Widgets Magazine
06:35 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Extracción de petróleo en Venezuela

    ¿Qué error fatal repite Occidente en Venezuela?

    © AP Photo / Fernando Llano
    Economía
    URL corto
    5593
    Síguenos en

    Al llegar al poder el expresidente de Venezuela Hugo Chávez nacionalizó el sector petrolero. Hace varios años Venezuela desplazó a Arabia Saudí del primer lugar en la lista de países con mayores reservas de petróleo. Hoy en día los estadounidenses no ocultan su deseo de recuperar el control sobre su industria petrolera.

    La periodista rusa Galia Ibraguímova considera que para alcanzar este objetivo Occidente podría implementar en Venezuela un escenario parecido al de Irán en el siglo pasado.

    Hasta la Revolución islámica de 1979 Irán se encontraba en la esfera de intereses del Reino Unido. El Gobierno del primer ministro terminaba cada vez que iba en contra de la voluntad de Londres, escribe la periodista en su artículo para la versión rusa de Sputnik.

    La autora recuerda que después de la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido utilizaba todo el petróleo de Irán y se negaba a dividir sus ingresos con las autoridades persas. Como consecuencia, los ánimos antioccidentales fueron aumentando y en 1951 el Parlamento de Irán  nombró a Mohamad Mosadeq primer ministro de Irán.

    "Mosadeq se hizo famoso por encabezar en los años de la posguerra una comisión que investigó manipulaciones petroleras cometidas por  parte de los británicos. En particular, reveló crímenes relacionados con la corrupción, chantajes y amenazas", recuerda  la periodista.

    Estos datos causaron revuelo en el Parlamento iraní, razón por la cual, los parlamentarios decidieron nacionalizar el sector energético para poner fin a la presión de los británicos.

    También: La revolución que EEUU no puede perdonar: cómo se vive en Irán 40 años después

    A su vez, Londres decidió emplear la astucia y con ayuda de Washington organizó en Irán un golpe de Estado. La operación, cuyo objetivo era derrocar a Mosadeq, recibió el nombre de Ajax. El cumplimiento de esta operación fue encomendado al agente de la CIA y al nieto del 26 presidente de EEUU, Kermit Roosevelt.

    Celebraciones por el 38 aniversario de la Revolución Islámica en Teherán
    © Foto : Sebastián Salgado
    "El primer objetivo de esta operación era desacreditar al primer ministro iraní ante la sociedad persa. Para alcanzarlo las autoridades estadounidenses y británicas asignaron una suma exorbitante para aquellos tiempos: un millón de dólares", recuerda la autora.

    Kermit Roosevelt, al llegar a Irán en junio de 1953, enseguida pasó a sobornar a los políticos, periodistas, militares e incluso al clero local. Como resultado, en las portadas de los periódicos comenzaron a aparecer acusaciones de Mosadeq sobre sus vínculos con la inteligencia soviética. Sus ministros fueron estigmatizados por la corrupción mientras los mulás les contaban a los feligreses los planes del primer ministro de prohibir el islam y convertir a Irán en un país ateo.

    "Los organizadores que estaban detrás de esta operación no tenían que explicar nada a los militares. El general del Ejército iraní,  Fazlollah Zahedi, acordó encabezar el golpe de Estado. El terreno para futuras turbulencias estaba listo, así venía la etapa más difícil: sobornar a los grupos criminales", enfatiza la periodista.

    Cuando la opinión pública estuvo lo suficientemente instigada por publicaciones falsas, aparecieron saqueadores en las calles.

    "¡Viva Mohamad Mosadeq! ¡Viva la URSS! ¡El comunismo vencerá!, gritaban estas personas, destruyendo todo a su paso. Los residentes de Teherán se pusieron furiosos (…) y salieron en protestas antigubernamentales", recuerda Ibraguímova.

    La situación empeoró con el crecimiento de la inflación. Los iraníes lo vincularon con la imposición del embargo a las importaciones de petróleo iraní.

    "Una vez desclasificados los archivos de la CIA quedó claro que el crecimiento de precios en Irán en vísperas del golpe de Estado lo provocó Occidente. El Reino Unido y EEUU lanzaron deliberadamente cierta cantidad de billetes iraníes al mercado interior", recalca la autora del artículo.

    Más: Las cenizas de la revolución: las llamas que alumbraron la República Islámica de Irán (fotos) 

    El conjunto de todos estos tejemanejes condujo a que el 19 de agosto Mosadeq se entregara a los militares. Después de lo cual, los británicos volvieron a obtener acceso al petróleo iraní del que gozaron hasta el inicio de la Revolución islámica de 1979.

    "Occidente entendió que la rebelión bajo lemas islámicos fue un tipo de venganza del pueblo por el derrocamiento de Mosadeq. Sin embargo, al idear la operación Ajax, los estadounidenses no podían imaginar que precisamente esta operación pondría fin al poder laico en Irán", asegura Ibraguímova.

    Aunque la periodista destaca que Venezuela no es Irán y la Revolución islámica no la amenaza, las consecuencias del posible cambio de poder en la República Bolivariana podrían ser "impredecibles".

    Etiquetas:
    petróleo, Irán, Venezuela, Reino Unido, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik