Widgets Magazine
20:25 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    Un reloj

    El punto de no retorno: la deuda de EEUU se sale de control

    © Foto: Pîxabay
    Economía
    URL corto
    14871
    Síguenos en

    La deuda pública de EEUU superó 22 billones de dólares al marcar el nuevo récord en toda su historia. Varios economistas advierten que la deuda estadounidense crecerá aún más porque nadie controla los gastos del Gobierno estadounidense.

    La deuda pública empezó a crecer ya durante el Gobierno de Barack Obama. Durante 8 años de su presidencia la deuda del país norteamericano aumentó de 10,6 billones de dólares hasta 19,9 billones.

    La periodista rusa Natalia Dembínskaya considera que en la mayor parte este incremento se produjo porque el Congreso y Administración de Barack Obama aprobaron un paquete de medidas para estimular la economía debilitada después de la crisis de 2008.

    Trump y su promesa

    Durante la campaña electoral Trump insistió en una entrevista con el periódico The Washington Post que sería capaz de deshacerse "durante dos mandatos" de la enorme deuda que en aquel entonces llegaba a más de 19 billones de dólares.

    Además: Amor por el riesgo: 10 años después de la crisis financiera de 2008 ¿qué hemos aprendido? 

    "Ahora podemos observar un proceso completamente contrario: durante el Gobierno de Trump la deuda ha crecido a una velocidad récord que no ha sido registrada en los últimos seis años", enfatiza la periodista en su artículo para la versión rusa de Sputnik.  

    Según la agencia Bloomberg, desde que el magnate ocupa el cargo de presidente, la deuda estadounidense creció en 1,9 billones de dólares.  Para el fin de su mandato se espera que crezca en 4,4 billones de dólares.

    El factor que empuja la deuda al alza

    "Los economistas afirman que la deuda seguirá creciendo ya que la situación con el presupuesto de EEUU está empeorando", enfatiza la autora.

    Durante el año financiero de 2018 el déficit presupuestario de EEUU creció un 17% hasta  alcanzar 779.000 millones de dólares, este máximo no había sido registrado desde 2012.

    La Oficina de Presupuesto del Congreso espera que este año el déficit presupuestario aumente un 15,1%  hasta situarse en 897.000 millones de dólares. Se prevé que en 2022 el déficit supere un billón de dólares y nunca baje por debajo de este nivel a partir de 2029.

    "Para disminuir su déficit presupuestario Washington tendrá que endeudarse cada vez más. Como consecuencia,  la carga de deuda amenaza con volverse incontrolable",  escribe Dembínskaya.

    También: La deuda pública de EEUU y sus riesgos para el sistema financiero mundial

    En verano de 2018, el congresista estadounidense Andy Biggs advirtió que EEUU podría entrar en bancarrota en 8 o 10 años.

    "Pienso que estamos dirigiéndonos al borde [de un precipicio]. Imagínese que es una cascada, nosotros estamos en un barco y está a punto de llegar el momento en que será imposible salir si no hacemos algo inmediatamente", declaró Biggs.

    Otros problemas graves

    Según la agencia Bloomberg, el principal fondo fiduciario que está detrás del programa Medicare —que incluye asistencia médica para ancianos y gente discapacitada— se agotará en 2016.

    "Como resultado el Gobierno tendrá que pagar beneficios sociales directamente del presupuesto. Este desenlace destruirá todo el sistema financiero de EEUU o hará desplomar  su sistema de seguridad social.  Ambos escenarios amenazan al país con una catástrofe a gran escala", opina Dembínskaya.

    También: Los cinco países del mundo más enganchados al agujero de la deuda

    El periódico USA Today  destaca que el actual crecimiento de deuda fue causado en su mayor parte por la aprobación de la reforma fiscal de Trump y al aumento de gastos para realizar los programas militares. Como consecuencia, la nación aumentó la deuda en más de un billón de dólares en los últimos 11 meses.

    La reforma fiscal firmada en diciembre de 2017 preveía disminuir la tasa impositiva corporativa del 35% hasta el 21%.

    "Si bien en la Casa Blanca aseguran que la disminución de impuestos acelerará el crecimiento económico, los pronósticos de los economistas no lo confirman. Al contrario, los analistas creen que la reducción de impuestos socavará el crecimiento económico y conducirá al aumento de la deuda", afirma la periodista.

    Según Dembínskaya, la carga de deuda incrementada recaerá sobre las próximas generaciones de EEUU.

    El presidente estadounidense afirma que la mejora de la situación con acuerdos comerciales ayudará a reducir el déficit comercial de EEUU y acelerará su crecimiento económico.

    Más: Déficit comercial de EEUU aumenta casi 1.000 millones de dólares, el mayor en una década

    "Este desenlace es irreal porque (…) cada aceleración de crecimiento contribuirá al aumento de inflación, obligará a la Reserva Federal a subir las tasas de interés y frenará el crecimiento en otros sectores de la economía", comunicó a Sputnik, Joseph Gagnon del Instituto Peterson para la Economía Internacional.

    Un estudio del Banco Mundial reveló que el techo de deuda para todos los países es del 77,1% del PIB. Si la deuda de un país supera este nivel, cada punto porcentual costará a su economía 0.0174 puntos porcentuales del económico crecimiento anual.

    A su vez Dembínskaya destaca que una gran deuda pública complicará el acceso del Gobierno Federal de EEUU a nuevos créditos y contribuirá al aumento de gastos en caso de una nueva recesión.

    "Otros países y mercados de todo el mundo ya dudan acerca de la solvencia del Gobierno de EEUU", concluye la autora del artículo.

    Etiquetas:
    deuda, economía, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik