En directo
    Economía
    URL corto
    16603
    Síguenos en

    Si bien el presidente estadounidense Donald Trump reitera que está ganando las guerras comerciales, algunos expertos acumulan cada vez más evidencias de que la economía estadounidense es la verdadera perdedora en el juego político del mandatario contra China.

    Varios economistas advirtieron que los aranceles de Trump serían el experimento comercial más transcendental  de todos los que se han llevado a cabo desde la aprobación de la Ley de Aranceles en 1930 —que muchos vinculaban con la Gran Depresión-, informa la agencia Bloomberg.

    Economistas del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, la Universidad de Princeton y la Universidad de Columbia, Mary Amiti, Stephen Redding y David Weinstein, descubrieron que las tarifas arancelarias impuestas por Trump a las importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares costaron a las empresas y los consumidores locales 3.000 millones de dólares cada mes. Ellos tuvieron que pagar esta suma en forma de impuestos adicionales.

    Posteriormente las empresas estadounidenses dejaron de ingresar 1.400 millones de dólares ya que sufrieron pérdidas irrecuperables de eficiencia. Además, las tarifas arancelarias de Trump causaron el desvío de 165.000 millones de dólares, dado que las empresas se vieron obligadas a hacer gastos considerables para reorganizar sus cadenas de suministros.

    También: Aranceles de EEUU contra China, ¿una inesperada ventaja para el pescado de Rusia?

    Este mismo estudio reveló que casi todos los gastos fueron pagados por los consumidores y empresas estadounidenses. Este hecho contradice las declaraciones de Trump de que China pagaría por los aranceles de EEUU.  

    A su vez, los economistas del Instituto de Finanzas Internacionales calcularon que las tarifas arancelarias impuestas por China en respuesta causaron la pérdida anual de exportaciones estadounidenses por un valor de 40.000 millones de dólares.

    El 2 de marzo el presidente estadounidense Donald Trump rechazó las críticas a sus tarifas arancelarias y presumió diciendo que simplemente seguía la gloriosa historia del uso de impuestos a las importaciones.  

    "Encontré varias leyes viejas de los tiempos cuando nuestro país fue rico, realmente rico, las leyes antiguas sobre tarifas. Tuvimos que desempolvarlas (…)", declaró Trump durante una conferencia política.  

    Más: Dos causas por las que EEUU y China pueden reanudar el 'fuego cruzado'

    Además, destacó que las tarifas arancelarias siempre han sido una gran herramienta de negociación en la historia de EEUU, señalando que es posible que las actuales negociaciones con China terminen con un acuerdo en las próximas semanas.

    Etiquetas:
    aranceles, Donald Trump, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik