En directo
    Reservas de gas en China (archivo)

    ¿Qué país es capaz de satisfacer el creciente apetito de China por el gas?

    © Sputnik / Evgeny Odinokov
    Economía
    URL corto
    4310

    La presidenta de la junta directiva de Beijing Gas Group, Yalan Li, pronostica que la demanda de gas natural en China aumentará en 2019 un 14%, es decir, entre 30.000 y 40.000 millones de metros cúbicos.

    El crecimiento de la demanda de gas en China está relacionado con los planes de su Gobierno de rechazar el uso de carbón y de traspasar al empleo de portadores de energía limpios para poder mejorar la situación ecológica. Las autoridades chinas esperan que la potencia total de centrales eléctricas que utilizan el carbón no supere los 1.100 gigavatios en 2020. Por ahora el ratio de carbón en el balance energético del país asiático constituye un 70%. Sin embargo, la Agencia Internacional de la Energía pronostica que este porcentaje debería disminuir hasta un 50% en los próximos 20 años.

    Según Yalan Li, ahora usar el gas es más beneficioso para los consumidores chinos. A partir del 1 de abril, el Gobierno chino disminuyó el impuesto sobre el valor añadido para apoyar el desarrollo de la economía. Como resultado, se espera que los precios del combustible azul disminuyan en el futuro para los usuarios de las esferas industrial y comercial. Esta es la razón por la que el crecimiento de la demanda de gas en China será estable en un futuro.

    De acuerdo con el pronóstico de S&P Global Platts, las compras de gas por parte de China aumentarán en 150.000 millones de metros cúbicos en 2025. Rusia está dispuesta a satisfacer las crecientes necesidades del gigante asiático. Hoy en día el país euroasiático se acerca al lanzamiento del gasoducto Sila Sibiri (Fuerza de Siberia). El presidente de Gazprom, Alexéi Miller, declaró que los suministros de gas en China a través de este gasoducto comenzarían ya el 1 de diciembre de 2019, es decir, antes de lo previsto.

    También: Rusia suministra gas a China antes de lo previsto: ¿qué significa esto para Europa?

    El director del Centro de Investigaciones de Rusia y Asia Central de la Universidad de Petróleo de China, Pan Changwei, considera que, el primer año, el volumen de suministros alcanzará los 5.000 millones de metros cúbicos y en cinco años aumentará hasta los 30.000 millones. El experto recordó en una entrevista a Sputnik que próximamente las partes empezarán a negociar acerca de la construcción del gasoducto Altái. En general, Gazprom podrá suministrar a China un volumen de 60.000 millones de metros cúbicos de gas en 2030.

    "Se realiza el proyecto Yamal SPG. Nosotros incrementamos las importaciones de gas natural licuado. Adquirimos también gas de tubería en Asia Central. A largo plazo, durante 25 años, daremos mayor preferencia al gas de tubería a causa de que sus suministros serán estables. Sin embargo, posteriormente China tendrá que cambiar la estructura del consumo de recursos energéticos y pasar al uso de portadores de energía limpios. (…) A corto plazo, el crecimiento de la demanda en un 14-15% podrá ser satisfecho con ayuda de importaciones de GNL", aseveró.

    La planta de licuefacción de gas Yamal SPG, con una potencia total de 16,5 millones de toneladas anuales, opera en el yacimiento de Yuzhno Tambeiskoye. Los principales accionistas de Yamal SPG son la empresa rusa Novatek (posee un 50,1% de las acciones), la francesa Total (20%), la china CNPC (20%) y el Fondo de la Ruta de la Seda (9,9%). Actualmente también se realiza la construcción de la cuarta línea tecnológica con potencia de un millón de toneladas de gas. El lanzamiento de esta línea está previsto a finales de 2019.

    También: China quiere comprarle más gas a Rusia

    Además, el gigante asiático participa en el proyecto Arctic SPG-2, que será lanzado entre 2023 y 2025. En el marco de este proyecto se prevé extraer y trasportar 18 millones de toneladas del gas natural licuado de dos yacimientos situados en la península de Guida. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    demanda, gasoducto, suministros, gas, China, Rusia