Etiquetas:
    activos, finanzas, economía, dólar, oro, EEUU, Rusia, Estonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik