En directo
    Vista de la mina de oro canadiense Goldcorp en el complejo Los Filos en Carrizalillo, Estado de Guerrero, México

    "En México, los intereses de Canadá son los de las empresas mineras"

    © AFP 2019 / Pedro Pardo
    Economía
    URL corto
    220

    ¿Por qué los pueblos indígenas en México han pasado de protestar contra los grandes terratenientes a luchar contra las compañías mineras extranjeras?

    En una entrevista con Sputnik, Pierre Beaucage, profesor de la Universidad de Montreal (Canadá), explicó cómo la industria minera representada por compañías como Blackfire Exploration, Almaden Minerals y Goldcorp se ha convertido en una amenaza para los ecosistemas indígenas.

    Profesor emérito de antropología en la Universidad de Montreal, Pierre Beaucage ha dedicado mucho trabajo a la resistencia indígena en México y ha visitado a menudo las regiones afectadas. El antropólogo recuerda que los grupos se movilizaron para defender su territorio tan pronto como llegaron las nuevas empresas mineras.

    "La lucha de los indígenas se transformó con la llegada de las empresas mineras. De la protesta contra los grandes terratenientes, los usureros y el fraude electoral local han pasado a la lucha por el territorio. Desde la década del 2000 hasta hoy, las comunidades han pasado de la batalla local a una guerra por la identidad indígena", explicó el profesor en una entrevista con Sputnik.

    Las empresas mineras mexicanas y chinas también explotan yacimientos de oro en México, pero las empresas canadienses se apoderaron del 60% de este campo de la industria. El Gobierno canadiense ha puesto en marcha varias estrategias para proteger los intereses de estas empresas. La Embajada de Canadá en Ciudad de México se convirtió en un verdadero 'lobby' minero con la llegada de Stephen Harper —ex primer ministro de Canadá—al poder en 2006, recalcó.

    "Este es el gran cambio hecho por el ex primer ministro Stephen Harper. Antes de su Administración, las empresas tenían que ponerse de acuerdo con los gobiernos locales. Con Harper, las embajadas canadienses en los países de América Latina, México incluido, han comenzado a recibir órdenes directas. A las embajadas se les ha dicho que ahora sirven a los intereses canadienses. En México, los intereses canadienses son los de las compañías mineras", explicó Beaucage en la entrevista.

    Además: Crece la resistencia a la explotación de recursos naturales en México

    El método de extracción de oro utilizado por los operadores mineros es altamente contaminante, lo que también ha atraído la atención de diversos grupos ambientales de todo el mundo, agrega el experto. Este tipo de minería abierta requiere grandes cantidades de agua y contribuye a la deforestación, además de contaminar algunos recursos de agua.

    En palabras del profesor, es "un desastre ecológico basado en la falta de reconocimiento de los derechos de los aborígenes a su tierra".

    "La reputación de Canadá se está deteriorando en México", agrega Beaucage. Aunque los países han decidido firmar un nuevo acuerdo de libre comercio (l'Accord Canada-États-Unis-Mexique, ACEUM), la cuestión de las compañías mineras es capaz de dañar seriamente su relación.

    El caso de Mariano Abarca

    En 2009, el activista ambiental Mariano Abarca fue asesinado cerca de la frontera con Guatemala. Este activista era conocido por su oposición a las empresas mineras. Algún tiempo después de su asesinato, un grupo de mexicanos viajó a Canadá para presentar una queja ante el comisionado canadiense de la Integridad del Sector Público. El abogado de Mariano, Miguel Ángel de los Santos, todavía cree que Canadá tiene una parte de la culpa en este caso.

    "A las autoridades locales en el estado de Chiapas las convence fácilmente una misión diplomática como Canadá, y se lo toman muy en serio. Creemos que el apoyo de Canadá a Blackfire en cooperación con las autoridades locales ha aumentado el riesgo para Mariano Abarca, lo que finalmente llevó a su asesinato", dijo de los Santos en febrero de 2018.

    De acuerdo con Beaucage, el Gobierno canadiense no está involucrado en el asesinato como tal, pero tampoco está totalmente exento de culpa. Es muy probable que haya contribuido a las tensiones entre Blackfire y los manifestantes ejerciendo 'complicidad pasiva'.

    "Las acciones de protesta tuvieron lugar al lado de la Embajada de Canadá en Ciudad de México. La Embajada disolvió todas las protestas y no reaccionó a las quejas como lo había prometido. La gente de Chiapas tuvo que ir a Ottawa para presentar sus propias quejas. Se les dijo que Canadá nombraría un ombudsman para tratar las violaciones de derechos humanos relacionadas con empresas canadienses en el extranjero… Mariano Abarca, a su vez, reveló que la Embajada había saboteado el proceso de protesta", aclaró el interlocutor de Sputnik.

    Etiquetas:
    explotación, economía, conflicto, minería, Canadá, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik