En directo
    El reflejo de un hombre pidiendo limosna en la vidriera de un cambio de Buenos Aires

    Leliq: las letras del Tesoro argentino que amenazan con ser una bomba de tiempo

    © REUTERS / Agustín Marcarián
    Economía
    URL corto
    Francisco Lucotti
    0 71

    Las deudas a corto plazo del Estado argentino se ofrecen con altas tasas de interés para tentar a los inversionistas. Son un negocio extraordinario para los bancos, que son los únicos que sacan ventaja de la situación crítica argentina, mientras la confianza de pago del país cae sin parar.

    Este jueves 18 de abril, el riesgo país de la Argentina llegó a la marca de 854 puntos. Este indicador, que mide la probabilidad de que un Estado no pueda hacer frente a sus obligaciones, alcanzó su punto más alto desde 2014, cuando el juez estadounidense Thomas Griesa congeló los pagos de bonos reestructurados por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) y obligó al país a entrar en un default selectivo con los llamados fondos "buitre".

    Argentina sufre una grave crisis de confianza en la posibilidad de que pueda cumplir con sus pagos a partir de 2020, cuando tenga que empezar a rendir cuentas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el mayor desembolso de este organismo en la historia, y cuando todavía están lejos de verse cumplidas las metas de déficit cero y baja de la inflación.

    Mientras tanto, el país sigue endeudándose como único mecanismo para evitar el colapso de la economía. Las Letras de liquidez (Leliq) que emite el Banco Central, deudas a corto plazo con altísimas tasas de interés, aumentan los retornos de los bancos, que se han transformado en los financistas del Estado, a la vez que el déficit cuasifiscal anual de la entidad pública ya se proyecta en 4% del PBI para 2019.

    "Estamos en un país en donde uno de los únicos sectores que tienen ganancias no las obtienen con lo que su función social indica. Estamos hablando de los bancos, que tendrían que obtener ganancias prestándole dinero a la gente, a las empresas, estimulando la economía, siendo intermediarios entre los que necesitan capital y los que tienen excedente", dijo a Sputnik Nicolás Litvinoff, director de Estudinero.net.

    Te puede interesar: La inflación interanual en Argentina llega al mayor nivel desde que asumió el actual Gobierno

    El economista dijo que los bancos en este momento obtienen ganancias extraordinarias tomando dinero del público y prestándoselo al Gobierno, a través de las Leliq, a una tasa que es prácticamente de 60% de diferencia a su favor.

    Les pagan a la gente el 40, 45% el plazo fijo con interés anual, pero con las Leliq sacan una tasa efectiva anual, no la nominal, que es la que se obtiene reinvirtiendo los intereses que le va pagando el Gobierno, de cerca del 90%.

    "La pregunta es cuánto puede durar una situación así, una asimetría tan grande en una economía donde el crédito virtualmente no existe, donde las tasas de interés están por las nubes", dijo el economista.

    "Y donde uno de los sectores que más ganancias obtienen lo hacen acercándole fondos a un Gobierno que está técnicamente en situación de quiebra, porque debe mucho más de lo que tiene como reserva", concluyó.

    Más: Macri afirma que niveles de inflación responden a comportamientos culturales

    En los últimos días, se supo que en marzo la inflación interanual llegó al 54,7%, el mayor nivel desde que asumió el actual Gobierno (10 de diciembre de 2015). En parte, este guarismo se explica por la falta de confianza y una caída en la demanda de pesos argentinos, en una incierta antesala a los comicios que definirán quién gobernará al país austral a partir de diciembre de 2019.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    letras monetarias, precios, dólar, riesgo, default, inflación, Fondo Monetario Internacional (FMI), Mauricio Macri, Argentina