En directo
    Muchos tipos de pan

    Los mexicanos, entre los que más trabajan para llevar el pan a sus mesas

    CC0 / Pixabay
    Economía
    URL corto
    Nicolás Ayala
    141

    Si hay algo que se puede decir sobre los mexicanos es que les encanta comer. Y no es para menos, su comida es deliciosa. Pero satisfacer esta necesidad le cuesta a un trabajador promedio más horas de trabajo que a gran parte de sus compañeros del resto mundo.

    Para 2019, las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) indican que la canasta básica cuesta 1.328 pesos mensuales por persona, unos 70 dólares. El salario mínimo fijado  por el Gobierno a partir del 1 de enero es de poco más de 102 pesos diarios, unos cinco dólares. Teniendo en cuenta estos datos, en México una persona destina casi el 60% de su jornada laboral para acceder a la canasta básica.

    "Cada vez hay que trabajar más horas para poder obtenerla. Quienes se encargan de llevar el sustento a una familia promedio deben tener uno o dos trabajos para satisfacer esa necesidad mínima", dijo a Sputnik el economista mexicano Adrián Velázquez, quién aseguró que se trata de una tendencia general en América Latina pero que en México se nota más.

    En 2018 una consultora inglesa se tomó el trabajo de medir en 122 países qué porcentaje de los ingresos se destinaban en alimentos. Los resultados posicionan a México en el puesto 62, pues un 19,3% de los sueldos se va en comida. 

    "Los salarios reales en el país comenzaron a reducirse durante la década de los 80, y ese comportamiento continuó durante más de 30 años. Hubo una presión al sueldo mínimo que creó una caída muy abrupta en los salarios reales, que además se han estancado, dificultando el acceso a la canasta básica. Esta conjunción de factores crean un binomio con el cual se hace muy difícil satisfacer esa demanda", agregó Velázquez.

    Parte del problema que vive el país se puede explicar teniendo en cuenta el último informe del Coneval, que indica que en México se producen alimentos en suficiencia, pero que su precio muchas veces se eleva debido al traslado entre localidades. Lo que sugiere que "el principal problema es una cuestión de acceso y no de disponibilidad".

    Más datos: Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM acusa de "insulto" el aumento del salario mínimo en México

    Sin embargo hay otras variables en juego a la hora de entender las dificultades para alcanzar la canasta básica. Hay hogares donde la situación es compleja: si solo hay una persona encargada de sustentar a la familia, aumentan las horas de trabajo, y cuando esa trabajadora es mujer, la situación empeora.

    "Se dan condiciones de género que hacen todo más difícil. A las mujeres se les suele pagar menos que a los hombres por el mismo trabajo. A eso se debería sumar las tareas que la mujer realiza dentro del hogar, que encima es no son remuneradas", señaló Velázquez.

    Además la regulación laboral mexicana además presenta grandes desafíos. En muchas ocasiones "los trabajadores no cuentan con seguridad social o se dan condiciones mínimas de seguridad. El trabajo precario es lo más común para el trabajador mexicano. Hay formas de contratación por las que es fácil despedir al trabajador y no preocuparse por las consecuencias. La necesidad del trabajador lo lleva a obviar algunas cuestiones".

    Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con 2.257 horas de trabajo por año, México el país entre los miembros que más tiempo destina a esa actividad, y supera por mucho al promedio general de 1.744 horas.

    En contexto: Productividad laboral se recupera en México en segundo trimestre de 2018

    "La productividad tiene un límite natural, el agotamiento. En México existe una cultura por la cual se piensa que pasar más horas en el trabajo implica maximizar la producción, y eso no siempre es así", concluyó el economista.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    canasta básica, salario mínimo, pan, trabajo, México